main

corséliteraturapersonalqué poca vergüenza

mayo 15, 2012 — by Gabriella3

Ya empiezo a ubicarme, por fin:

http://gabriella.elparnaso.com

Hay muchas más cosas en proceso, cosas en las que llevo tiempo trabajando y que irán apareciendo en esa web, espero, poco a poco. Ahí queda mi vida pública presente. Por lo menos desde ahí puedo enlazarlas todas y sé dónde encontrarme.

Tenía que hablaros de tantos temas… pero al final, como siempre, es la una de la mañana, mañana tengo que madrugar y de alguna manera que todavía no entiendo tengo que dejar unas mil tareas terminadas en menos de dos días porque a partir del jueves por la tarde me declaro “de viaje”, aunque tampoco me voy muy lejos, tan sólo a un hotel cercano el jueves, y a La Línea de la Concepción durante el fin de semana para ver a mi querida Cocó. Y luego a otro hotel cercano, y el miércoles a otro distinto, y es largo de explicar pero tranquilos, no es prostitución, sólo una relación a distancia un tanto confusa.


El viernes 25 estaré en Málaga, en la mesa redonda de inauguración de las III Jornadas Mejor con un libro, junto a gente tan interesante como José Carlos Somoza, Antonio García Pereyra y Pedro de Paz, hablando sobre medidas de fomento de la literatura. En las jornadas, que duran hasta el domingo, habrá un poco de todo, con señores que saben mucho de lo suyo como Juan Ramón Biedma, Jerónimo Tristante, Javier Márquez o Félix G. Modroño. La cosa promete y os animo a que le echéis un vistazo al programa.


Y el fin de semana del 1 al 3 estaré en la Feria del Libro de Madrid haciendo, para variar, de acompañante/groupie. Generalmente asumen que trabajo para la editorial, o que soy agente literaria. Nunca se les ocurre aquello de “novia”. Es una pena, creo que es un síntoma de que las amantes de escritores no los acompañan a las ferias, lo cual es una gran lástima porque sentarse a firmar libros es una experiencia que a veces se acerca al absurdo, y personalmente considero que todo el mundo en esos momentos de surrealismo necesita de alguien a su lado para reírse de la cola gigante que se ha formado en el stand de al lado para que un tipo que ayer nadie conocía y que mañana nadie conocerá firme el último libro de vampiros/dietas/cotilleo/política/autoayuda de éxito, mientras tú estás solo y aburrido y te estás lanzando sobre el último bocadillo que queda porque no has comido nada desde las siete de la mañana, la ciudad es un caos y los del hotel te miran raro porque han decidido pasarse, como ocurre siempre, a limpiar a una hora extraña, igorando el cartel de No molestar, y te han pillado follando en alguna postura muy poco favorecedora. Esta es una hipótesis, claro, un ejemplo que a mí no me atañe. En mi caso siempre se me olvida poner el puto cartel.


—————————————————
Leyendo: Matadero 5 de Kurt Vonnegut
Escuchando: The Days, de Patrick Wolf.


Y pongo foto con el corsé underbust porque ya iba tocando.


3 comments

  • Anonymous

    mayo 16, 2012 at 3:43 pm

    Si te sirve de consuelo, existe también la variedad de empleadas de hotel (las mujeres argelinas que trabajan en los “auberges” de París tienen un don especial para pillarte en el peor momento posible) que optan por hacer caso omiso del cartelito de “Ne pas déranger” y ni pestañean aunque te pillen con los muslos de tu chica alrededor de la cintura.

    ¡Mucho ánimo con la dieta y el ejercicio! Tienes un aspecto estupendo… ; )

    Vil Traidor

    ¿Qué está sonando? “The Wizard” (Black Sabbath)

    Reply

  • Charlotte

    mayo 16, 2012 at 4:35 pm

    Sospecho que es una costumbre porculera de muchas camareras de hotel. Media familia por parte de madre mía ha sido camarera de hotel, tendré que preguntarles.

    Gracias, anima mucho ver resultados 😉

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.