¿Quieres salvar o eliminar a los que te rodean?
¿Borrarlos con un cuchillazo, redimirlos con una sonrisa?
¿O tal vez escucharles hasta que los oídos te sangren con las palabras que nunca se escaparon?
Deletrear sílabas invisibles, enterradas en el fondo de la garganta.
Sólo por querer salvar sigues el camino trazado
deteniéndote en pequeños matojos de la carretera
persiguiendo la línea dibujada
y preguntándote qué tienes que hacer para encontrar el desvío.

Fotografía de Víctor Miguel Gallardo.