La frase «el cliente siempre tiene la razón» no significa que la persona que te está atendiendo al teléfono sea idiota de campeonato.