Subí primero el poema de Ekaitz (La Búsqueda) porque fue el primero en acusar recibo, pero el primero de la lista realmente era éste, Aleation. 
Aleation
En ese pequeño nanomomento no hay nada más que nos defina que
la risa
pasados los trascendentales, pasados de lejos los túneles de luz al fondo
en el momento en que nos alabamos y exageramos nuestro afecto sin haber (o tal vez habiendo) alcohol ni música por medio
desde ese paralelo viajando a la inversa rápido muy rápido
yo no soy yo tú no eres tú (somos los nosotros del futuro)
nos deshacemos, a la velocidad del espacio (despacio), de los agravios, de los gestos equivocados
de las largas conversaciones que nunca llevan a ninguna parte
de los textos subtextos, del aburrimiento y de meternos uno al otro en estrechos compartimentos con grandes etiquetas, de la cerveza caliente
regresamos a este mismo universo presente en el que se abre el abismo de la ignorancia, en el que se paralizan los relojes y se sincronizan
para lo que es este cúmulo de posibilidades
frente a alguien que no conoces
frente a alguien de quien sólo puedes decir
riéndote
es jodidamente hermoso.
 El escaneo se comió otra vez parte del marco, pero bueno, os hacéis una idea. Cuando alguien te pide un poema personal y no tienes un bagaje de tiempo compartido y opiniones asentadas sobre su persona, tienes que quedarte con la primera impresión, aunque ésta sea superficial y un tanto frívola. La belleza es, después de todo, una cualidad más, aunque menos meritoria que otras.

Para más información sobre el Proyecto Poema, pincha aquí.