Terminado el poema de Elena, listo para enviarse mañana. Os aburriria con todos los detalles y lo que significa y deja de significar, pero estoy demasiado cansada. Me voy a la cama a caer como muerta.

Sigo con la dichosa fantosmia, supongo que debería volver otra vez al médico, a ver si en vez de limitarse a tomar nota y poner cara de «¿lo cualo?» decide hacerme alguna prueba.