main

arteartesaníamiss cristal

Y hablando de dar… GIVEAWAY de Miss Cristal en Not Here to Please You

noviembre 12, 2012 — by Gabriella0

Tal como lo leéis, estoy organizando un giveaway (regalo por sorteo) a través del blog de la genial Libertad. Not Here to Please You es un rincón encantador de moda alternativa, música y un pequeño toque filosófico y político muy personal. Es uno de los blogs que más visito, más que nada porque soy una esteta incorregible y me gusta alegrarme la vista con todas las fotos que sube de ella misma con ropa monísima y un estilo casi comestible de lo delicioso que es. Si no lo conocéis, os lo recomiendo, y ya que vais por ahí acordaos de participar en el sorteo. Mirad lo que os podéis llevar…

Por lo demás, si queréis echarle un vistazo a la tienda de Miss Cristal para ir pensando en los regalos de Navidad, aquí tenéis el enlace a la tienda de Etsy, y aquí a la página de Facebook (os recomiendo que le deis a me gusta porque salen por ahí muchas novedades y ofertas que igual en Etsy no aparecen). También os recomiendo el boletín (para apuntaros solo tenéis que mandar ALTA BOLETÍN en el asunto a gabriellavc@yahoo.es) ya que siempre incluye alguna oferta o descuento exclusivo para suscritos. Por otro lado, teniendo en cuenta las nuevas políticas de Facebook, mis actualizaciones en la página de Miss Cristal en Facebook igual ni las ve ya mucha gente, por lo que el boletín es muy útil: recibes todo en un solo email una vez al mes. Como sé que todos andamos bastante justos, durante las próximas semanas intentaré ir subiendo más productos del estilo de mis últimos pendientes y pulseras, que son productos con un precio muy asequible.

Creo que en los momentos en los que estamos es muy importante que intentemos colaborar todos con los pequeños negocios locales. Intentad, si podéis, comprar vuestros regalos a artesanos y a personas que hacen productos hechos a mano (obviamente esto es en mi beneficio, pero no me refiero a Miss Cristal, sino a todo tipo de gente maravillosa con muchísimo talento, en Tentaciones artesanas me dedico a recopilar a todos los que me llaman la atención), o por lo menos a las tiendas de vuestro barrio. Muchos de los que se han quedado en paro están intentando tirar adelante con pequeños proyectos de artesanía, y del mismo modo hay montones de comercios de barrio que están pasándolo realmente mal para mantenerse en pie. Sin embargo, también hay comercios enormes que están dedicándose a dejar a sus empleados en la calle mientras hacen un outsourcing de lo más divertido a otros países en busca de empleados más baratos (hablo de empresas que no están en quiebra, ni mucho menos). ¿Qué os parece si intentemos (y me incluyo, por supuesto) ser un poco conscientes de dónde compramos en general, y a la hora de hacer los regalos de Navidad o de Reyes en particular?

 

artediseñomoda

Jantine van Peski y sus esculturas de macramé

septiembre 10, 2012 — by Gabriella0

Uno de los designios de la moda, y en mi opinión uno de los aspectos que más la relacionan con el Arte, así, con mayúscula, es la posibilidad de crear formas y texturas que no tienen por qué ser prácticas ni ponibles. Esta es la función de las grandes pasarelas de moda: ofrecer fantasías, estilos e imaginarios desde donde el ciudadano de a pie puede construir su propia visión de lo estético. Esto ocurre con diseñadores como Van Peski, que se atreven a crear estructuras complejas a partir de miles de nudos realizados en merino y en seda. El resultado no es precisamente una prenda versátil para ir al supermercado, pero la técnica detrás de estas jaulas de tejido es apabullante:

arteescribirescritoresescrituraescritura librefreewritingherramientas para escritoresliteratura

Herramientas para escritores (4). Diez trucos para mejorar tu creatividad y habilidades como autor

agosto 21, 2012 — by Gabriella0

El mundo está lleno de talleres, clases y páginas de internet que te dicen qué debes hacer para motivarte, fomentar la creatividad (sobre todo cuando estás atascado) y mejorar tu forma de escribir. Yo diría que hay 10 puntos que se repiten, una y otra vez. ¿Estás estancado, sin saber cómo continuar? ¿O quieres acompañar tu disciplina diaria de una serie de prácticas provechosas para tu desarrollo como escritor? Pues creo que esto ayuda:

  1. Ya hemos hablado del freewriting o escritura libre. Muchos escritores aseguran que, practicado una vez al día, es genial para mejorar la disciplina y darle un buen empujón a las musas.
  2. Una tormenta de ideas hiperconcentrada: Con el cronómetro puesto, date cinco minutos para escribir las ideas más absurdas y exageradas que se te ocurran: argumentos, tramas, personajes, ciudades, lo que quieras. Hacerlo en tan poco tiempo te produce cierto estrés que te obliga a no pensar tanto en lo que escribes, con lo que los resultados pueden ser sorprendentes.
  3. Sal a la calle y escucha a la gente. Captura extractos de conversaciones. Utilízalos para otorgarle realismo a tus diálogos. Esto funciona también con retratos y descripciones: párate en un lugar cualquiera y descríbelo con todo el detalle del que seas capaz. También es útil grabar conversaciones de teléfono (con el permiso de los interlocutores, preferiblemente).
  4. Palabras aleatorias. Esta es una de mis favoritas. Búscate algún programa que te proporcione palabras nuevas cada día y procura encajarlas en lo que estés escribiendo. A mí gusta tirar de la página web The Free Dictionary, que tiene un apartado de vocablos aleatorios.
  5. Lee. Tal vez el mejor ejercicio que existe para alguien que quiera escribir. Hay periodos de confusión en el que no sabes muy bien en qué está quedando tu estilo (o si tienes estilo siquiera), de desorientación y agotamiento. Lo mejor que puedes hacer es dedicar unos días a leer, preferiblemente algo que no hayas leído ya y que tenga una calidad demostrable. O siempre puedes leer algo realmente deleznable, ya que siempre te queda la tranquilidad de que tú puedes hacerlo mejor (a mí esto SIEMPRE me funciona). Un poco como esas chicas que solo salen con amigas más feas que ella para poder asegurarse de que ligan.
  6. Teclea párrafos de grandes autores. No se sabe muy bien por qué, pero este es un ejercicio que se lleva a cabo en algunos talleres de escritura y parece ser eficiente. Supongo que la idea es que al copiar párrafos de personas con un gran talento y conocimiento narrativo, uno absorbe de manera subconsciente patrones y formas eficaces de construcción literaria. Un poco como el ejercicio anterior de lectura, pero más intenso.
  7. Escucha música. Otro que, en mi experiencia, nunca falla. Es poner algo de música y de repente esa prosa aburrida y estancada cobra nueva vida, esos versos repetitivos y horteros se transforman en criaturas versátiles y fecundas. Experimenta con distintos tipos de música hasta dar con la que mejores resultados ofrezca. Para diferentes tipos de texto puede variar la clase de música (en mi caso, tengo varias listas en Spotify pensadas para varias actividades y tipos de escritura; la poesía necesita rock duro y algo de pop alternativo, los blogs y artículos se escriben en silencio, o a veces con algo de música clásica; la prosa últimamente necesita a Amanda Palmer, no sé muy bien por qué).
  8. Elimina todas las distracciones. Busca un lugar tranquilo y ordenado para trabajar, y hasta puedes desconectarte de internet un rato para evitar las tentaciones de las redes sociales. Algunos escritores gustan de encontrar un lugar que asocien solo con el acto de escribir, como una cafetería, una biblioteca o una habitación en concreto.
  9. Escribe acerca de cosas que están fuera de tu ámbito de conocimiento, o argumentos que nunca se te habrían ocurrido. Esto funciona de manera similar a lo de la palabra aleatoria, pero con ideas para tramas o escenas. Hay webs que hasta ofrecen argumentos a desarrollar, como ésta (sí, está en inglés, si alguien sabe de algo parecido en español por favor que avise y lo ponemos por aquí). También funciona pedirle una idea de este tipo a alguien con quien no tengas absolutamente nada en común. Obligarte a escribir sobre un tema predeterminado que nunca hayas tratado te obliga a abrir tus horizontes y a desarrollar nuevas habilidades. Otra opción es abrir una página aleatoria de Wikipedia y escribir algo de ficción relacionado con esta página en concreto (los resultados pueden ser sorprendentes).
  10. Cambia. Plantéate retos. Si sueles escribir en tercera persona, prueba con la primera, o incluso con la segunda. Si lo tuyo es la prosa, aventúrate con la poesía. Si sueles escribir fantasía, prueba con el naturalismo. No se trata de obtener textos perfectos que puedas usar luego, sino de expandir tu visión y narrativa: tu texto se enriquecerá con lo que hayas aprendido de otros géneros y formas.
¿Quieres leer más artículos sobre diferentes herramientas y métodos para escritores? Pincha aquí.
——————-
Imagen de takomabibelot por Creative Commons.

80 ideas para un logartecuriosidadesdiseñopersonal

17. ¿Qué canción se te ha metido en la cabeza últimamente y qué estabas haciendo en el momento en que pensabas en ella?

julio 5, 2012 — by Gabriella2

Haciendo un repaso reciente de las entradas que llevaba basadas en las 80 ideas de Tom Slatin para un log, me di cuenta de que me había saltado dos, la 17 y la 18, así que procedo a realizarlas para luego retomar la lista por donde la dejé.

Como estoy ahora mismo escuchando música en Spotify, me resulta difícil decir qué canción he estado tarareando últimamente, pero creo recordar que la de Last Weekend de The Tiny me ha estado dando vueltas por el cerebro durante el día de hoy. ¿Que qué estaba haciendo? Pues escribiendo algún artículo o preparando un collar que me encargaron hace ya un tiempo. El mes pasado me entró un proyecto de corrección que me ha tenido bastante ocupada hasta hace muy poco, y llevo un retraso importante en lo que respecta a Miss Cristal. Entre vosotros y yo, prefiero hacer collares a corregir textos, pero está bastante mejor pagado lo segundo.

———————-
En otro orden de cosas…

-Ya estoy de vuelta de Santander, donde fui a pasar un fin de semana largo. Mucha comida, una casa espectacular con gente espectacular y un muy necesitado regreso al contacto con seres humanos que no fueran de mi familia. Necesitaba descansar y tener algún tiempo de ocio, y ante todo escapar del calor infernal del Sur.

-No sé si habéis visto ya la serie fotográfica In the Dollhouse, de Dina Goldstein. Creo que la última es mi favorita (echadle un vistazo también al Making Of y al resto de la web, es curiosísimo ver la transformación de los modelos gracias a la magia del maquillaje), podéis ver la serie completa aquí.

arteartesaníaautosuperacióndiseñohandmademanualidadesmiss cristalmoda

Mamá, de mayor quiero ser artesana (mi experiencia en la venta handmade)

junio 20, 2012 — by Gabriella7

Desde hace un tiempo recibo de vez en cuando mensajes de amigos, amigas o conocidos que me preguntan acerca de mi experiencia vendiendo bisutería hecha a mano en Miss Cristal. Algunas de estas preguntas son muy concretas, y otras son más generales. Me gustaría que este post sirviera para aclarar algunas de las cuestiones más frecuentes acerca del mundo de lo hecho a mano, sobre todo para principiantes, o personas que están considerando vender sus creaciones para obtener ingresos. Está enfocado sobre todo al mundo de la venta online, de la venta física podrán hablaros otros artesanos largo y tendido, pero en ese sentido yo apenas tengo experiencia.

Preguntas y respuestas:

1. Estoy en el paro/estoy endeudado/tengo un problema gordo y necesito conseguir dinero de manera urgente. He pensado que podría hacer collares y pulseras y venderlas. ¿Qué me recomiendas?

Vale, respuesta sencilla: No lo hagas ahora. Cualquier iniciativa relacionada con lo artesanal implica mucho tiempo y esfuerzo, y tardarás bastante en ver los frutos económicos de tu trabajo. Si lo que necesitas es dinero, búscate otra cosa. No digo que no vayas a hacer dinero vendiendo tus creaciones, pero sí que pasará tiempo antes de que empieces ver alguna retribución (si la ves).

Si lo que quieres es dinero inmediato, olvídate de la bisutería. Basándome en la competencia actual, tendrías que producir o bien grandes cantidades de bisutería barata, con algo único que lo diferencie de los chinos y otros productores de bisutería barata; o pocas piezas de fabricación exquisita, realizada con materiales nobles. En el primero de los casos, hasta que no empieces a ser conocido no conseguirás vender suficientes piezas (y aunque las vendas, pasarás 10 horas al día fabricando piezas sólo para obtener un salario mínimo, y eso sin contar el tiempo invertido en promocionarte, sacar fotos, tratar con clientes, ir a Correos, etc.). Escoge mejor un nicho de mercado que no esté tan explotado: la ropa hecha a mano de alta calidad, accesorios tipo bolsos y similares, papelería personalizada, o incluso venta de suministros para otros artesanos (estos últimos son los grandes vendedores en Etsy, por ejemplo). Antes de dejarte llevar por la idea de ganarte la vida haciendo lo que te gusta, HAZ NÚMEROS. Y números de los de verdad, tomando en consideración el coste de materiales, tu tiempo, tu situación fiscal, etc.

Y antes de que preguntéis que por qué vendo yo bisutería entonces, respondo que porque me encanta hacerla y me empeño en seguir peleando, aunque todo esté en mi contra. Eso sí, de haber sabido todo lo que sé ahora, me habría dedicado a otro tipo de producto. La bisutería es relativamente fácil de hacer, y pocos clientes diferencian entre el trabajo de alguien que acaba de empezar y las piezas realizadas por alguien que lleva años creando, así que la competencia es atroz. Me temo que lo mismo ocurre con el arte pictórico y la fotografía artística; a no ser que vaya dirigido a un mercado muy específico, hay tantos artistas excelentes ahí fuera que no serás más que una gota en el océano.

2. ¿Dónde es el mejor sitio para vender mis cosas?

Personalmente evito las tiendas fisicas, ya que no me puedo permitir ofrecerles los descuentos que necesitan para hacer negocio con mis piezas. Para la venta en Internet, mal que me pese, nadie puede competir con Etsy. Hay opciones fantásticas, como Artesanio aquí en España o DaWanda a nivel europeo, curradísimas y muy profesionales, pero a nivel de tráfico (y tráfico es lo que necesitas si quieres ventas), Etsy es la reina. Y digo mal que me pese porque tiene muchas cosas que no me gustan, pero de cualquier modo sus comisiones son muy razonables y su diseño es más o menos funcional e intuitivo (eso sí, está en inglés y tendrás que tratar con tus clientes en inglés, pero por otro lado te abre al mercado estadounidense que es mucho más lucrativo). Puedes crear también tu propia página web, una página de Facebook, un blog y mil cosas más, pero lo básico es tener un escaparate atractivo y fácil de usar para el comprador, un sitio de referencia para realizar compras. Deja claro precios y formas de pago; Internet está llena de webs preciosas que no venden porque se limitan a mostrar fotos monísimas sin ninguna información del precio de los productos ni de cómo comprarlos.

Otra opción interesante es vender en mercadillos especializados. A veces puede ser difícil conseguir un puesto pero es cuestión de perseverar y probar con distintos mercadillos. Olvídate de los mercadillos normales, ahí la gente quiere gangas; necesitas mercadillos de artesanía dirigidos a clientes que saben qué están comprando.

3. Vale, he montado mi tienda pero no me compra nadie, ¿por qué?

Bueno, por mucho tráfico que tenga Etsy, por ejemplo, pocos te van a encontrar por casualidad. Necesitas dirigir tu tráfico a tu tienda. Aquí las redes sociales son tus grandes aliadas: Facebook, Twitter, Google +, Pinterest, etc. Eso sí, si eres de esas personas que usan exclusivamente sus cuentas de redes sociales para vender, se cansarán de ti y te eliminarán. Hay que saber conjugar ambas cosas: lo personal y lo mercantil. Puedes probar también a anunciarte en webs especializadas (sobre todo blogs), además de organizar promociones, sorteos, concursos en todos tus puntos de promoción.

Creo que empiezas a entender a lo que me refería con invertir mucho tiempo en esto de vender, ¿verdad?

4. ¿Cuál es tu secreto? Porque tú vendes, ¿no?

En mi caso, encuentro que mis ventas suelen ser proporcionales al esfuerzo invertido. Además de Miss Cristal tengo otros proyectos y algún que otro trabajo como correctora, redactora o traductora, que es lo que me compensa, tras cerrar mi editorial el año pasado. Eso sí, en total no obtengo, ni mucho menos, nada que podría considerarse un salario. No podría pagar un alquiler, comida, facturas, etc. No digo que no lo pueda hacer en un futuro, pero por ahora no es posible.

Llevo con este proyecto de forma más o menos activa desde el 2009. Por lo general, los meses que tengo más tiempo puedo hacer más piezas y promocionarme más, por lo que obtengo más ventas; los meses que tengo poco tiempo no vendo nada. Un mes en el que dedico una media de 5 horas diarias al proyecto apenas me aporta 200 € netos, un poco más con mucha suerte si es un mes fuerte como noviembre (pre-Navidad), mientras que un mes flojo en el que no tengo tiempo de hacer casi nada puede darme entre 0 € y 50 €. Eso es ahora, durante el primer año fue la mitad o menos. Además, si dejo de promocionar, aunque sea durante una sola semana, las ventas y visitas bajan de modo dramático. Esto pretende ser una llamada de atención a todos los que creen que esto de la artesanía es un chollo que nos va a sacar de pobres. Yo soy una adicta, lo reconozco. Pocas cosas hay que me produzcan tanto placer como fabricar y vender mis propias joyas. El subidón de crear algo, y luego venderlo, es alucinante. No dudo de que con tiempo y paciencia pueda hacer que esas cifras sean más altas (de hecho a lo largo de este año he notado un ascenso significativo), pero es un pequeño ejemplo para que veáis lo que puede tardar esto en arrancar.

Entiendo que no todos los casos son como el mío. Hay gente por ahí que hace bastante dinero con la bisutería artesana, pero os aseguro que son poquitos. Sólo tenéis que ver las estadísticas de Etsy, por ejemplo. Los grandes vendedores son los que ofrecen suministros (para la inmensa cantidad de creadores de bisutería) o cosas muy específicas (la ropa para mascotas, por ejemplo, se vende muy bien. Sí, ropa para mascotas, habéis leído bien).

Algunos consejos:

El cliente siempre tiene la razón. Así que trágate tu orgullo y dásela. Eso sí, no mandes nada que no se haya pagado, y para los encargos pide un depósito por adelantado (yo reconozco que no hago esto porque mis encargos suelen provenir de personas de confianza, y hasta ahora no he tenido ningún problema, pero es un buen consejo, sobre todo si el encargo requiere una inversión en materiales). Trata a tu cliente como si fuera muy importante: de hecho, lo es.
Personaliza tus creaciones, diferénciate de los demás. Dales una historia, una personalidad única, un nombre especial. Quiérelas, estás vendiendo exclusividad, estás vendiendo algo distinto.
Describe todo con mucha claridad y precisión. Es muy importante dar todos los datos que puedas de tu creación: cuáles son los materiales utilizados, todas las medidas que puedas, si está disponible en otros colores… Más de una vez me he ido sin comprar de una tienda online por no molestarme en preguntarle al dueño o dueña cuáles eran las medidas o los materiales utilizados. Ten en cuenta que hay gente con alergias, así que es importante especificar qué metales y tejidos usas, por ejemplo. También habrá quien aprecie saber que tus tejidos son orgánicos, o que donas una parte de tus beneficios a una ONG, o cosas de este tipo.
Fotos: Una de tus primeras inversiones debe ser una buena cámara. Aprende un poco a utilizarla, juega con ella. Nadie compra en tiendas con fotos borrosas, oscuras o donde no se vea bien el producto. Busca los mejores lugares para realizar las fotos (luz, sobre todo mucha luz natural) y familiarízate con algún programa de edición (para arreglos rápidos yo uso Pixlr, ya que es online, gratis, y muy fácil de usar. Para cosas más complicadas, Photoshop).
Haz muchas cosas, crea stock: A nadie le gusta comprar en una tienda casi vacía. Cuantas más cosas tengas en tu tienda, más tendrán donde elegir tus compradores potenciales. Yo ahora mismo tengo unas 45 piezas en mi tienda online, muy poco para mi gusto, ya que en el último par de meses he vendido bastante y apenas he tenido tiempo de hacer nada nuevo. Debe haber, además, una sensación de renovación, que los clientes vean que haces cosas nuevas, para saber que pueden volver de vez en cuando para curiosear.
Persevera. Esto es un trabajo de diario, donde irás probando miles de cosas que no funcionarán y darás con dos o tres que sí lo harán. Vas a meter la pata y pasarás rachas largas desesperantes en las que creerás que todo esto no tiene ningún sentido. Por muy bonito que sea lo que hagas hoy, dentro de dos años lo verás y te parecerá torpe, poco profesional. Pero es precisamente en esa evolución y mejora donde encontrarás una gran satisfacción.
Sube tus precios. Si estás empezando, empieza con precios bajos, y súbelos poco a poco conforme pasa el tiempo y tus habilidades y productos mejoren. No caigas en la trampa de menospreciar tu tiempo de trabajo. Calcula bien el precio de tus creaciones, al principio tendemos a infravalorarlas y acabamos perdiendo dinero, ya que además surgen gastos con los que no contábamos. Para el tema de los precios y el valor de lo artesanal puedes leer mi post El verdadero valor de las cosas, si te apetece.
Aprende de los que llevan mucho tiempo en esto de lo artesano: Tanto Artesanio como Etsy cuentan con foros, blogs y grupos (teams) de gente que ofrece una información valiosísima para esto de la venta de lo hecho a mano. Lee, lee y aprende (de nuevo saco a colación aquello de que todo esto implica un tiempo y un esfuerzo que va mucho más allá de lo que emplees en crear una pieza artesana, por lo menos si quieres tener el más mínimo éxito).

En resumen, ¿merece la pena?

Desde el punto de venta económico y profesional, yo diría que no. Hay un porcentaje mínimo de artesanos que consiguen ganarse la vida con esto de lo hecho a mano, sobre todo en España, donde la cultura handmade no está tan extendida. Id a cualquiera de las tiendas online que he mencionado y veréis que la mayoría de los vendedores tienen muy pocas ventas. Yo tengo, a día de hoy, 108 ventas en Etsy (además de bastantes más realizadas por encargo o directamente a través de Facebook), lo cual es un índice muy superior a la media. Y ya habéis visto, por las cifras que os he dado, que no me estoy haciendo de oro precisamente (teniendo una media de precios muy superior al vendedor medio de este tipo de comercio). Los grandes éxitos suelen acabar creando sus propias páginas web para vender sin comisiones a intermediarios, o bien obtienen sus ventas más provechosas en mercadillos y venta directa.

A nivel personal, desde luego que sí. Como ya he dicho, sufro de una adicción enfermiza a la emoción de crear. Ahora queda en vuestras manos decidir cuáles son vuestras prioridades. Me encantaría saber cuál es la experiencia real de otros artesanos, así que sentíos también libres de compartirla con nosotros. Y no dejéis de comentar con sugerencias para añadir más datos e información que me haya podido dejar fuera, y con vuestras opiniones, dudas y consejos. 

———————
Imágenes de: FreeDigitalPhotos.net

arteescrituraferia del librolecturalialiteraturamiss cristalmodaresumen de la semanasábado sabadete

Lo mejor de mi semana

junio 16, 2012 — by Gabriella1

Esta ha sido una semana muuuy larga. Más que nada porque apenas he pisado la calle (aunque al final logré convencer al ilustre creador de ZasBaideFeis para que me acompañara a echar unas tapas al bar de turno. Y ya sé que no debí comer el chili, pero maemía qué rico y picante hacen el chili).

Pero es sábado, y como estáis todos por ahí de juerga mientras yo estoy aquí encerrada trabajando, me voy a dedicar a llenar un post de todas las cosas que me han llamado la atención esta semana. Sin hablar de política (algunas cosas me resultan demasiado deprimentes ahora mismo). Creo que por lo demás mi semana se puede resumir en esta ilustración de la gran Vireta:

Moda:

Como marca, Norma Kamali no me llama mucho la atención, pero tengo que reconocer que su línea de bañadores es… bueno… es chulísima. No es la mejor palabra para describir un conjunto de prendas pero es mi blog y me lo follo como quiero:

También me quedo con algunos de los vestidos-arnés de Max Aria para Herve Leger. Que sí, que salieron ya en febrero, pero yo los he descubierto hace poco:

Y, para finalizar, Anormalmag.cl vuelve a acertar de lleno con un reportaje de creatividad y moda de la mano de Antonio Guzzardo inspirado en la figura de la hechicera o reina malvada, que hace uso de los colores para hacer su magia. Espectacular:

Libros:

Esta semana ha estado marcada, para mí, por el cierre de DVD Ediciones. Estoy escribiendo un artículo de homenaje que aparecerá en Lecturalia muy pronto, pero por ahora esto ha sido lo que hemos tratado desde el lunes:

-Hemos hablado del destino curioso de algunos documentos inéditos de Kafka: http://www.lecturalia.com/blog/2012/06/12/el-destino-kafkiano-de-los-documentos-de-kafka/

-También he realizado una crónica ya más oficiosa de mi estancia en la Feria del Libro de Madrid:
http://www.lecturalia.com/blog/2012/06/13/feria-del-libro-de-madrid-2012-una-pequena-cronica/

-¿Qué tal se te da leer mientras caminas?: http://www.lecturalia.com/blog/2012/06/14/leer-mientras-caminas/

-Alfredo Álamo reflexiona sobre las motivaciones que podemos tener para escribir: http://www.lecturalia.com/blog/2012/06/15/escribir-como-desafio/

En otras webs, es interesantísimo el artículo que publica Yorokobu sobre el trabajo de traducción que hay detrás de Los Simpsons. Enhorabuena a su autor, Juanjo Villalba, y a la traductora María José Aguirre de Cárcer por su excelente trabajohttp://www.yorokobu.es/traduciendo-los-simpson-o-la-inventora-de-del-fresisuis/

En cuanto a mi biblioteca personal, ha caído Her Fearful Symmetry (Una inquietante simetría), de Audrey Niffeneger, una obra que prometía mucho pero que, por desgracia, no cumple con las expectativas que marca la primera mitad del libro. Toda una serie de ideas magníficas que quedan en nada o que se transforman en líneas de acción un tanto ridículas y muy poco creibles; algo que me sorprende después de la cuidadosa distribución de su conocidísima novela La mujer del viajero en el tiempo. El libro en sí salió de una pequeña tienda de compraventa de libros de segunda mano que he descubierto escondida cerca de mi casa, así que apenas me costó 3 ó 4 €.

Y, para terminar, aunque apenas he tenido tiempo para nada de Miss Cristal, dejo por aquí unos pendientes recién salidos del horno. La mano de madera, que me encanta, es un regalo del Demiurgo.

¡Feliz fin de semana para todos!

arteautosuperaciónescritoresescritura librefreewritingherramientas para escritoresliteratura

Herramientas para escritores. La escritura libre o freewriting

junio 14, 2012 — by Gabriella10

Cualquiera que se dedique a escribir de un modo semiprofesional, o si lo hace simplemente para plantearse retos o personales o, por qué no, porque le gusta, sabe que hay reglas ineludibles en esto de la composición de palabras. Y diría que las fundamentales son tres:

  1.  Leer. Leer mucho. Es la mejor forma de aprender.
  2. Conocer a fondo tu herramienta de trabajo. Para el escritor, su herramienta es la lengua, las palabras. Así que es necesario aprender todo lo que podamos de ortografía y gramática.
  3. Escribir mucho. Practicar, practicar, practicar.

En lo que se refiere a la tercera, siempre recuerdo aquel viejo dicho de que para empezar a dominar cualquier disciplina se requieren 10.000 horas de práctica. Esto, para un escritor (al igual que para un músico, un deportista o un ajedrecista), implica una práctica diaria. Los consejos varían, pero generalmente se recomienda dedicarle un mínimo de 90 minutos diarios a escribir, sólo a escribir (es decir, aquí no se incluiría el tiempo dedicado a editar, corregir o documentarse).

No todos los días estamos inspirados. De hecho, la mayor ventaja de la práctica diaria es que nos ayuda a inspirarnos, al obligarnos a usar de manera continua nuestros “músculos” de escritor. Pero hay días que es imposible, que sencillamente no nos sale nada.

Para estos días es muy útil la escritura libre, también conocida como freewriting, un ejercicio que consiste en escribir sin parar, lo más rápido posible, en un tiempo determinado. El material producido suele ser muy útil para reelaborarse después o para romper un bloqueo. Ojo que esto no es escritura automática, tienes que pensar en lo que escribes, pero a la vez deja una ventanita abierta al subconsciente que puede generar ideas y nociones que de forma normal no se te ocurrirían

A continuación os explico el proceso habitual para llevar a cabo esta práctica. Aunque hay muchas variantes  y formas de hacerlo, la más completa que he encontrado es la que se detalla en Wikihow, así que los que os defendáis bien en inglés podéis ir directamente a ese enlace, pero para los demás os dejo aquí una guía similar:

  1. Calentamiento. Ponte una alarma en el despertador, en el móvil o en el ordenador. A mí me gusta TimeMe, porque tiene la opción de avisarte con una ventanita en la pantalla en vez de con un ruido (suelo concentrarme mucho y los ruidos de alarma me pegan buenos sustos). Haz 5 ó 10 minutos de escritura continua sobre ningún tema en particular para ir pillando el ritmo. No corrijas ni edites ni nada, no vuelvas sobre tus pasos, sólo avanza. No pienses en el tiempo transcurrido.
  2. Elige un tema. Ponlo en la cabecera de una página nueva, donde vas a empezar ahora a escribir. Si no se te ocurre ningún tema, no elijas ninguno.
  3. Pon la alarma.
  4. Escribe lo primero que se te venga a la cabeza. Puede estar relacionado con tu tema (o no, si se te ocurre otra cosa). Hazlo lo más rápido que puedas.
  5. Sigue escribiendo hasta que suene tu alarma. No te pares hasta entonces. Si no sabes qué escribir, escribe que no sabes qué escribir. La cosa es que no te detengas. Si faltan palabras o las frases se quedan incompletas, no importa, sigue. Si en algún momento te quedas realmente en blanco, siempre puedes mirar qué objetos hay en tu entorno y escribir algo sobre ellos. Cuando termine el tiempo, repasa lo escrito y subraya las ideas que creas que pueden ser útiles.
  6. Analiza las ideas y frases que has subrayado y decide cómo te ayudarán en tu proceso de escritura, cómo puedes utilizarlas. Agrúpalas por tema, utilidad, etc.
  7. Ya puedes comenzar con tu borrador de escritura “seria”. Si todavía te faltan ideas, repite el ejercicio de escritura libre.
Algunos consejos y sugerencias:
-La cantidad de tiempo varía según los gustos de cada uno. Hay personas que además se marcan un mínimo de palabras para asegurarse cierta velocidad al escribir. Es muy común realizar ejercicios de 1000 palabras en 20 minutos, por ejemplo, pero podéis experimentar un poco hasta encontrar un segmento de tiempo que os resulte cómodo.
-Usa bolígrafo y papel si lo prefieres, o un editor de texto básico (tipo Notepad) para no entretenerte editando el texto, márgenes, etc. Si usas Word o algún editor similar, desactiva la corrección ortográfica y gramatical ya que puede distraerte.
-¡No mires al reloj! En este sentido me gustan programas como TimeMe, ya que puedes dejarlos de fondo y no los tienes a la vista, o la alarma del móvil si dejas el móvil fuera de tu campo visual.
-Guarda tus ejercicios de escritura libre juntos (en la misma carpeta de archivos, o en un mismo cuaderno si escribes en papel) y ponles fecha. Es muy interesante repasarlos luego y ver correlaciones.
-Una de las formas más productivas de escritura libre es la escritura de sueños. Si dejas un cuaderno al lado de la cama y escribes lo que recuerdas de lo que has soñado justo después de despertar, tu propio subconsciente te proveerá de todo tipo de ideas fabulosas. Y para los que decís que no recordáis vuestros sueños: si empezáis a hacer esto empezaréis a recordarlos siempre.
-Aunque hayas elegido un tema, no es necesario que te mantengas dentro de éste. Más que nada es un indicio, una idea para empezar a escribir, no una obligación.
-Si estás MUY bloqueado, sugiero que utilices un tema aleatorio (esto puede hacerse, por ejemplo, eligiendo una página aleatoria de Wikipedia usando la dirección http://es.wikipedia.org/wiki/Especial:Aleatoria) o un conjunto de palabras aleatorias (http://es.thefreedictionary.com/). También puedes recurrir a tus propias sensaciones y sentidos (contar qué oyes, cómo te sientes, qué ves…).
-A algunas personas les relaja e inspira escribir con música. A mí me encanta y me ayuda muchísimo, y según en lo que esté trabajando recurro a un tipo de música u otro (excepto en el caso de textos no literarios, para los que prefiero el más absoluto silencio).
-Practica TODOS los días. Adjudícale un tiempo, aunque sea mínimo, a este ejercicio. Aunque no tengas tiempo de escribir de modo normal, realizando esta actividad estarás avanzando en muchos sentidos.
¿Alguien se anima a probarlo?

———————-

Imagen por cortesía de FreeDigitalPhotos.net

arteescrituraliteratura

Cosas que he aprendido del mundo editorial*

junio 12, 2012 — by Gabriella0

Cosas que he aprendido como escritora y amiga de escritores:

-El editor es un petardo sin la más mínima consideración por las reglas ortotipográficas.
-Es casi imposible vivir de la escritura; como mucho podrás vivir de las actividades complementarias que surjan si eres lo bastante conocido (talleres, conferencias, cursos, columnas de opinión, etc).
-Da igual el género o tema en el que te especialices, no encajará con la línea editorial de nadie.
-El editor sólo quiere recuperar su inversión y hacer beneficios: tú eres una entidad desechable sin valor por ti mismo.
-El editor utilizará tu ego de escritor en tu contra. Manipulará tu texto de manera fría y comercial, venderá tu alma literaria al diablo, y podrá conseguir lo que quiera con la promesa de publicar y vender tu obra.
-El editor utilizará tu trabajo ofreciéndote a cambio una remuneración mínima, y esperará de ti que te ocupes de todo tipo de tareas que, además, económicamente correrán a tu cargo. Si tienes suerte, claro.
-Cualquiera cree que puede escribir. Todo el mundo cree que su obra es la mejor y que merece ser publicada.

Cosas que he aprendido como editora y amiga de editores:

-El escritor es un petardo sin la más mínima consideración por las reglas ortotipográficas.
-Los escritores creen que los libros se maquetan en Word. De hecho, para producir un libro sólo tienes que ir a una imprenta con tu documento Word en un pendrive o cd. Y cuesta como 50 céntimos hacer un libro de 800 páginas.
-El escritor nunca entenderá que determinadas cosas son suicidios económicos; algunos géneros y formatos simplemente no venden.
-Es casi imposible vivir de la edición; como mucho podrás vivir de la autoedición, la coedición, las subvenciones, algún éxito afortunado que consigas de chiripa y que costeará el resto de tu catálogo, o de publicar cosas muy especializadas dirigidas a un público muy concreto.
-El escritor jamás entiende que no vives del aire, por y para él; muestra un comportamiento casi de pareja, repleto de chantaje emocional y manipulación infantil, donde el centro de todo es su Obra, su Tesoro.
-Los escritores tienen egos insoportables. No permitirán que les toques ni una sola coma, ni que les aconsejes sobre cómo pueden mejorar su texto tanto a nivel de calidad como comercial. Lo más importante para ellos es el feedback positivo y sentirse los reyes del mundo; de ahí la importancia de las presentaciones.
-Los escritores creen que te estás haciendo millonario a su costa. Asumen que su 8% (o 10%, o lo que sea), sale del 100% que creen que se llevan los editores.
-Cualquiera cree que puede editar. Todo el mundo cree que es algo muy bonito lleno de ilusión y arcoiris y unicornios, que se hace por amor al arte, sin pretensión comercial ninguna.

Mi conclusión, inevitable, es que el mundo del libro es, en general, cruel y triste, lleno de desconfianza, arrogancia, ignorancia y costumbres obsoletas. Y todo por ese amor obsesivo y sin sentido que sentimos hacia la palabra escrita.

————————-
*DISCLAIMER: Léase, como siempre, con una pizca de humor. Está muy claro que el texto es hiperbólico. Que sí, que hay excepciones y seguro que vuestro caso es una de ellas 😉

Por otro lado, sentíos libres de aportar vuestros propios puntos en los comentarios al post. Seguro que tenéis unas cuantas cosas que añadir a la lista.

arte

Daria Hlazatova

junio 9, 2012 — by Gabriella5

Si todavía no os habéis hecho cuenta en Pinterest… no lo hagáis. Es hipnótico y, como ya expliqué en este artículo, un gran agujero negro de tiempo, de esos que, al estilo Facebook, hacen que las manecillas del reloj se muevan a una velocidad ilógica. A pesar de que procuro restringir el tiempo que paso maravillándome ante este gran invento (algo parecido me pasa con StumbleUpon, en serio, no pinches en ese enlace, no pinches… demasiado tarde, adiós, querido lector), hay descubrimientos de los que no puedo prescindir.

Este en concreto no lo descubrí en Pinterest, sino en Anormalmag, una web de gusto estrambótico y exquisito, pero me he dedicado a compartirlo en la primera, por lo que a alguno ya os sonará. Sea como sea nunca viene mal volver a disfrutar del hermoso arte-mosaico de Daria Hlazatova, de su monotono, de sus trazos repetitivos y sus patrones obsesivos. A mí me tiene encandilada.

Más información sobre Daria en su blog. Dadle también al me gusta de su página de Facebook, y aprovechad que aún no es famosa para comprar alguno de sus originales a un precio ridículo.