1. Internet. Razón: Tras muchas llamadas a Telefónica, parece ser que se trata, simplemente, de que la caja principal donde está la línea está completamente oxidada/podrida/loquesea. Punto a tener en cuenta: Este piso tiene menos de cinco años. Consecuencias: No poder conectarse.

2. Frigorífico. Razón: Tras muchas llamadas a unos electricistas, parece ser que falla la resistencia. Se la han llevado para traer otra y todavía estamos esperando. Es posible que esté conectado con el problema eléctrico generalizado del piso, problema del que en su momento se avisó a todos los vecinos pero sobre el que nuestro casero no hizo nada (y no nos dijo nada, claro). Consecuencias: Comida podrida y bebidas calientes.

3. Routers. Tres en total. Razón: Problemas con la corriente eléctrica. Afortunadamente los ordenadores resisten (por ahora). Consecuencia: Complicación del problema 1).

4. Vitrocerámica. Falla uno de los discos. Razón: Seguramente la corriente eléctrica. Consecuencia: Poca cosa, no se puede usar uno de los discos.

5. Televisión. Súper tele HD inmensa de mi hermano, de repente no se enciende. Razón: Buena pregunta, posiblemente relacionado con el problema eléctrico. Consecuencia: Mi hermano quiere matar a alguien.

6. Microondas. Muerte por incendio. Razón: ¿Problema eléctrico? Consecuencia: Olor a chamuscado por toda la casa.

Y no hablaré del cuarto de baño que está sin montar (se suponía que se lo iban a montar a mi hermano hace más de cinco meses). Y el casero no nos coge el teléfono. ¿Alguien se extraña de que estemos buscando otro piso?