main

escribirpersonal

Happy Pills

noviembre 13, 2007 — by Gabriella2

Me está volviendo, literalmente, loca. Un poemario no debería significar un estado anímico, debería significar arte (o ausencia de éste), debería significar técnica, ritmo, orgullo o sacrificio, estética. Pero no debería significar este profundo odio que me está corroyendo. Happy Pills está escrito desde el odio, y lo peor de todo es que también odio cómo está quedando. Es demasiado íntimo, es demasiado yo y, precisamente por ello, es escandalosamente malo e insignificante. Después de El árbol del dolor, poemario del que disfruté mucho y cuyo resultado no me dejó del todo insatisfecha, no consigo recuperar esa objetividad, ese amor por la música y por la esencia que llevaba acompañando mis versos los últimos dos años. De repente vuelvo a la adolescencia. De repente vuelvo a escribir con las entrañas, con la vergüenza, y el resultado es ofensivo, nefasto, es autocomplaciente, es egotista, es siniestro. No hay adjetivos ni metáforas que sirvan para disimular la falta de talento estético que acompañe sus versos. No hay máscaras, tal vez ese sea el problema.

2 comments

  • Alfredo

    noviembre 13, 2007 at 1:36 pm

    Ya te lo dije, cuando escribes con las tripas es mejor no revisar el resultado. A veces hasta es mejor no volverlo a leer. Lo que pasa es que es difícil hacerlo cuando vives ese mundo con tanta pasión.

    Reply

  • marco antonio raya.

    noviembre 13, 2007 at 3:04 pm

    claro. no siempre se puede cantar. a veces se vomita. al menos hay personas que tienen una elegante forma de hacerlo.
    es lo que tiene el arte de la escritura, esto es, la sublimación inconsciente. lo real no siempre avisa, mi deliciosa electroesteta 🙂

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.