Mi querida madre me trajo de Londres esta semana una tableta de 100% cacao de Hotel Chocolat. Pensé que no podría haber mucha diferencia con el de 99% de Lindt, pero me equivoqué. Aunque el de Lindt está delicioso, lleva algunos aditivos y no es cacao puro como el de Hotel Chocolat, que es como para empezar a ver elefantes rosas haciendo volteretas frente a tus ojos.

Y para abriros el apetito, os recomiendo que visitéis su página web, donde se pueden ver algunas delicias como esta atractiva fondue de tres chocolates, o sus increíbles huevos de pascua:

 

Qué, ¿tenéis hambre?