Como siempre, mil millones de cosas que gritar y ni una palabra que sepa expresarlas.