Con esto os podéis hacer una ligera idea de cómo es el piercing. Digo ligera porque, como ya comenté, tienen que ajustármelo cuando me lo cambien por el de teflón. Ahora mismo no está tan bonito (es lo que tienen los procesos de curacion), pero progresa adecuadamente, como los preescolares. El problema ahora mismo es evitar los porrazos, los enganches, las miradas de horror ajenas…