Ya está, se acabó. Tantos años de compaginar estudios con trabajo, y ¡por fin! tengo aprobado el último examen de la carrera… pensé que no terminaría nunca.

Ays, en estos momentos me siento muy feliz. En cuanto convalide unos cuantos créditos seré licenciada.