Si fuera carne de baja calidad envasada todo sería más fácil, pero no. Algunas muestras de aquello a lo que me enfrento (nos enfrentamos) todos los días:

-Listen to your penis. Primero, ¿cómo hace uno para escuchar a su pene? ¿Le pone un micrófono traductor o algo así? (Tal vez eso es lo que están anunciando). Y en segundo lugar, vuestros estudios de mercado están fallando si os empeñáis a venderle bicicletas a los peces.

-Paris Hilton likes them big. ¿Y qué exactamente le gusta en tamaño whopper a Paris Hilton? ¿Las hamburguesas? ¿Los discos de Smashing Pumpkins? ¿Los programas de televisión? ¿Las morcillas? Desde luego no son: a)Los platos de comida, b)Los discursos sobre abstinencia sexual, c)Las tallas de sujetador.

-You have received a postcard from a Family Member/Friend/Worshipper/School Mate!. Ésta al principio hasta me hizo ilusión. Pero cuando empecé a recibirla por centuplicado, me di cuenta de que no tengo: a) Tantos adoradores (increíble pero cierto), b) Tantos amigos (excepto en las reuniones de friquis), c) Tantos familiares (y eso que mi familia por parte de padre es irlandesa) y d)Tantos compañeros de colegio. Bueno, compañeros de colegio a lo mejor sí, pero de todas formas tampoco les haría mucho caso, que con nada que te descuidas acabas en plan yanqui en una reunión de esas de antiguos alumnos.

-What is OEM Software and why do you care? Efectivamente, ¿a mí qué c**o me importa?

-Beware of fake pills. Que tenga cuidado con píldoras falsas. Porque seguro que las que me vas a vender tú son de verdad verdadera, de esas que te receta el médico y compras en las farmacias. Como los anuncios de Yoigo.

Con todo, creo que los mejores emails son los que supuestamente envía tu banco y te advierten del fraude en internet, diciéndote que no le des tu clave de banca electrónica a NADIE, que ellos nunca te la pedirían… ¡y entonces te la piden! Lo mejor es que el 99% de las veces no tienes nada que ver con el banco que supuestamente te envía el e-mail. Y ahora que lo pienso, los bancos con los que sí estoy NO tienen siquiera mi e-mail. Lo increíble es que hay gente que pica con esto.

En fin, como rezaba aquella camiseta: «Internet is for porn». And for Viagra, and for Cialis…