main

artedeprimentepoesíaspainwant

Tú tampoco me gustas

mayo 2, 2012 — by Gabriella2

De Leaving The Atocha Station de Ben Lerner:

We shook hands and I said I liked your reading and he thanked me but didn’t say anything back, I guess because he didn’t like my poetry and because Tomás couldn’t lie for the sake of politeness when it came to the most sacrosanct of arts. I was surprised how furious I became and how fast, but I didn’t say anything; I just smiled slightly in a way intended to communicate that my own compliment had been mere graciousness and that I in fact believed his writing constituted a new low for his or any language, his or any art.”


“Nos dimos la mano y yo le dije me gustó tu recital y él me dio las gracias pero no me devolvió el cumplido, me imagino que sería porque no le gustaba mi poesía y porque Tomás no podía mentir sólo por ser educado cuando se trataba de la más elevada de las artes. Me sorprendió lo furioso que me puse, y cuán deprisa, pero no dije nada; sólo sonreí levemente como si intentara comunicar que mi cumplido hacia su recital no había sido más que por quedar bien y que de hecho creía que su escritura alcanzaba nuevas cotas de bajeza para su idioma o para cualquier idioma, para su arte o para cualquier arte”.


(La traducción, rápida y sobre la marcha, es mía). Cuánta verdad en tan pocas palabras. Acerca de la realidad de la duda y la ira y la paranoia y la hipocresía del artista. Otro libro para la lista de los deseos de Book Depository.

2 comments

  • Anonymous

    mayo 4, 2012 at 11:02 am

    Acostumbro a mantenerme alejado de los ambientes “modernos” (que tanto abundan en la Villa y Corte de Madrid) pero, en cierta ocasión, hallándonos mi novia y yo en la fiesta de presentación de Loewe Oro (andaban por allí David Delfín,María Forqué y Helena y Lucía Cuesta, las sobrinas de Ana Belén…) se nos acercó un afamado vídeoartista para preguntarnos nuestra opinión acerca de aquel sofisticado montaje. A lo cual, respondí que, con los cortinajes de color carmesí, el profuso barroquismo de la decoración y la musiquilla ambiental, aquello parecía una casa de lenocinio. El fulano retrocedió horrorizado y se perdió entre el gentío que abarrotaba la sala. Desde entonces, no nos han vuelto a invitar a ninguna otra fiesta… pero da igual, con los “artistas” el camino más rápido es ser brutalmente honesto.

    P.s: Acudimos al día de la Libertad de Prensa en México D.F, me picó una araña y sufrí una contractura abdominal durante 72 horas. ¿Estaré muy mayor para presentarme a unas oposiciones a corrector del B.O.E o algo por el estilo?

    Saludos.

    Vil Traidor

    ¿Qué estoy leyendo? “Al desnudo” de Chuck Palahniuk

    Reply

  • Charlotte

    mayo 7, 2012 at 6:23 am

    ¿A corrector del B.O.E? ¿Pero todavía quedan oposiciones en este país para algo?

    Lo de la araña suena doloroso.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.