main

escribirescritores

15 cosas que diferencian al escritor profesional del aficionado

marzo 31, 2015 — by Gabriella113

fashion-601553_640.jpg

Todo el mundo escribe.

Alguien me comentó el otro día que tiene la terrible sospecha de que en España hay más escritores que lectores. Puede que tenga razón.

Y si todo el mundo escribe, ¿qué es lo que diferencia a un escritor profesional de un escritor aficionado?

Es una pregunta difícil, porque ¿qué es realmente un escritor profesional? ¿Existe tal cosa?

Muchos definirían a un escritor profesional como alguien que vive de lo que escribe. Podría ser un escritor de ficción, un creador de contenidos, un periodista.

Otros lo definirían como alguien que solo escribe. Es decir, no tiene otras ocupaciones laborales.

Y otros se contentarían con definir a un escritor profesional como alguien que recibe dinero por lo que escribe, aunque no sea suficiente como para vivir de ello.

Esa es otra discusión aparte (y larga). Por mi parte, he intentado dar con las claves de lo que separa a alguien que escribe por afición de alguien que escribe de manera profesional. Y no digo que no sea serio escribir por afición. Si escribes cuando puedes, porque te gusta, sin mayor aspiración, eso es igual de válido, pero tus objetivos serán muy distintos. Intento diferenciar aquí entre los que escriben simplemente porque les gusta y aquellos que escriben con aspiraciones de publicar y recibir una remuneración por su trabajo.

Por supuesto que hay escritores que no entran en ninguna de las dos categorías. Hay escritores buenos, volcados en su arte, que sin embargo no tienen ningún interés en extraer rendimiento económico de su obra. Y aficionados que no dedican apenas tiempo ni trabajo a su arte y que sin embargo intentan comercializarlo por todas las vías posibles.

No es mi intención hablar aquí de esos casos intermedios. Como ya he dicho, quiero analizar lo que diferencia a la gente que escribe por afición y la gente que pretende profesionalizarse. Tal vez mi intención es intentar demostrar todo lo que implica el duro camino del escritor que pretende vivir de lo que crea. Tal vez mi intención es solamente divertiros, que paséis un buen rato. Tal vez solo busco que compréis mi libro. ¡Nunca lo sabréis!

Quiero dejar constancia de que los puntos que enumero a continuación son el resultado de mi percepción de los escritores profesionales que conozco, mi propia experiencia intentando cruzar el temible valle de la afición a la profesión y, sí, comentarios de escritores profesionales en internet. Estoy segura de que muchos de vosotros podréis aportar más diferencias que nazcan de vuestra propia escritura y experiencia, y puede que haya puntos con los que no estáis de acuerdo. No dejéis de darme vuestras opiniones en los comentarios.

Allá vamos.