main

entrevistasescritores

Entrevistas relámpago a escritores (26): Alejandro Castroguer

febrero 5, 2015 — by Gabriella2

para-G.Campbell-1024x650.jpg

Castroguer

Lo sé. Ha sido una semana dura. El lunes le echaste sal al café; un cliente gilipollas te llamó gilipollas; descubriste que tu jefe se acostaba con tu hermana. El martes te rechazaron el manuscrito otra vez*. El miércoles: la varicela del niño; aquel desafortunado ataque alienígena.

Ahora todo está bien. Todo ha merecido la pena, porque…

¡Es jueves! ¡Es jueves de entrevista!

Hoy tenemos con nosotros a Alejandro Castroguer.

¿Qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 90 preguntas y subiendo). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). La semana pasada entrevisté a Fernando Alcalá, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, vamos a hablar un poco del entrevistado de hoy:

Alejandro Castroguer nació en el año 1971 en Málaga. Vivió de pequeño en Torremolinos y ya de adulto, durante dos años, en Barcelona. Está casado con la también escritora Vanessa Benítez Jaime. Ha coordinado dos antologías para Sportula bajo los títulos de Vintage’62: Marilyn y otros monstruos y Vintage’63: J.F.K. y otros monstruos, donde ha reunido a un puñado de grandes escritores. Asimismo es autor de La octava noche, novela fusión de ciencia ficción-policíaca (aún por publicar) y de la novelas La guerra de la doble muerte (2010, Almuzara), El manantial (Dolmen, 2012) y El último refugio (Almuzara, 2013).

Alejandro siempre tiene cosas interesantes que decir, muchas a contracorriente, por lo que no dudé en solicitarle una entrevista. Además, he de hacer una confesión. Desde que escuché hablar del libro, me gustaría leer El manantial, pero sospecho que no tengo estómago para ello. Todo vuestro:

———————————————————————————

ENTREVISTA RELÁMPAGO A ALEJANDRO CASTROGUER

para G.Campbell1. El libro que más te ha influido.

Me es imposible decir uno, hay tantos. Desde Jules Verne, Italo Calvino, Miguel de Cervantes, Julio Cortázar, Ray Bradbury… Pero siempre que tengo ocasión recomiendo Viajes con Charley de John Steinbeck. De cuantos he leído, para mí el mejor libro de viajes.

2. Menciona un libro con el que hayas llorado.

Recuerdo en concreto Beatriz y los cuerpos celestes de Lucía Etxebarria. Me fue imposible soportar tanta pedantería y terminé llorando. Lo pasé tan mal que a las cincuenta páginas lo cerré, se lo regalé a mi casero de entonces.

3. ¿Alguna vez escribir te ha ayudado a ligar?

Sí, y no solo a ligar. Consolidé mi relación con Vanessa Benítez Jaime gracias a la intercesión de El bailarín de claqué. Doce años después sigo compartiendo mi vida con ella, felizmente casado, pese a que la novela aún está por desvirgar.

4. ¿Qué libro poco conocido te gustaría que leyera todo el mundo?

Por su intensidad y contención, por su difícil equilibrio, El último viaje de Sorolla de Antonio Castro-Guerrero. No se pueden sugerir más cosas con menos palabras, sobre todo en su brillante final, todo un alarde.

5. ¿Cuál es tu palabra favorita?

Música. Mi vida sin ella sería demasiado sonora.

6. Si te obligaran a escribir un libro con otro/a escritor/a, ¿quién sería?

Hay muchos a los que me gustaría retar a un duelo a cuatro manos. Hoy, por elegir uno, diría Javier Cosnava. Sé que saltarían chispas de este gozoso enfrentamiento. Algo que emulase el juego mantenido entre Andrew Wyke y Milo Tindle en La huella: disfrazar estilos, personajes; desentrañar tramas…

7. Lo primero que haces por las mañanas.

Maldecir el reloj biológico, que me despierta antes que la alarma del móvil.

8. Un disco que escuches una y otra vez.

Curiosamente, los discos que más me gustan, aquellos que tengo en un pedestal, suelo servirlos muy de vez en cuando. Por decir uno, el Koln Concert de Keith Jarrett, que me ha acompañado en numerosas novelas y relatos.

9. ¿Qué libro te habría gustado escribir? índice

El lagarto en la roca, de Antonio Calzado. Digno heredero de Johnny cogió su fusil, es una demoledora reflexión sobre los desastres de la guerra y de la paz. Un libro con mucha mala leche y peor guasa. Y personaje para recordar siempre.

10. Si te condenaran a muerte, ¿qué pedirías de última cena?

Una hora de música, su digestión sería más placentera. Me bastaría con poder escuchar por última vez La canción de la tierra de Gustav Mahler.

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

Alejandro elige la b) y pregunta: Seguramente no es tu caso (conozco a muchos escritores obsesionados con triunfar), pero quién sabe. ¿Qué porcentaje de novela escribes pensando en Hacienda y en el banco en que tienes hipotecada la casa (o casero al que debes la renta del alquiler)? ¿O eres de las que ha decidido escribir como quien lleva, adosada al cuerpo, una carga explosiva, en un acto que tiene mucho de inmolación?

He publicado poesía, así que… ¿responde eso a tu pregunta?

Bromas aparte, no escribo pensando en dinero ni seguridad ni en nada que se le parezca, creo que no podría: paralizaría mi proceso de creación. Eso, para mí, viene después, en la parte de la comercialización de una obra como producto, si la obra lo permite y si autor y/o editor saben integrar la visión creativa con la comercial.

De cualquier forma, no vivo de lo que escribo, y pasará mucho tiempo antes de que lo consiga, si llego a conseguirlo en algún momento. Creo que puedes realizar ciertas concesiones comerciales (si disfrutas escribiendo varios géneros, por ejemplo, tiene sentido concentrarte en el más rentable), pero pensar demasiado en la recepción y las ventas interfiere demasiado en la labor creativa. Lo dicho: eso viene después.

Creo que, de entrada, sí se puede pensar un poco más en el dinero, o por lo menos en la necesidad y gusto de los lectores, en la no ficción, en el ensayo y la creación de contenidos. Pero ese es otro tipo de escritura, con exigencias distintas.

—————————–

Muchas gracias a Alejandro por sus respuestas. Que sobreviváis al resto de la semana, ¡y no os perdáis la entrevista del jueves que viene!

*Posiblemente basado en un hecho real.

Advertencia para escritores: Aunque esta ha sido desde el principio una convocatoria abierta para todos los escritores que quisieran participar, en estos momentos tengo bastantes entrevistas acumuladas, por lo que, por ahora, se cierra dicha convocatoria y no se admiten solicitudes de entrevistas. Eso, sí, sentíos libres de seguir enviando propuestas de preguntas para las entrevistas a gabriellavc(arroba)yahoo.es