main

escribirescritoresescrituraherramientas para escritoresmúsica

¿Qué escuchas cuando escribes? 23 autores nos dan su respuesta

noviembre 10, 2015 — by Gabriella61

violin-993847_1280-960x1120.jpg

La música es algo sobre lo que los escritores no suelen ponerse de acuerdo. Más allá de las discrepancias normales de gusto, suele haber dos divisiones evidentes.

Por un lado está el bando de los melómanos inspirados, de aquellos que gustan de acompañar sus sesiones de escritura con algo de música de fondo.

Por otro lado están los de despiste fácil, como servidora, a los que la música nos distrae.

Aunque alguna vez he puesto determinadas canciones para entrar en cierto estado de ánimo (sobre todo al escribir poesía), tengo bastante claro que la escritura en sí no puedo combinarla con ningún tipo de distracción. Y es algo frustrante, porque la música me acompaña en todo lo demás: música para prepararme para salir, música para acallar la mente, música para disfrutar de voces que despiertan una extraña sensibilidad; música para quitarme un cabreo o incluso suavizar una migraña (el primer disco de Birdy tiene un efecto extrañamente tranquilizador sobre mi persona). Y no hablemos ya del poder evocador de algunas canciones, de cómo detonan una retahíla de recuerdos. La música para mí es emoción y memoria.

Tal vez por esa emotividad y por esa afición al recuerdo, la música me resulte una distracción demasiado poderosa. Pero eso no quita que me llene de curiosidad saber qué escuchan aquellos que sí escuchan música mientras escriben. Y espero que a vosotros también, porque se han prestado, ni más ni menos, 23 autores a compartirla con nosotros.

A todos les he pedido un enlace a la canción que más utilizan para escribir y una imagen de alguno de sus textos manuscritos. He de decir que algunos escritores son muy independientes y se lo montan por su cuenta, como Jesús Fernández.

Respecto a todos los demás, aquí los tenéis. Que aproveche:

80 ideas para un logmúsica

4. Si se hiciera una película sobre tu vida, ¿qué álbum sería la banda sonora?

junio 8, 2011 — by Gabriella9

Con la música hemos topado, oh sí.

Elegir un solo álbum es complicado, ya que todas las vidas están llenas de variaciones y grandes cambios, por lo que casi deberíamos hablar más de un recopilatorio de temas que de un álbum de un solo artista. También, en cada momento hay un grupo o cantante que es más importante para ti, que significa más. Aunque en un principio he pensado en Radiohead, no me gustaría pensar que mi vida entera va a ser un parangón de sufrimiento intelectualoide y desesperado, devorado por nuevas y terribles tecnologías. Así que voy a hacer trampa.

Voy a elegir un disco doble, lleno de todo tipo de música que refleja todo tipo de momentos y situaciones que han sido importantes para mí. Es un disco lleno de día y de noche, de tristeza y de esperanza, de pasión y de ternura. Así es, me quedo con el Mellon Collie and The Infinite Sadness, de The Smashing Pumpkins, aunque espero, sinceramente, que mi tristeza no sea eterna.

¿Cuál es la banda sonora de TU vida?

música

Hold on

diciembre 1, 2009 — by Gabriella7

When the day is long and the night, the night is yours alone,
When you’re sure you’ve had enough of this life, well hang on
Don’t let yourself go, ’cause everybody cries and everybody hurts sometimes

Sometimes everything is wrong. Now it’s time to sing along
When your day is night alone, (hold on, hold on)
If you feel like letting go, (hold on)
When you think you’ve had too much of this life, well hang on

‘Cause everybody hurts. Take comfort in your friends
Everybody hurts. Don’t throw your hand. Oh, no. Don’t throw your hand
If you feel like you’re alone, no, no, no, you are not alone

If you’re on your own in this life, the days and nights are long,
When you think you’ve had too much of this life to hang on

Well, everybody hurts sometimes,
Everybody cries. And everybody hurts sometimes
And everybody hurts sometimes. So, hold on, hold on
Hold on, hold on, hold on, hold on, hold on, hold on
Everybody hurts. You are not alone

música

Sobre por qué mola Beth Ditto

octubre 24, 2009 — by Gabriella6

Acabo de escuchar cómo en El Carrusel Deportivo de la Cadena Ser un locutor perplejo le explicaba a otro más perplejo todavía quién era Beth Ditto (en su boca Ber-dito), la cantante de The Gossip. Las palabras fueron “una chica así grande, pesada, morena y lesbiana”. Perpleja me he quedado yo ante la descripción, ya que a primera escucha parece que estamos ante el estereotipo clásico butch, esa lesbiana camionera que forma parte del imaginario algo reducido de la comunidad heterosexual. A ver quién le explica a este señor que damas como Keira Knightly definen a la Ditto como el epítome de la sensualidad femenina, y es que creo que Madame Gossip no entra en ninguna etiqueta ni nomenclatura posible:

No soy muy fan de The Gossip; me gustan pero no me apasionan. Pero sí que me apasiona Beth; su estilo, su actitud y su talento. Hasta ha diseñado una colección personal de ropa para la marca Evans, y conociendo el fantástico glamour de esta songstress en particular, yo me apunto a esa talla 14 que me está llamando a voz en grito.

Ah, y a ella tampoco le cae bien Katy Perry.

música

Música y libros

enero 11, 2008 — by Gabriella1

Hay dos canciones en estos momentos que me hacen levantarme y bailar como una loca. Una es Accelerate de Colony 5 y la otra es la canción de entrada de Gantz.

Show me a future I can enjoy.

¿Nunca os ha pasado que os ha alucinado alguna frase de la letra de una canción hasta daros cuenta de que la habéis oído mal y no dice lo que creíais? Tal vez sea culpa de mi mal oído. Algunas de mis favoritas:

“Just because you were beautiful doesn’t mean you were right” (Snow Patrol, Gleaming Auction)
“If you should fall from the sky / How big a hole would it leave / In the surface of the earth” (Editors, The Racing Rats).
“Me faltan dedos pa’ follarte” (Hora Zulú, Agua de Mayo).

Grandes frases que realmente no dicen eso, sino cosas mucho menos bellas. Sobre todo me cabrea la de Hora Zulú (realmente dice “me faltan dedos pa’ tocarte”). Me parecía fantástico que una voz masculina le dijera a una chica “me faltan dedos pa’ follarte”.

Escuchando: Charlie Big Potato, de Skunk Anansie.
Leyendo: Sueños sin noche, de Felideus, Jezabel, Zapardiel, Cotrina, Santi Eximeno y J. A. Fernández Madrigal.

música

Canciones que remueven

diciembre 14, 2007 — by Gabriella7

Como dice Violante/Coco, “canciones que remueven por dentro”. Recojo su testigo y dejo aquí mi lista particular de aquellas canciones que me remueven las entrañas. Por supuesto se me olvidarán unas cuantas, éstas son las que recuerdo ahora mismo:

-Disarm, de The Smashing Pumpkins: La grande, la única. Nuestra canción. Aunque hay otras canciones de los Smashing que también me hacen temblar (como por ejemplo, Galapogos y Doomsday Clock).

-Creep, de Radiohead: Completamente representativa de algunos momentos de mi vida (You’re just like an angel, your skin makes me cry), y sinónima de bailar descalza en un local con mis amigos de los dieciséis años.

-Meds, de Placebo: Si bien no es mi favorita de este grupo (me quedo con la versión que hicieron junto a David Bowie de “Without you I’m nothing”), la letra describe con total exactitud una etapa muy negra que espero con toda sinceridad que no vuelva nunca. Espeluznante.

-My little, de Pride and Fall: Porque amar es morir, como diría Shakespeare, y creo que esta canción es la que mejor describe esa entrega y abandono. Aparte de que tiene un par de momentos eufónicos alucinantes.

-Life on Mars, de David Bowie: Otro canto al extrañamiento. Se hizo una serie con el mismo título en Gran Bretaña, muy entretenida, sobre un policía actual que tras un accidente aparece en (editando) el año 73.

-Angelene, de PJ Harvey: Cuando Polly Jean susurra aquello de “My first name Angelene…”, a mí se me pone el vello de punta. Sobre la búsqueda de la aceptación y el amor a través del sexo.

-Me and a gun, de Tori Amos: A día de hoy, la habré escuchado tres veces, y las tres me ha costado horrores. Es a capella y habla de un intento de violación a punta de pistola que sufrió la propia cantante.

-Who wants to live forever, de Queen: ¿Quién quiere vivir para siempre? Que se lo pregunten a Freddy y a Brian May. Don’t touch my lips with your kiss…

-Santos que yo te pinté, de Los Planetas: La voz de J cantando (si se le puede llamar cantar) aquello de “yo no tengo la culpa… de que te fumes plata…”. Porque los santos que yo te pinté demonios se tienen que volver. Lagartija Nick hizo una versión bastante aceptable, con lo que pasamos a:

-Ojalá, de Lagartija Nick: De un álbum redondo, Lo imprevisto, me quedo con Ojalá. Porque es una canción para vivir tras la muerte.

-Live Bed Show, de Pulp: Una de sus canciones menores, habla con terrible ironía de las maldades del tiempo. Jarvis Cocker, como siempre, espectacular.

-Rocket’s tail, de Kate Bush: Qué mala espina me da esta canción. La Bush explicó en una entrevista que era una canción bonita e ingenua, pero no puedo dejar de pensar que la letra habla de suicidio. Y hablando de cohetes…

-Rocket man, de Elton John: De cuando Sir Elton tenía un buen letrista y hacía música en condiciones. Mi favorita siempre será “All the young girls love Alice”, pero la idea de estar perdido en el espacio siempre me ha llamado la atención, razón por la que también me encanta “Space Oddity” de Bowie.

-Lullaby, de The Cure: ¿A alguien le dan miedo las arañas?

-A life all mine, de The Gathering: Mil gracias a Marco por descubrirme esta canción. Desde luego concuerda con mi propia definición de la existencia.

-The racing rats, de Editors: Recientemente descubierta, con una letra penetrante y música a juego (Let’s pretend we never met…).

-Milk, de Garbage: Quiero que legalicen la clonación humana para poder tener una doble de Shirley Manson para mí sola.

Y mil más que me dejo en el tintero, y que harán que me tire de los pelos cuando me acuerde y me dé cuenta de que no las he incluido. No menciono ni a la Winehouse ni a Snow Patrol porque ya los ha incluido Violante en su post, y he intentado no coincidir, pero que conste que “Back to black” me parece una de las canciones más estremecedoras que he escuchado, y de Snow Patrol me quedo con sus dos discos enteros. También me está removiendo por dentro “By the waters”, de Rotersand, pero sospecho que es por el efectismo instrumental y que me aburriré pronto.

librosmúsica

Libros y música

agosto 21, 2007 — by Gabriella16

Así que para dejar en el olvido la frivolidad del mensaje anterior, ahora realizaré un concienzudo análisis de lo último que estoy leyendo y escuchando, para que parezca que soy una persona culta y musicalmente alternativa. Pero fracasaría miserablemente y no me divertiría tanto, así que me pongo a discurrir sin ton ni son como de costumbre.

En cuanto a lecturas: Estoy terminando uno de los libros más fascinantes que he leído desde Cien años de soledad y Sueño en el Pabellón Rojo. Al igual que éstos, muestra un casi interminable y complejo necesitas-un-mapa-para-navegarlo elenco de personajes y situaciones. La atención al detalle es maravillosa, y la variedad temática que incluye, apabullante (desde las festividades hinduístas menos conocidas hasta la política rural, pasando por el matrimonio por obligación, la infidelidad y la homosexualidad). Se trata de A suitable boy, de Vikram Seth (no sé si está traducido al español), y lo rapté de la estantería de mi padre en mi viaje a las Inglaterras. Gira en torno a un personaje principal, Lata, a quien su madre busca un “chico adecuado” con el que casarla, y está ambientado en la India post-Gandhi de los cincuenta. La combinación de frivolidad (la descripción de un partido de cricket, por ejemplo) con tópicos serios e incluso incómodos (como los abusos sexuales) hace que se trate de una auténtica obra maestra. Fue un gran bestseller en el Reino Unido, lo cual probablemente responda a cierta curiosidad por parte de los británicos hacia una cultura que cada vez tienen más presente (mientras leía el libro allá en casa de mis padres, me distrajeron las voces y la música de una boda hindú celebrada por nuestros vecinos de enfrente).

Lecturas recientes: Alejandro Magno y las Águilas de Roma (no está mal pero abusa de las descripciones históricas y de los momentos “didácticos”, a mi parecer) y Madrid, de Daniel Mares (próximamente en la Colección Vórtice). Daniel Mares está loco, pero es una locura genial. Hacía mucho que no me divertía tanto con un libro.

En la pila: Toyminator, de Robert Rankin (lo atesoro con gran cariño, mis ansias de devorarlo son cada vez mayores), The Hours, de Michael Cunningham y por supuesto, The Time Traveller’s Wife. Que no estaba en la sección de ci-fi, sino en la genérica de ficción de W.H.Smith. Hmmm. Y mil manuscritos y libros de esos que tendría que haber leído hace siglos pero no he podido. También tengo a medias Farenheit 451. Me encanta el estilo de Bradbury, creo que demuestra que se puede escribir género fantástico sin ser un tecnólogo ni un historiador.

Respecto a Música: Primero, una decepción. The Gossip. Me caía tan bien Beth Ditto, me habían hablado tan bien del grupo… y resulta que no me termina de convencer. Serán las melodías facilonas, las letras hechas para preescolares, el acento yanqui de Beth, yo qué sé. Pero no termina de engancharme. Luego, una sorpresa: el último disco de VNV Nation. Mira que por lo general no son santo de devoción, pero estoy todo el día tarareando “Testament”, si bien el resto del disco me parece más tecno que otra cosa, por mucho que lo etiqueten con mil nombres indescifrables y, al parecer, inventados sobre la marcha. Nada de sorprendente en Absolute Garbage que, después de todo, es una compilación de lo mejor de Garbage (Go, baby, go!), aunque no me convenzan del todo los remixes complementarios.

Y el gran premio de música va a… ¡Zeitgeist! Cuando pensé que Billy Corgan había tocado fondo (mira que salir con Paris Hilton…), resulta que va el tío y demuestra que aún puede, a ratitos, hacer buena música. Aunque la producción parezca realizada por un niño recién destetado acompañado de un mono de esos con máquina de escribir, hay joyas que me recuerdan a los buenos tiempos: Tarantula, For God and Country, Come on (Let’s go). Un momentito de pausa para que la bloguera se ponga nostálgica y empiece a hablar de aquellos maravillosos noventa, por favor.

……

Vale, ya se me ha pasado. También recomiendo el Eyes Open de Snow Patrol que, aunque alucinantemente bueno, no me parece una muestra de progreso desde el Final Straw. Que se arriesguen y que la caguen como todos los grupos, he dicho. Y que no hablen de cosas tan tristes de manera tan espeluznantemente magistral, que me paso el disco llorando.

Y un ejemplo de lo que es mejor prescindir: Lo último de Nelly Furtado. Sí, aquella simpática chiquilla morenita que de vez en cuando se atrevía con el hip-hop o con algo parecido, tras un revolucionario cambio de look que ni Antena 3, de repente está muy buena y no hace más que colaborar o buscarse colaboradores. Si bien “All good things come to an end” es una baladilla agradable, el resto del disco me produce serias intenciones de buscarla en persona para tirárselo a la cabeza. Una cosa es ser comercial y otra, bueno, otra es venderse por completo.

música

Meme musical

octubre 22, 2006 — by Gabriella5

Como Violante me ha pasado la pelota, y la última vez que lo hizo no le hice mucho caso, allá voy con mis preguntas contestadas con nombres de canciones. Venga, una piruleta para el que diga el nombre del grupo, que es muy fácil.

¿Eres hombre o mujer?

Subterranean Homesick Alien.

Descríbete:

Black Star. Creep. Street Spirit. Paranoid Android. Todo a la vez.

¿Qué sienten las personas cerca de ti?

Fitter, happier. O Climbing up the walls.

¿Cómo te sientes?

Bullet Proof…I Wish I Was.

¿Cómo describiría su anterior relación sentimental?

Life in a Glass House.

Describe tu actual relación con tu novio/a o pretendiente:

Sail to the Moon.

¿Dónde quisieras estar ahora?

Algún sitio con Everything in Its Right Place

¿Cómo eres respecto al amor?

Un poco de Prove Yourself. Un poco de Knives out.

¿Cómo es tu vida?

Stop Whispering.

¿Qué pedirías si tuvieras sólo un deseo?

Tal vez Dollars and Cents.

Escribe una cita o frase famosa:

“There was nothing to fear and nothing to doubt” (Pyramid song). No es famosa pero ahora mismo me gusta.

Ahora despídete:

Exit music for a film.