main

autosuperaciónDesafío 30 díasescribirescribir sin excusasescritoresescriturafilosofandohandmadehecho a manoleerlibrosliteraturapoesíaproductividad

10000 horas, o cómo aprender a escribir

diciembre 27, 2012 — by Gabriella8

Desde hace unos meses he estado recibiendo mensajes, algunos de personas a las que conozco bien, otros de personas a quienes apenas conozco, que me preguntan si puedo darles alguna recomendación para empezar a escribir.

Soy una persona que ha dedicado toda su vida, de una forma u otra, a lo literario: desde lo académico a lo profesional, pasando por mis aficiones personales. De primeras, recibir este tipo de mensaje me halaga, claro, porque implica que estas personas creen que tengo mayor conocimiento que ellas a la hora de escribir. Lo cual puede ser cierto, en casos concretos, si lo medimos según conocimientos teóricos o experiencia práctica; pero la realidad del asunto es que ante una hoja de papel en blanco yo soy tan pequeño saltamontes y me acojono tanto como ellos (o más, porque tengo mayor conocimiento de lo muchísimo que puedo cagarla). Y, tal vez, precisamente por eso, le he dado tantas vueltas a las respuestas que he ido proporcionando. Muchos me pedían referencias de algún blog, libro o taller de escritura. No soy muy amiga de estos, lo reconozco. En los cursos de escritura uno puede verse supeditado al criterio de determinado tipo de profesor/escritor que considera tener la última palabra, conocer La Verdad, o disponer del Método para producir best-sellers o para realizarse como artista (diría que cualquiera de estas dos opciones es un tanto peligrosa, por no hablar de que a veces da la impresión de que cualquiera que tenga un libro publicado puede cobrar por impartir enseñanzas de índole literaria). Me gustaría tener un blog concreto donde compartir con todo el mundo ideas y conceptos que considero que resultan útiles para aquellos que escriben, pero como ahora mismo no dispongo de tiempo para ello, me limito a publicar alguna cosilla en este, de forma ocasional, sobre el tema. Sea como sea, creo que este artículo en concreto es mi intento de responder a esas preguntas que recibo de vez en cuando: ¿cómo puedo aprender a escribir? ¿Cómo puedo mejorar? ¿Por dónde empiezo?

El mundo de la escritura sufre, a mi juicio, de un problema fundamental: hay demasiados escritores. Al igual que otros sistemas de producción, a su nivel más básico es muy fácil de llevar a cabo. Lo mismo ocurre con el mundo handmade: es muy sencillo colgar una pieza prefabricada de una cadena, por lo que cualquiera puede dedicarse a la venta de productos hechos a mano; o con el mundo del arte: cualquiera puede dibujar dos palitos y definirlo como una representación profunda del ansia existencial que inunda nuestro tiempo.

En el colegio nos enseñan a escribir, aprendemos a comunicarnos de manera escrita. Hasta cierto punto podemos describir con facilidad situaciones y objetos, podemos narrar un evento o podemos reproducir una conversación. Y cuando una persona disfruta de cierta habilidad algo superior a la media para llevar a cabo cualquiera de estas acciones, de inmediato se le alaba por ello: “Mirad qué poesía tan bonita ha escrito la niña; mirad qué casa tan preciosa ha dibujado el niño; mirad qué pasada de cajita de macarrones ha hecho el vecino”.

Muchas de estas personas dan por sentado que tienen talento, que disponen de una varita mágica que les permitirá, de una sentada, escribir una obra maestra, pintar un lienzo espléndido o componer la banda sonora de la última película de Disney. Y es cierto que existen personas que gozan de un talento inconmensurable que les permite, en efecto, alcanzar la genialidad con escaso esfuerzo. Pero son muchísimas menos de lo que pensamos. El talento ayuda, el genio produce atajos en el largo camino que es la realización en algún ámbito; pero existe una regla que se cumple con bastante rigor, y es la regla de las 10000 horas.

Según este concepto, 10000 horas de dedicación a alguna práctica serían las necesarias para llegar a un punto que podría considerarse de maestría. El ejemplo perfecto es el de aprender a tocar un instrumento, pero realmente puede aplicarse a muchísimas más cosas, y yo diría que la escritura es otro ejemplo clásico.

Y no hablamos solo de practicar, sin pensar, sin cabeza. Conozco personas que escriben hasta la saciedad, todos los días, como locos, y que sin embargo no avanzan, no muestran ninguna mejora. La razón es sencilla: no leen, que es la mejor forma de asimilar técnicas, ritmos, estética; se enfrentan con indignación a cualquier crítica constructiva; se niegan a salir de su percepción de lo que debe ser la escritura y la producción literaria. Además, no muestran ningún respeto por los materiales con los que trabajan: la sintaxis, la gramática, la ortografía. Desconocen por completo cómo funciona la narrativa, la poesía, el teatro o cualquier género con el que quieran trabajar. Esas 10000 horas no son solo de escribir, sino de estudiar, de leer, de entender, de irritarse, de pelearse con otros, de dudar de la capacidad de uno mismo, de tirar todo lo escrito a la basura. Como decía un amigo mío, que además es un poeta excelente, “la escritura es papelera, papelera y papelera”.

Aprender a escribir no es abrir la hoja del procesador de texto cada vez que nos viene la musa o nos hemos pimplado media botella de vodka. Aprender a escribir es pasarse el día entero leyendo, corrigiendo, estudiando, analizando y, por supuesto, escribiendo. Aprender a escribir es odiar con furia todo lo que escribes, porque sabes que puedes hacerlo mejor. Aprender a escribir es dedicarle esas puñeteras diez mil horas, y que valgan.

———————–

Image courtesy of papitchaya / FreeDigitalPhotos.net

Nota: No es la primera vez que hablo de algo y luego descubro que Sergio Parra ya lo ha hecho. Para saber más acerca de la regla de las 10000 horas, podéis leer su artículo en Xataka Ciencia.

alcoholartesaníaautosuperacióncomidadeportedietaejerciciogimnasiohábitoshandmadehecho a manomiss cristalperder pesopilatesproductividadpropósito

Acerca de las metas (3) y otras actualizaciones

octubre 23, 2012 — by Gabriella2

Y aquí estoy de nuevo para ponerme al día con todo lo que ha estado sucediendo durante las últimas semanas, que no ha sido poco. En primer lugar, me toca hacer una actualización respecto al estado actual de mis metas y desafíos.

Alcohol: No sé si merece la pena seguir hablando de esto, ya que puede hacerse repetitivo. Apenas bebo. Bebo cuando salgo, nunca en casa (una regla que me funciona bastante bien). Mis resacas además son crueles, así que tengo que tener mucho cuidado con no pasarme. Se acabaron las borracheras legendarias para mí. No digo que no tenga tentaciones de vez en cuando, pero por ahora he conseguido evitar las que no eran convenientes, y eso me enorgullece. Cuando comparo mi productividad de antes con la de ahora, la diferencia es bastante notable. Por no hablar de los efectos en mi dieta: perder peso sin haber dejado de beber habría sido imposible. Lo cual nos lleva al…

Peso: Mi peso lleva más de un mes un tanto extraño. En el último par de meses he perdido volumen de manera notable (sobre todo barriga), pero mi peso se ha mantenido más o menos estable, a pesar de estar comiendo de manera bastante sana (del modo que hasta ahora me ha hecho perder peso). Tal vez sea un poco atrevido decir que he creado una cantidad importante de músculo en tan solo un mes de gimnasio, pero creo que esta es la explicación más coherente, y desde luego veo cambios significativos en mi aspecto (¡hasta hay una sombra de abdominales!). Por las mismas razones, no me fío mucho de mi BMI (índice de masa corporal), ya que al calcularlo en un programa simple de peso/altura no se tiene en cuenta la proporción grasa-músculo, pero puede decir que estoy en 25.9, no muy lejos de bajar de la categoría de sobrepeso (25).

Por lo general mi dieta es bastante variada, y procuro invertir las calorías en cosas saludables como fruta o harina integral, abundante pescado y verduras. Tengo mis pequeños caprichos (el camembert light de Lidl con tostada se está convirtiendo en un desayuno habitual) y rutinas diarias (no suele faltar el zumo o smoothie por la mañana hecho en batidora con montones de frutas diferentes). Uno podría pensar que debería encontrarme con una salud maravillosa, pero la realidad no es exactamente así. Tengo una migraña que parece que se ha quedado a vivir en mi cabeza, que nunca se va, solo se difumina un poco para coger impulso y volver de forma vengativa. En cuanto a niveles de energía, siguen sin ser óptimos, pero han mejorado bastante gracias al ejercicio físico, lo que nos lleva al siguiente punto.

Ejercicio: Como ya he comentado en posts anteriores, me he apuntado a un gimnasio. Alterno algo de cardio diario con clases de pilates dos o tres veces a la semana. La diferencia ha sido grande, sobre todo a niveles de liberación de estrés, tonificación y aumento de energía en general (por no hablar de flexibilidad y resistencia en… erm, en quehaceres diarios). Estoy bastante contenta con esta decisión, a pesar de que de vez en cuando el pilates me deje completamente inútil al día siguiente (tengo pesadillas, como muchos sabréis, con pelotas suizas).

Miss Cristal: Mi eterno quebradero de cabeza. Tenía el firme propósito de dedicarle bastante tiempo este mes, y así ha sido, aunque no tanto como habría querido (había otros proyectos prioritarios porque… bueno, porque son pagados). El resultado ha sido muy decepcionante. Sospecho que las más recientes modificaciones de Facebook, que es donde realizo la mayor parte de mis ventas, tienen bastante que ver. Observo que mis publicaciones parecen llegar solo a un número pequeño de personas, aquellas que ya seguían con bastante atención la página. Facebook, claro está, te ofrece “promocionar” tus publicaciones. Pagando. Tampoco ayuda que la gente no tenga dinero para comprar cosas, como es obvio, pero lo del movimiento de “me gusta” y similares es bastante más limitado que antes; como digo, parece estar restringido a aquellas personas que ya eran seguidores habituales, y necesito abrir mi círculo de compradores potenciales.

Me he debatido, como llevo haciendo ya meses, entre aumentar el tiempo dedicado a Miss Cristal, reducirlo y dedicarlo a cosas más rentables, abandonarlo por un tiempo (no puedo decir de manera definitiva, la realidad es que me gusta demasiado) o intentar llegar a canales de difusión más productivos. Si alguien tiene ideas en este sentido, alguna sugerencia para ampliar mi público o realizar promoción útil, me encantaría escucharlas.

En cuanto al desafío de 30 días más reciente, podéis leer más en el post anterior, sobre el tema de la meditación.

——————-
Imagen de http://www.freedigitalphotos.net

 

artesaníadiseñogatoshandmadehecho a manomiss cristalsorteo

Sorteo Miss Cristal

octubre 13, 2012 — by Gabriella2

Como ya sabéis que me encanta regalaros cosas, tengo preparado un pequeño sorteo donde el premio es esta pulsera con cuentas de cristal, hecha con mis manitas:

¿Cómo podéis participar? Pues es facilísimo. El sorteo se realizará entre todos los suscritos al boletín de Miss Cristal (un e-mail que mando muy de vez en cuando con noticias, novedades, ofertas y descuentos exclusivos para suscritos, etc.), así que con suscribirte al boletín antes del 1 de noviembre entrarás automáticamente. Todavía tengo a poca gente suscrita, así que las posibilidades de ganar son bastante altas 😉

¿Cómo suscribirse? Más fácil todavía. Solo tienes que mandarme un email a gabriellavc(arroba)yahoo.es con ALTA BOLETÍN en el asunto (por lo demás puede ir en blanco) o mandarme un mensaje privado a través de la página de Facebook de Miss Cristal dándome tu dirección de correo electrónico. La idea es que yo tenga tu email para añadirte a la lista de suscritos al boletín. Y el 1 de noviembre haremos sorteo. ¡Mucha suerte a todos!

Y el ganador es…
De entre 38 participantes ha ganado la persona que tenía precisamente ¡el número 38! ¡Muchas felicidades! Abajo tenéis el enlace a RandomPicker, la web que he usado para realizar la generación de un número aleatorio para el sorteo, y al sorteo en sí:

handmadehecho a manomiss cristal

Más collares

noviembre 24, 2009 — by Gabriella4

La creación de hoy, la primera foto con cámara y la segunda con escáner. Como el anterior, está hecho con enganches metálicos (aunque esta vez chapados en plata), cristalitos y piezas de madera, acrílico y metal, todas esmaltadas a mano. Esta vez hice los engarces a mano con alambre en vez de usar los que vienen ya preparados y estoy bastante más contenta con el resultado. Además, la flor central me encanta. Originalmente era fea de narices pero tras pintarla parece otra.

Tengo pensado hacer una sesión de fotos para remodelar la página actual de Miss Cristal, así que si alguna está por estos lares y le apetece echar un rato divertido, estaría bien que se prestara de modelo. Como ya comenté por Facebook, pondré mi colección de corsés a vuestra entera disposición. Por otro lado, si alguien tiene collares rotos o viejos de los que se quiera deshacer, agradecería donaciones, ya que me son útiles para reciclajes.

gatoshandmadehecho a manomiss cristal

Reciclando

noviembre 23, 2009 — by Gabriella4

Pues aquí está mi collar más reciente, esta vez hecho con enganches de tono dorado, pequeñas piezas de cristal checo y piezas grandes de madera, acrílico y metal, todas esmaltadas a mano. Me ha encantado el resultado y creo que voy a hacer un par más.

Las fotos no son perfectas, pero es que es difícil sacar fotos con un Pente aburrido:

gatoshandmadehecho a mano

Monísima de la muerte

noviembre 11, 2009 — by Gabriella4

Así me sentía hoy, con mi nuevo vestidito de 2 euros del mercadillo de al lado de casa y mi broche pintado a mano (para que luego me digan que no reciclo, hala). El mercadillo es de Lux Mundi, una congregación ecuménica que organiza rastros para causas benéficas (sobre todo, pagar a traductores para jubilados extranjeros que tengan que ir al hospital, ofrecer sillas de ruedas a los que las necesiten y cuidar de ancianos sin medios ni compañía). Entre señoras inglesas y escandinavas me pongo a rebuscar entre los montones de ropa, y siempre cae algo, a uno o dos euros.
El broche era una pieza más hecha polvo de entre los restos de bisutería que compro ocasionalmente a los mayoristas del polígono industrial. Comprar restos siempre es una aventura apasionante, a veces te tocan bolsas llenas de basura y a veces cestas enteras de piedras semipreciosas, perlas barrocas y cosas por el estilo. Sea como sea siempre es divertido ir descubriendo los tesoros y aprovechando lo aprovechable y toda la bisutería rota o estropeada que los mayoristas no pueden vender y que, con el enchufe adecuado, puedes conseguir a precios ínfimos. El broche en cuestión se había quedado sin piedras, así que lo esmalté (al igual que otras cuentas estropeadas o feas) y me encantó el resultado:
En otro orden de cosas, el gato podría estar vivo o muerto:

Leyendo: A medias con La era del diamante, de Neal Stephenson y La historiadora, de Elisabeth Kostóva. Tengo que alternarlos porque uno es denso y el otro francamente estúpido. Las cosas que leo por trabajo…
Escuchando: El tema principal de Samurai Champloo (no recuerdo cómo se llama).

hecho a mano

Proyectos pendientes

octubre 21, 2009 — by Gabriella6

Os hablé hace tiempo de algunos proyectos que había iniciado. El primero fue un ordenador que pinté y que decoré con zafiros. Aunque me gusta bastante el resultado, algunas pifias de principiante con el barniz se cargaron las posibilidades de ponerlo a la venta junto con otros aparatos modificados por mi hermano; y lamentablemente la caja es demasiado pequeña y limitada para usarla con los componentes de mi ordenador. Ya veré qué hago con ella, me temo que estas fotos se hicieron con el móvil y son bastante malas, pero es para que os hagáis una leve idea.

También tengo pendiente el proyecto de mosaico para el que he estado recogiendo cristales en la playa a lo largo del verano. Aunque la pared se pintó este año, la humedad está haciendo de las suyas y tengo que esperar a ver cómo aguanta las lluvias de estos meses para ver si puede seguir haciendo el mosaico sobre la pared tal cual o si tendré que desconchar toda la pintura antes de poder seguir (la idea es que ocupe toda la pared):

Os dejo un rato mientras me voy a pelearme con Quark XPress (cómo te odio), rellenar formularios y darle de comer a un gato hambriento que se está poniendo un tanto cebollón.

votar

handmadehecho a manomiss cristal

Por si a alguien le interesa

mayo 29, 2008 — by Gabriella4

He puesto en subasta mis pulseras en e-bay, ya que ya no tengo la oportunidad de ir a los mercadillos muy a menudo. Si a alguien le interesa y quiere pujar por ellas, se trata de un lote de 50 muy bonito que podéis encontrar en el siguiente enlace. A cualquiera que me pueda ayudar con el tema, ya sea pujando o promocionando la venta, le quedaré muy agradecida. Están hechas con todo mi amor.