main

autosuperaciónbeeminderdesafío 92 díasdesafío veranolifehacking

Último día del desafío de verano: Qué he aprendido en 92 días

agosto 31, 2014 — by Gabriella4

Y por fin llegó, el día en que termino los desafíos que me propuse hace tres meses, ese primer día de junio que ahora se me antoja muy muy lejano.

Tengo claro que es muy eficiente mirar lo conseguido en el pasado y, sobre esa información, construir metas nuevas. Así, he analizado cada uno de los desafíos y según los resultados los he adaptado a mis metas para los próximos tres meses. Para ello seguiré usando Beeminder, ya que ha resultado ser una herramiento de lo más útil. También incluiré algunos desafíos nuevos.

Vamos allá:

1. Escribir 60000 palabras de mi novela: Esta la he superado sin mucho problema. Ha costado escribir esas 1000+ palabras al día (durante la semana, en el finde me contentaba con 200+, y no necesariamente para la novela), pero el hábito de la escritura lo tengo bastante asimilado (en diciembre hago dos años ya escribiendo todos los días), así que es solo cuestión de dedicarle más tiempo una vez he empezado. Y lo difícil siempre es empezar. Visto el éxito (¡bieeeeen!), y esas 60060 palabras que le he metido a la novela en estos tres meses, he decidido aumentar un poco más la cantidad para la meta siguiente, a 65000 palabras. Así que ahora la meta es de seis meses (incluyendo los tres ya hechos), para un total de 125000 palabras.

-Escritas: 60060

-Faltan: 64940 palabras

2. Realizar un mínimo de ejercicio a la semana: Nada bien, nada bien. El problema de esta meta es que si estoy enferma, por ejemplo, y no puedo hacer nada, me fastidia completamente la media de progreso. Me ha costado demasiado esta meta, y no considero que la haya superado (los días de enfermedad he tenido que meter minutos que realmente no había hecho. Vale que eso lo había ya previsto en las condiciones, pero la sensación es como de hacer trampa y no me ha gustado nada). Esta meta es obviamente importante, pero para los próximos meses la he reducido (y los minutos a partir de ahora los contaré como los mismos para todo, da igual que esté nadando, caminando o jugando al frisbee).

-Ejercicio hecho: 2135 minutos.

-Faltan por hacer: 1865 minutos.

3. Actualizar el blog tres veces a la semana: Creo que he cogido muy buen ritmo con esta meta, actualizando generalmente tres veces a la semana: una actualización de mis metas, una entrevista y un artículo o relato, así que creo que la mantendré. Lo que no sé es si seguir actualizando con mi progreso a nivel semanal; tal vez debería hacerlo cada dos semanas o cada mes para no aburrir a los lectores y para tener ese tiempo para escribir y publicar más artículos o relatos. Se agradecen opiniones al respecto en los comentarios.

-Actualizaciones realizadas: 36.

-Por realizar: 36.

4. Actualizar a diario MyFitnessPlan: Realmente no le he visto una gran utilidad a esta meta, ya que los días en los que me pasaba me resultaba deprimente contabilizarlos. Lo que tengo muy claro (y para eso sí me ha servido) es que los días en los que me pasaba de calorías eran los que consumía más alcohol, sobre todo si tomaba alcohol en casa. Así que a partir de mañana lunes tengo una meta nueva: no beber en casa durante tres meses. Dejo, claro está, la opción de beber fuera para poder salir de fiesta de vez en cuando, o poder tomarme una cerveza por ahí en los bares en los que escribo y dibujo, que siempre viene bien.

Doy esta meta en concreto por finalizada.

5. Leer más: Esta ha sido sin duda mi meta favorita, y la he superado con creces. Subo el nivel de dificultad y a seguir leyendo: ahora mismo sigo con los cuentos de Cortázar, terminé por fin el recopilatorio de Liu Cixin y ahora estoy con El camino de Delibes (una de esas obras que tenía pendiente) y con Snow Crash, de Stephenson.

-Minutos de lectura: 1465

-Minutos por leer: 1535

6. Participar en más concursos: Esta meta creo que me ha venido bien también, ya que me ha obligado a tomarme en serio mis relatos largos. Tener una fecha de entrega le da una urgencia diferente a la cosa. No he llegado a terminar esta meta por completo (me falta enviar el relato de este mes, ya que estoy trabajando todavía en la revisión), así que en cuanto lo mande me pondré con otro para enviar también en septiembre.

-Relatos enviados: 2.

-Por enviar: 4.

Mañana lunes se iniciarán también mis nuevos desafíos: No beber en casa, pasar menos tiempo en las redes sociales y llevar un seguimiento diario de mis gastos e ingresos. En el caso de esas dos últimas metas, es más bien una especie de recordatorio diario de cosas que tengo que hacer, para que no se me olviden. Pero de eso ya hablaré la semana que viene.

—————–

Podéis ver aquí todas las actualizaciones del desafío de verano, junto con el artículo inicial.

autosuperaciónbeeminderdesafío 92 díasdesafío veranolifehacking

Desafío de verano: Actualización de metas (día 84 de 92)

agosto 26, 2014 — by Gabriella4

Bienvenidos de nuevo a mi desafío de verano, o lo que queda de él. Esta será, seguramente, la última actualización. La semana que viene me centraré en las conclusiones y nuevas metas.

Por varias razones esta ha sido una semana regular, pero he conseguido mantenerme con las metas (por los pelos). Aquí entra, una vez más, la importancia de adelantar todo lo posible al principio de un desafío, cuando la motivación y energía son mayores, para tener algo de ventaja cuando lleguen los días malos (que haberlos haylos).

Para aquellos que no sepan de qué va este reto ni qué es Beeminder, podéis leer el artículo inicial y todas las actualizaciones aquí.

Y ahí va mi progreso hasta ahora:

1. Escribir 60000 palabras de mi novela: La novela ya se acerca a las 100000 palabras. Cuando inicié este reto calculé que terminaría con unas 110000 palabras, lo que sería ya cercano al final del primer borrador. Me equivocaba, y mucho. He tenido que borrar bastante de lo escrito, por lo que, aunque he escrito (casi) las 60000 palabras de la meta, no llegaré a los 110000. Por otro lado, viendo cómo van las cosas, esto tiene pinta de acabar más bien en los 160000… como mínimo. Así que parece que esta meta se va a repetir durante mi próxima entrega del desafío (o algo).

-Escritas: 55989 palabras (so close!)

-Faltan: 4011 palabras

2. Realizar un mínimo de ejercicio a la semana: Este lo llevo al límite, desde luego. Terminado este desafío de verano probablemente vuelva en septiembre a la natación, cuando la piscina buena salga de las manos de los cursos de verano para niños y regrese al sitio al que pertenece (a nosotros los adultos amateurs). Estos días he estado andando bastante, caminando al centro y aposentándome en cafeterías y bares para escribir y dibujar. Me regalaron un libro maravilloso (y digo libro porque es demasiado elegante para ser una libreta) de bocetos para mi cumpleaños, y lo he estado aprovechando:

IMG_20140820_201301910 IMG_20140825_205558704

-Ejercicio hecho: 1985 minutos.

-Faltan por hacer: 200 minutos.

3. Actualizar el blog tres veces a la semana: Lo mismo de siempre: no he actualizado tres veces siempre (a veces dos, a veces cuatro), pero sí he cumplido con el número de actualizaciones en total. La semana pasada actualicé el martes y el jueves, también actualicé ayer (con el relato Nereida) y hoy actualizo de nuevo. Aunque agosto se sigue notando, ya empiezan a coger un poco de ritmo las visitas otra vez. Ya solo me faltan dos actualizaciones para cumplir con mi objetivo.

-Actualizaciones realizadas: 34.

-Por realizar: 2.

4. Actualizar a diario MyFitnessPlan: Como siempre; días en que todo va bien y controlado y días que no. Cuesta mucho volver a cierta disciplina después de un par de semanas de despiporre.

-Actualizaciones realizadas: 79.

-Por actualizar: 6.


5. Leer más: Este está más que superado. Lo de leer por la mañana ha sido un gran acierto. Y por fin me he terminado el recopilatorio de relatos The Wandering Earth de Liu Cixin. He de decir que, aunque el hombre tiene ideas fabulosas, la ejecución no es brillante (los personajes no son más que instrumentos huecos para presentarnos dichas ideas) y yo, que no soy de hard si no hay una narrativa que hile bien la ciencia, no soy fan. En cualquier caso, muchas gracias a Elías de Sense of Wonder por la recomendación y por el aviso de que estaba en oferta en Amazon. Yo diría que a Cixin hay que leerlo, desde luego, pero no en recopilación; mejor en relatos sueltos. El hecho de que el estilo sea siempre el mismo y que algunas de las ideas se repitan o reinterpreten hacen que el lector pueda acabar, como yo, bastante saturado al final. Creo que mantendré esta meta en mi siguiente desafío, me han gustado los resultados.

6. Participar en más concursos: Aquí tengo un problema. Terminé el relato y se lo pasé a un buen lector. El buen lector hizo algunas sugerencias, todas muy cabales, y retomé el relato para modificar algunas cosas. Le pasé el relato a otro buen lector e hizo como mil sugerencias y en ello estoy.

Creo que lo contabilizo como terminado, al fin y al cabo lo está. Es solo que lo estoy revisando por enésima vez y modificando por infinitésima vez. Por ahora lo dejo todo tal cual, a ver si me da tiempo a enviarlo antes de que termine el desafío (aunque la fecha de entrega no es hasta el 30 de septiembre).

-Relatos enviados: 2.

-Por enviar: 1.

¿Y qué hay del próximo desafío? La semana que viene hablaré de ello. Por ahora estoy segura de que mantendré las metas de escribir y de leer (haciéndolas un poco más difíciles), y que también será de tres meses (del 1 de septiembre al 1 de diciembre).

Os dejo con mis enlaces de la semana:

  1. ¿Es mejor madrugar para escribir o trabajar de noche? Depende del autor que seas, como explicó muy bien la genial Maria Popova para Brainpickings en su infográfico (pinchad en la imagen para agrandarla; en inglés).
  2. Javier Avilés hace una relectura de uno de mis libros favoritos, Los inconsolables (Kazuo Ishiguro). Me parece interesantísima su percepción de la narrativa ya conocida, de la experiencia de volver a leer algo posiblemente escrito para ser leído una sola vez.
  3. Una biblioteca flotante sobre el lago Cedar de Minneapolis. Otra sobre el río Hudson, en Nueva York.
  4. ¿Sabíais que Audrey Hepburn tuvo un ciervo de mascota? (en inglés).
  5. Alejandro Quintana habla de los tres errores que te delatan como escritor novato, a mi juicio con bastante acierto (nota para avispados: hay muchos más).

Una vez más, muchas gracias a todos los que habéis leído y comentado en el blog estos días de veraneo.

—————–

Podéis ver aquí todas las actualizaciones del desafío de verano, junto con el artículo inicial.

escribirpersonal

Happy Pills

noviembre 13, 2007 — by Gabriella2

Me está volviendo, literalmente, loca. Un poemario no debería significar un estado anímico, debería significar arte (o ausencia de éste), debería significar técnica, ritmo, orgullo o sacrificio, estética. Pero no debería significar este profundo odio que me está corroyendo. Happy Pills está escrito desde el odio, y lo peor de todo es que también odio cómo está quedando. Es demasiado íntimo, es demasiado yo y, precisamente por ello, es escandalosamente malo e insignificante. Después de El árbol del dolor, poemario del que disfruté mucho y cuyo resultado no me dejó del todo insatisfecha, no consigo recuperar esa objetividad, ese amor por la música y por la esencia que llevaba acompañando mis versos los últimos dos años. De repente vuelvo a la adolescencia. De repente vuelvo a escribir con las entrañas, con la vergüenza, y el resultado es ofensivo, nefasto, es autocomplaciente, es egotista, es siniestro. No hay adjetivos ni metáforas que sirvan para disimular la falta de talento estético que acompañe sus versos. No hay máscaras, tal vez ese sea el problema.