main

escribirescrituraherramientas para escritoresortografía

El uso de la tilde (acento gráfico) en los interrogativos y exclamativos

noviembre 11, 2014 — by Gabriella14

mark-44031_640
La tilde diacrítica: otra de esas cosas que nos quitan el sueño.

Hace poco alguien me preguntó si podía explicarle cómo funcionaba lo de las tildes en pronombres, adverbios y adjetivos interrogativos y exclamativos.

Me di cuenta de dónde venía su confusión. El problema está en que, como en todo, tendemos a simplificar con las reglas ortográficas, y cuando vemos algo que se sale un poco de lo esperado nos resulta extraño. Nos dicen que los interrogativos y exclamativos (qué, cómo, cuándo, dónde, quién, cuánto, etc.) llevan tilde. Y nos dicen que son tónicos (con un golpe de voz fuerte) y que por eso llevan tilde. Y ya está.

Claro que no es exactamente así. Para empezar, la tilde cumple con esas palabras una función más relacionada con lo diacrítico, es decir, con la distinción entre un tipo de palabra y otra. La regla tiene cierta complejidad, hasta el punto de que a veces ponemos tilde donde no toca (y viceversa).

Así, miremos este ejemplo:

Ella no sabe dónde iremos.

o

Iremos donde tú quieras.

Hay una gran cantidad de personas que le pondrían tilde al donde de esa segunda frase, aunque ese pobre donde no tiene nada de interrogativo. Es un relativo con un antecedente no expreso (iremos al lugar que tú quieras).

Y luego está otro de mis favoritos:

Vi como abría la puerta.

Muchos que me leéis ahora mismo estaréis diciendo: ¡Gabriella, que a ese como le falta una tilde!

Pero no es un pronombre interrogativo ni exclamativo. Es una conjunción completiva (una conjunción que introduce un objeto directo), que va con un verbo de percepción (ver) y como tal no tiene que tildarse, porque en realidad lo que queremos decir es:

Vi que abría la puerta.

Eso sí, si nos empeñamos en fijarnos en la manera en que esa persona nos abre la puerta, sí que pondríamos esa tilde:

Vi cómo (de qué manera) abría la puerta.

Muy complicado, ¿verdad? Sin una comprensión más o menos avanzada de las categorías gramaticales podría parecer que no nos aclararíamos nunca. Así que voy a intentar dejaros por aquí algunos truquillos para saber cuándo tenéis que poner esa tilde dichosa. No es mi intención entrar en grandes explicaciones gramaticales y sintácticas, así que si queréis más información, viene toda la teoría muy detallada (y con ejemplos) en la Ortografía de la lengua española de 2010. Este artículo solo pretende ser una pequeña hoja de trampas o de atajos para una referencia rápida de uso.

LA TILDE (O ACENTO GRÁFICO) EN QUE/CUAL/QUIEN/COMO/CUAN/CUANTO/CUANDO/DONDE/ADONDE

1. CON TILDE

  • Cuando van en frases interrogativas o exclamativas
    • Directas (con signos de interrogación o exclamación):
      • ¿Pero dónde vas tú tan temprano?
      • ¡Cuánto tiempo sin verte!
    • Indirectas (preguntas o exclamaciones sin signos):
      • Quiso saber dónde ibas tú tan temprano.
      • Es increíble cuánto tiempo llevo sin verte.
    • Convertidas en sustantivos (con determinante)
      • No quiero saber qué hace, lo que me interesa es el dónde.
      • Ella necesita un porqué (fijaos en que aquí además el porqué va junto, en vez del habitual por qué de las interrogativas).
    • En determinadas expresiones o locuciones
      • Le preocupa demasiado el qué dirán.
      • Tiene un no sé qué que me atrae.
      • Mira por dónde, eso sí me parece justo.
  • En lugar de indefinidos, en oraciones con correlaciones distributivas (ahora lo veréis; es algo poco común y no debe preocuparos en demasía):
    • En mi casa todos andamos ocupados, haciendo algo. Quién barre el suelo, quién friega los platos, quién limpia la ducha. (Quiere decir que uno barre el suelo, otro friega los platos y otro limpia la ducha).

 

2. SIN TILDE

  • Cuando funcionan como relativos:
    • Cuando aparece el antecedente (el sustantivo al que se refieren, que en este ejemplo sería tienda):
      • Le enseñé la tienda donde compramos.
    • Cuando no aparece el antecedente de forma expresa:
      • Quien diga que no es que es muy tonto (aquí el antecedente, no expreso, sería el que: El que diga que no es que es muy tonto. Quien lo está sustituyendo).
  • Cuando funcionan como conjunciones:
    • Vi como mirabas a mi hermana. El caso del como/cómo, a la hora de diferenciar entre la conjunción completiva y la interrogativa modal, es tal vez el que parece más complejo y menos conocido, pero en realidad es sencillo: si nos encontramos con verbos de percepción (ver, oír, notar, sentir…) o de relato (contar, explicar, recordar…) y podemos sustituir como por que, se trata de una conjunción completiva y no hay que ponerle tilde. Hay muchos casos en los que la diferencia entre la completiva y la interrogativa modal es casi imperceptible, por lo que realmente no tiene una importancia muy grande si le ponemos tilde o no. Depende de si queremos un como que podamos sustituir por que o un cómo que queramos sustituir por de qué modo. Así, entre Vi como mirabas a mi hermana y Vi cómo mirabas a mi hermana hay una pequeña diferencia de significado. En el primero, solo comentamos que X miraba a nuestra hermana. Puede ser algo inocente. Pero en el segundo, tiene toda la pinta de que X está mirando a nuestra hermana con intenciones algo descaradas. Aun así, en la mayoría de estos casos esa diferencia tan sutil no es realmente importante y podremos ponerle o no la tilde al como sin desencadenar ninguna guerra mundial*.
    • Me dijeron que iríamos a la playa. Otra conjunción completiva descarada y sin tilde. Ni se pregunta nada ni se exclama nada, y ese que iríamos a la playa es un complemento directo (me lo dijeron) que necesita de una bonita conjunción sin tilde para unir, conjuntar, las partes de la oración.
  • Con otros valores (por ejemplo como preposición):
    • Fui donde mis padres a recogerlos en coche.
    • Utilizaban la habitación del niño como comedor.
    • Cuando la guerra, mi abuela se encerraba en el salón a zurcir calcetines.
  • En determinadas expresiones o locuciones:
    • Con pronunciación suave (átona):
      • Vuelve cuanto antes.
      • Necesito que me traigas flores cuando menos una vez al mes.
    • Con pronunciación fuerte (tónica):
      • En serio que esos dos terribles, son tal para cual.
      • Regresaremos a la casita de la playa de vez en cuando.
      • De tanto en cuanto me dice que nos vayamos de vacaciones.

 

3. CON O SIN TILDE (o, básicamente, casos sobre los que nadie se pone de acuerdo. Dependen sobre todo de la interpretación y del contexto):

  • Relativas de antecedente implícito indefinido de carácter inespecífico; o en subordinadas que podrían ser relativas o interrogativas indirectas (¡toma ya!):
    • No encontró donde/dónde cobrar el cheque. (Podría ser un relativo, donde donde sustituiría a un antecedente no expreso, ningún lugar: No encontró ningún lugar en el que cobrar el cheque, en cuyo caso iría sin tilde; o un pronombre interrogativo – no sabía dónde cobrarlo).
    • Me encanta como/cómo habla esa niña (podría ser un relativo: Me encanta la manera en la que habla esa niña; o un pronombre interrogativo o incluso exclamativo: ¡Me encanta de qué manera habla esa niña!).
    • Todo eso depende de cuando/cuándo se apaga el motor (podría ser que depende del momento en que se apaga el motor – relativa y sin tilde; o tal vez necesitamos saber cuándo se apaga el motor para tomar la decisión – interrogativa y con tilde).
  • *El caso ya comentado del como/cómo, según nos encontremos con una oración completiva o interrogativa:
    • Recordó como/cómo su madre solía despertarla por la mañana (y fijaos aquí la diferencia en el sentido, si se trata de una completiva sin tilde, la frase querría decir que recordaba que su madre solía despertarla por la mañana. Lo cual no es lo mismo que decir que recordaba de qué manera solía despertarla su madre por la mañana (interrogativa indirecta con tilde). No obstante, en una gran mayoría de casos, el sentido realmente será muy similar, le pongamos tilde o no:
      • Escuchó como/cómo los pájaros trinaban en el jardín. Que los pájaros trinaban y hala. Ambas opciones, con o sin tilde, son correctas.

Yo que vosotros no me preocuparía mucho por este tercer apartado. Si entendéis bien los dos primeros no tendréis ningún problema. Creo que con esto hay para ir empezando.

Acabo de terminar de redactar este artículo y veo que se ha alargado más de lo esperado. Como siempre que me enfrento a ciertos aspectos de la gramática y a los artículos largos, se me empiezan a mezclar un poco las letras, así que seguro que sabréis perdonarme si veis algún error (amigos correctores y especialistas, no dejéis de realizar los comentarios que queráis). Tened en cuenta, eso sí, que he intentado simplificar, por lo que algunas precisiones y excepciones se han quedado fuera. Todo lo que os he puesto aquí está tomado de la Ortografía mencionada, aunque explicaciones, simplificaciones y ejemplos son míos.

NOTA: Edito el post con otro truco que me acaban de recordar. Funciona bastante biensi detrás de cómodónde o cuándo cabe un cojones, llevan tilde; en caso contrario, no. 

———————————–

Si creéis que este artículo puede serle útil a otras personas, no dejéis de compartirlo. Y si hay algún otro caso ortográfico que os trae de cabeza, decídmelo para hacer otra entrada, que de paso reviso y actualizo yo también.

————————————

Si queréis leer otros artículos sobre escritura o herramientas para escritores, solo tenéis que pinchar aquí. Y si os ha gustado y queréis más (y además queréis participar en sorteos de libros) podéis apuntaros a mi lista de correo, rellenando ese cuadrito que tenéis justo en el menú a vuestra derecha.

 

 

14 comments

  • Mamen

    noviembre 11, 2014 at 9:29 pm

    Me ha encantado. De hecho, cometí un error del tercer apartado en aquella conversación… Gracias, incluso defensores de la correcta ortografía como una servidora se equivocan.

    Reply

    • Gabriella

      noviembre 12, 2014 at 12:46 pm

      Te digo lo que me pasa a mí: cuanto más aprendo de ortografía y gramática más me queda por aprender de ortografía y gramática, je.

      Reply

  • Helena Riera

    noviembre 11, 2014 at 9:49 pm

    GRACIAS. Lo voy a usar para mis clases.

    Reply

    • Gabriella

      noviembre 12, 2014 at 12:45 pm

      Me alegro de que te sea de utilidad. Dependiendo de la edad de tus alumnos, siempre puedes cambiar el truco de “cojones” por “narices” o algo así 😉

      Reply

  • Cris Mandarica

    noviembre 12, 2014 at 6:42 pm

    Plas plas plas! Muchas las sabía, en realidad lo tenía claro, me lié porque había oído que esos interrogativos indirectos dejaban de tener tilde, no sé quién lo diría. Pero sobre todo, la forma en la que defines las cosas: “Relativas de antecedente implícito indefinido de carácter inespecífico; o en subordinadas que podrían ser relativas o interrogativas indirectas”. Nada chica, yo acentúo de tanto hacerlo, que ya me ha quedado, vamos, pero de llamarlos por su nombre nanai de la china. Muchas gracias por el artículo, este me lo guardo bien guardadito. Biquiños!

    Reply

    • Gabriella

      noviembre 12, 2014 at 6:52 pm

      Probablemente alguien vio un “como” completivo sin tilde y se hizo la picha un lío, ya sabes cómo son estas cosas.Lo de “relativas de antecedente implícito indefinido de carácter inespecífico” creo que voy a empezar a usarlo cuando no tenga ganas de explicar algo difícil o largo. Me quedaría muy a gusto. “-¿Por qué no te has comido la fabada?”. “-Bueno, eso es algo relativo con un antecedente implícito indefinido de carácter específico”. El mérito no es mío, claro, sino de los redactores de la RAE 😛

      Reply

  • filomeno

    noviembre 14, 2014 at 9:44 am

    No sabía el truco cojonero…¡muy bueno!…lo usaré de aqui en adelante.

    Reply

  • Alberto

    noviembre 21, 2014 at 4:52 pm

    Hola, Gabriella.

    Muy interesante este artículo. Aparte de escribir, también me atrae todo lo que tiene que ver con la ortografía y la sintaxis. Soy así de raro.

    Desconocía la diferencia entre el “como” que se puede sustituir por “que” y el “cómo” con sentido interrogativo o exclamativo. Que yo recuerde, nunca me habían explicado este matiz en el colegio.

    Una duda que tengo últimamente es sobre el “Si” condicional. Cuando una condicional empieza por “Si” y después de terminar la parte de la condición la frase continúa con un “que” o un “es”, también se pone coma? Yo la escribo, pero no sé si es correcto. Por ejemplo: “Si se trata de arreglarlo, que sea tu padre” o “Si hubiera pensado mejor las cosas, es evidente que la editorial se hubiese interesado por mí”.

    Un beso y buen fin de semana.

    Reply

    • Gabriella

      noviembre 21, 2014 at 7:31 pm

      Sí, en ambos casos tendríamos coma. Es una de esas comas que me llaman la atención, porque realmente está dándonos una pista de que la oración no tiene su “orden lógico” (que sería: “Es evidente que la editorial se hubiese interesado por mí si hubiera pensando mejor las cosas”. Fíjate que ahí no hace falta una coma*.

      Hay que tener en cuenta, respecto a las oraciones que empiezan con la condición (con el “si”), que si la parte de la condición es muy corta, la coma no es obligatoria (“si pica no te rasques”). Que a su vez tiene otra excepción: en el caso de la formación “si no”, se pone siempre con una coma, por muy corta que sea (“Vivian vendrá a mi casa. Si no, saldremos a cenar”).

      *Esto tiene a su vez una excepción: se pone coma entre las dos partes, aunque estén en orden lógico, si la condición no es realmente una condición, sino una forma de hablar (“el tren llega a las ocho, si no me equivoco”: el tren no va a dejar de llegar porque te equivoques).

      ¿Ves? Ya me he enrollado. Es que el tema da para mucho, y espero haberte resuelto la duda en vez de liarte más 😉

      Reply

  • Manuel

    marzo 6, 2018 at 2:07 pm

    Hola, Gabriella. Tengo una duda con respecto al uso de la tilde en “Quiénes somos”, “Dónde estamos”, “Qué hacemos” (como construcciones interrogativas indirectas), tal como aparecen usualmente en los sitios web corporativos. En lo personal, entiendo que llevan tilde, pero he hallado opiniones encontradas al respecto. ¿Corresponde la tilde en esos casos?

    ¡Saludos y gracias!

    Reply

    • Gabriella

      marzo 6, 2018 at 7:14 pm

      Hola, Manuel.

      Tal y como yo lo entiendo, esas secciones son preguntas (¿quiénes somos? ¿dónde estamos?) y por tanto llevarían tilde. Pero si lo interpretas como una respuesta (esto es quienes somos, aquí es donde estamos) no tendrían que llevarlo por ser relativos. Así que nos encontramos con un caso extraño donde la tilde depende de cómo lo interpretes, lo que explicaría que haya opiniones encontradas en este caso 😉

      Reply

      • Manuel

        marzo 6, 2018 at 9:59 pm

        Muchas gracias, Gabriella. Saludos desde Argentina.

        Reply

  • Agustín Manuel PIÑERO SAMA.

    noviembre 2, 2018 at 12:42 am

    Muy buena y necesaria lección, Gabriella, despejan algunas dudas.
    Muy agradecido.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.