main

escribirherramientas para escritores

¿Necesitas inspiración? Acude a estas 34 fuentes y destroza tu bloqueo

mayo 4, 2017 — by Gabriella24

click4-960x1440.jpg

Un escritor al que admiro siempre dice que, para él, escribir es 33% planificación, 33% escritura, 33% corrección y que ese 1% que queda, solo ese 1%, es inspiración.

También dice que desconfía de los ornitorrincos porque algún día dominarán el mundo, así que supongo que tampoco hay que hacerle caso en todo.

La musa visita a los que tienen el culo sobre la silla de trabajo, eso lo sabemos. O deberíamos saberlo, por mucho que vendrán unos cuantos a gritarnos que debemos vivir del aire y de nuestra pasión y solo ponernos a escribir cuando estemos inspirados.

Pero sí, por muy pragmáticos que nos pongamos, la inspiración existe (otra cosa es que su papel sea bastante menor al que nos venden en las películas, los blogs para escritores o las máquinas expendedoras de sueños prefabricados más allá de Orión). O más bien existen dos tipos de inspiración, tal y como yo lo veo:

  1. La inspiración puntual, esa idea mágica que nos llega en el momento más inoportuno y
  2. La inspiración como estado: esa racha de flow o flujo en la que estamos trabajando y/o creando y nuestro cerebro funciona a mil por hora. Del estado de flujo habla muy bien Isaac Belmar en su artículo, y yo también lo he mencionado alguna vez por aquí, en este blog. Básicamente, es un estado maravilloso que se obtiene cuando estamos enfrentados a algo que no es ni demasiado fácil ni demasiado difícil: tiene la medida justa para desafiarnos sin frustrarnos.

Las ideas vienen de miles de sitios, pero ese estado de flow solo viene cuando llevamos un tiempo metidos en una tarea: el tiempo necesario para que nuestro cerebro se concentre plenamente. Hay diferentes estados de flujo: algunos más inmediatos; otros con resultados diferentes que solo surgen después de un tiempo largo de concentración. Por eso he hablado también a menudo de las maratones de escritura: encuentro que hay ideas y experiencias de escritura que solo me ocurren cuando llevo más de una hora escribiendo. Así, sabemos que ciertos estados mentales pueden detonarse de manera voluntaria: experimentamos y vamos dando con claves externas que nos permiten alcanzar una situación de flow concreta.

¿Pero cómo podemos activar la inspiración puntual, cómo podemos encontrar las buenas ideas ocasionales?

escribirescritura

20 maneras de volver a enamorarte de la escritura

julio 28, 2015 — by Gabriella26

balloons-693707_1280-960x1280.jpg

No, este no es otro artículo sobre cómo vencer a la página en blanco.

Eso es para principiantes. ¡Ja!

Tú no tienes problemas con la página en blanco. Tienes claras tus prioridades, tienes claro que esto es lo que quieres hacer. Te sientas todos los días a escribir y salen palabras, tengas o no la fuerza de voluntad para ello. Incluso has vencido a la procrastinación. Pero a veces eso no es suficiente. No, esta lista es para el tedio. La sensación insidiosa de apatía y desinterés que te embarga cuando compartes un café con alguien con quien llevas casado/a treinta años y a quien ya no tienes nada que decirle. Todavía lo/la quieres, sí, pero todas las cositas pequeñas del día a día han hecho que te olvides de cuánto.

Sí. Esta es una lista (otra lista, Gabriella, eres de lo más original) para recuperar la chispa. Para que tiréis el café al suelo y acabéis haciendo el amor apasionadamente sobre la mesa de la cocina.