main

entrevistasescribirescritoresescritura

Entrevistas relámpago a escritores (17): Anabel Botella

noviembre 20, 2014 — by Gabriella4

Llegó el jueves y con él otra entrevista relámpago. Hoy vamos a hablar con Anabel Botella¿Qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 84 preguntas). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). Hace un par de semanas entrevisté a Alberto González Ortiz, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, vamos a hablar un poco de la entrevistada de hoy: 

Anabel nació en 1970, en Cartagena, pero se considera aguileña. Desde pequeña le fascinó el mundo de las letras, ya fueran escritas, leídas o habladas. Se recuerda con un libro en las manos desde que tiene uso de razón. Siempre tuvo claro que quería dedicarse al teatro y en 1992 llegó a Valencia para cumplir su sueño. Desde 2003 actúa junto a su pareja en la compañía Serpentina. Ángeles Desterrados fue su primera novela publicada. En abril del 2013 vio la luz su historia Ojos azules en Kabul, y en mayo Como desees, la obra ganadora del II Premio Ellas Juvenil Romántica. Ese mismo mes de mayo recibió el Premio Literatura Fundación Carolina Torres Palero 2013. También ha participado en algunas antologías de relatos: Ilusionaria, Historias del dragón, 20 relatos del fin del mundo y Por volver a verte a sonreír. Vive con su pareja y su hijo en Valencia. Este año ha publicado #Dead7 con Everest.

Anabel es otra de esas personas majas con las que suelo coincidir en los saraos literarios, sobre todo en aquellos relacionados con la literatura juvenil. También es un ejemplo más de que la creatividad se acaba escapando por todos lados: ella combina su amor por la escritura con su amor por el teatro.

———————————————————————————

ENTREVISTA RELÁMPAGO A ANABEL BOTELLA

anabel-botella-200x3001. ¿Cuál es tu palabra favorita?

Me gustan mucho las palabras que tienen musicalidad, o al menos la tienen para mí, como las que empiezan por al: albahaca, alábega, pero sobre todo algarabía. Almorranas se lo dejo a Camilo José Cela.

2. ¿Qué libro has releído más veces?

No suelo releer libros. De pequeña leía una y otra vez los mismos cuentos y libros porque no teníamos dinero para comprar libros. Pero sí que recuerdo haber leído muchas veces los libros de Los Cinco. Había un motivo más: Julián fue mi primer amor literario.

3. ¿Qué sacarías de tu casa en llamas?

Las fotografías. En un incendio perdí casi todas mis fotografías de cuando era pequeña. Sólo conservo dos. Y mi hermana una.

4. Puedes matar a un personaje de la literatura mundial. ¿Cuál y por qué?

Ignatius Reilly siempre me ha provocado sentimientos encontrados, ha sido una relación de amor-odio.

5. Tres libros para una isla desierta.

Puede que lo que hoy me llevaría no fuera lo que me llevaría mañana. Cualquier libro de Kawabata, La familia de barro, de Lin Yutang, y por supuesto La conjura de los necios, de John Kennedy Toole.

6. ¿Qué libro poco conocido te gustaría que leyera todo el mundo?

Cuentos de la selva, de Horacio Quiroga.

7. ¿A quién admiras?

A las mujeres de mi familia, por lo fuertes que son. También admiro a mi pareja y a mi hijo.

8. ¿Te has enamorado alguna vez de un personaje?

Por supuesto. De Julián (Los Cinco), Aragorn, Jaime Lannister, Kirtash, Mr. Darcy…

9. ¿Qué sueles poner en los libros al firmar?descarga

Mi nombre completo. Mi madre me comentó que por qué en la portada de Ángeles desterrados no ponía mi segundo apellido, así que desde ese día, lo hago por respeto a ella. Y lo demás, según

10. ¿Con qué tres adjetivos te describiría tu mejor amigo/a?

Leal, generoso e inteligente.

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

Anabel escoge la b) y me pregunta: Muchas veces leo que si las musas por aquí, las musas por allá, dejando que parte de nuestra creación esté en sus manos. ¿Crees en las musas o por el contrario crees en la perseverancia de escribir todos los días? 

Creo en ambas cosas. Las musas están ahí; siempre hay días en los que estás más inspirada que otros, momentos raros en los que tienes que ir corriendo a apuntar la idea genial que has tenido. Pero sé muy bien que sin trabajo diario esas musas no sirven de nada, y con trabajo diario se aprende y progresa muchísimo más. He perdido demasiado tiempo esperándolas; desde hace unos años tengo un compromiso de escritura diaria que cumplo a rajatabla.

—————————–

Muchas gracias a Anabel por sus respuestas, ¡y no os perdáis la entrevista de la semana que viene!

Advertencia para escritores: Aunque esta ha sido desde el principio una convocatoria abierta para todos los escritores que quisieran participar, en estos momentos tengo bastantes entrevistas acumuladas, por lo que, por el momento, se cierra dicha convocatoria y no se admiten solicitudes de entrevistas. Eso, sí, sentíos libres de seguir enviando propuestas de preguntas para las entrevistas a gabriellavc(arroba)yahoo.es
 

entrevistasescribirescritores

Entrevistas relámpago a escritores (16): Alberto González Ortiz

noviembre 13, 2014 — by Gabriella0

Como es jueves, hoy os ofrezco otra entrevista relámpago. Hoy vamos a hablar con Alberto González Ortiz.

¿Qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 84 preguntas). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). Hace un par de semanas entrevisté a David Gambero, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, 

vamos a hablar un poco del entrevistado de hoy. 

Alberto González Ortiz ganó varios premios literarios de adolescente con una serie de cuentos de los que no se acuerda. Más mayor —no mucho—, publicó El amargo despertar, una obra desgarradora que cosechó palabras amables allá por donde fue: Semana Negra de Gijón, Feria del Libro de Valencia, bibliotecas, presentaciones, noches en Tribunal, museos siderúrgicos, internet, amigos y desconocidos.  Con su segunda novela, No serás nadie, ya ha hecho sus bolos este verano. También le hicieron muchas preguntas que no supo contestar. Maestro y escritor, escritor sin maestría, podéis encontrarlo en http://www.albertoalez.com

Alberto y yo tenemos unos cuantos amigos en común, y se puso en contacto conmigo ofreciéndose como sujeto para el experimento. O para la entrevista, ya no recuerdo.

———————————————————————————

ENTREVISTA RELÁMPAGO A ALBERTO GONZÁLEZ ORTIZ

albertovk1. ¿A quién admiras?

En el terreno en el que nos movemos, admiro a cada uno de los escritores que pueden vivir de sus historias. Son unos héroes para mí. Admiro también a toda esa generación que consiguió que hoy la nuestra tenga algún derecho que otro.

2. ¿Cuál es el libro que más te ha influido?

La lluvia amarilla, de Julio Llamazares. Me influye no solo porque me gustara en su momento, sino porque es todo lo que busco en una novela: una sensación constante de pérdida.

3. ¿Cuál es tu récord de tiempo escribiendo del tirón?

20 minutos. Ese es mi récord porque es mi manera de planificarme y es el tiempo que tengo. Eso sí, cada día. Es cierto que he escrito más en muchas ocasiones, por supuesto, pero valoro más esto que te he dicho.

4. ¿Qué haces cuando te atascas escribiendo?

No me ocurre. Solo escribo cuando tengo algo planeado que escribir. Hoy toca esta escena, me digo. Pero la escena la tengo en la cabeza y en un archivo desde meses antes.

5. ¿Qué sacarías de tu casa en llamas?

Los papeles (hablo de certificados, documentos oficiales y demás) y el disco duro. Lo que me quite más tiempo luego. Valoro mi tiempo más que cualquier otra cosa, quitando las emociones.

6. ¿Con qué tres adjetivos te describiría tu lector ideal?

Reflexivo, tranquilo e imaginativo.

7. ¿Cómo te sentiste la primera vez que te publicaron algo?

Feliz, pero como una etapa más. «Si p entonces q», dirían los matemáticos.

8. ¿Algo de lo que nunca hablarías en tus textos?descarga

De cualquier cosa que no conozca con anterioridad. No entiendo la literatura sin melancolía. Y sí, una nave espacial o un elfo de las montañas pueden ser también melancolía.

9. ¿Dónde esconderías un elefante?

En una pesadilla.

10. ¿Podrías tener una relación sentimental con otro escritor o escritora?

¿Por qué no?

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

Alberto escoge la b) y me pregunta: ¿Qué es lo que sientes al terminar un buen libro?

Todos los libros son diferentes, pero los buenos libros tienden a dejar resaca. Te levantas al día siguiente y todavía le estás dando vueltas. Y a la semana siguiente, también, y ningún libro te satisface hasta que pasa un mes, como mínimo, porque ninguno es como ese libro.

—————————–

Muchas gracias a Alberto por sus respuestas, ¡y no os perdáis la entrevista de la semana que viene!

Advertencia para escritores: Aunque esta ha sido desde el principio una convocatoria abierta para todos los escritores que quisieran participar, en estos momentos tengo bastantes entrevistas acumuladas, por lo que, por el momento, se cierra dicha convocatoria y no se admiten solicitudes de entrevistas. Eso, sí, sentíos libres de seguir enviando propuestas de preguntas para las entrevistas a gabriellavc(arroba)yahoo.es
 

entrevistasescribirescritores

Entrevistas relámpago a escritores (15): David Gambero

noviembre 6, 2014 — by Gabriella1

Hoy es jueves y toca lo que toca en jueves: entrevista relámpago. La de hoy además es muy especial para mí, ya que procedo a entrevistar a uno de mis mejores amigos y una de las personas más divertidas que conozco: David Gambero.

¿Qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 84 preguntas). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). Hace un par de semanas entrevisté a Noelia Montalbán, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, 

vamos a hablar un poco del entrevistado de hoy. 

David Gambero nació en 1982 en Fuengirola, junto al mar que alimenta su carácter abierto, una marcada versatilidad y una imaginación desbordante que vierte en los proyectos que aborda, y a los que impregna de una atmósfera eminentemente cinematográfica. Devorador de ciencia ficción y fantasía, enamorado del género bélico y la historia en general, sus relatos se cuajan de acción, cuidado en el detalle y sugerentes imágenes que logran trasladar al lector a mundos inesperados y sorprendentes. Licenciado en Ciencias de la Comunicación e integrante del Colectivo Audiovisual Nysufilms, destacan: El Míster (2011, director y guionista) y, como guionista, Leñador y la Mujer América (doblemente premiado en el Festival de Cine de Málaga 2013), y Axiom del grupo británico Archive (Sundance Londres, 2014).

Actualmente participa como escritor y corrector de trama en el proyecto solidario Ilustratura. Entre sus logros como escritor destacan el Primer Premio Relatos de la UMA Semana de Cine 2010,(finalista 2009 y 2011), “Con un par de narices” Esfera Cultural (2012), el concurso de relatos “Yo Dragón” en (2010) y el proyecto “To Be Continued” (2011). Ha sido colaborador en numerosas antologías de relatos, entre ellas la antología de Fuenlabrada Steampunk de este año.

No voy a empezar a decir cosas de David porque no termino, así que os dejo directamente con sus respuestas. Y con una foto de su perro, Fantasma:

1908030_10202584196910944_8842723805523227412_n

———————————————————————————

ENTREVISTA RELÁMPAGO A DAVID GAMBERO

1781445_10201647638497569_812912038_n1. Un libro que no pudiste terminarte

Ni lo pienso: el Ulises de Joyce. Nunca te las quieras dar de erudito y ponerte a leer el Ulises porque no hay dios por donde cogerlo. El argumento seguro que hasta arriba de mezcalina se entiende, pero como soy pobre lo leía bebiendo agua del grifo y así no había forma alguna. Eso y que a los personajes como si les cae encima un zepelín. Vamos, libro que acabó de vuelta al rincón de «ey, nena, mira, tengo el Ulises de Joyce y dejaré que te preguntes si me lo he leído mientras te preparo una Piña Sedada».

2. Lo más ridículo que has hecho por amor.

Esa carta aún no la he gastado. Me la guardo para cuando lo necesite realmente, aunque no pienso sostener un estéreo de los 80 como John Cusack en Say Anything (es que Peter Gabriel es soporífero).

3. ¿Tienes alguna cicatriz interesante?

Interesante no se si será, pero tengo una en la palma de la mano que atraviesa la línea de la vida que me hice con unos 12 años en el fútbol. Si la vida quería decirme algo podría haber sido más discreta.

4. La película con la que más te has reído

Igual aquí me matan pero ahí va: Airbag. La primera vez casi me muero. La novena casi mi muero. La decimosexta casi me muero. Si algún día hago una comedia, que me salga así, aunque solo me guste a mí.

5. Si fueras un superhéroe, ¿cuál sería tu kriptonita?

La misma que en mi vida real y normal: el chocolate. Y si alguien pregunta, la respuesta es sí. Se puede vivir y ser feliz sin chocolate. Si me da la bajona, en lugar de ponerme All by myself y meter la cabeza en un cubo de Häagen Dazs me pongo El último boy scout y me inflo a yogurt griego.

6. ¿Cuál es tu récord de tiempo escribiendo sin parar?

El día antes de entregar un relato a concurso entré en el Bar Temperley a las 4 de la tarde y después de mucho darle a la tecla descubrí que eran las 11. De no ser porque Roberto, el dueño del bar, me trata como a un hijo, hubiese perecido de inanición y sed.

7. ¿Qué es lo que más te ha costado escribir?

Un relato de amor romántico. Cuesta. Duele. Te dan arcadas. Pides una pistola cargada que nunca te dan. Pero al final sale. Aunque es de esas cosas que solo haré de nuevo por dinero

8. Tu color favorito

El naranja. ¿Estas preguntas ya son de la sección de la Super Pop o que? Porque a mi me gustaba Dylan y no veo que a nadie le importe lo más mínimo en este cuestionario.portada_fuenlabradasteampunk

9. Un libro con el que hayas llorado

¿En serio? ¿Llorar de llorar? ¿De decir que se quieren mogollón y que mala es la vida que no hace más que separarlos y hacer que ella pille enfermedades decimonónicas? ¿De mirar por encima del hombro a ver si alguien te ve tan vulnerable como para poder mofarse de ti toda la vida? Pues ninguno, aunque acepto retos de autores capaces de hacerme llorar (de risa no vale, y provocarme lloro de desazón por chistes malos tampoco).

10. ¿Qué libro le recomendarías a alguien a quien no le gusta leer?

Si no te gusta leer te respetaré. Incluso puede que quiera ser tu amigo. Pero ten esto en cuenta: Molas menos de lo que crees. Y si me invitas a tu boda igual acaba como la de los Frey… Tú sabrás.

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

David escoge la b) y dice: ¡Escojo la caja! ¡La caja! Ah no, espera que no puedo escoger eso… Vale, entonces por escarnio escojo la opción B. ¿Qué libro te ha hecho llorar? (Y tiene que ser de pena. Respuesta con motivo y desarrollo largo. Doce folios mínimo y esquemas para tontos)

He llorado con muchos libros, ¡y a mí no me avergüenza decirlo! Creo que el primer libro con el que lloré fue Jane Eyre, en la escena esa terrible en la que a la prota se le muere su amiga en los brazos. O tal vez con La colina de Watership. Pobres conejitos.

—————————–

Muchas gracias a David por sus respuestas, ¡y no os perdáis la entrevista de la semana que viene!

Advertencia para escritores: Aunque esta ha sido desde el principio una convocatoria abierta para todos los escritores que quisieran participar, en estos momentos tengo bastantes entrevistas acumuladas, por lo que, por el momento, se cierra dicha convocatoria y no se admiten solicitudes de entrevistas. Eso, sí, sentíos libres de seguir enviando propuestas de preguntas para las entrevistas a gabriellavc(arroba)yahoo.es
 

escribirescrituraherramientas para escritorestraducción

30 señales de que estás fracasando como artista emprendedor (traducción de un artículo de Leanne Regalla)

noviembre 3, 2014 — by Gabriella6

fashion-771505_640.jpg

Este artículo es una traducción/adaptación del artículo de Leanne Regalla 30 Warning Signs That Spell Failure for Your Creative Business. Tened en cuenta que en el mundo anglosajón hay una cultura muy distinta respecto al emprendimiento artístico que aquí en España. Cuando Leanne habla de “negocios” (business), no se está refiriendo a una gran empresa, sino al trabajo de cualquier artista (escritor, actor, músico, pintor, etc.) que busque vivir de lo que hace. Lo que aquí sería un emprendedor autónomo dentro de algún sector artístico.

Tenemos la conciencia de que en España es imposible vivir del arte. Tal vez sea cierto, sobre todo en un mercado en crisis como el nuestro, donde además las trabas burocráticas, económicas y fiscales para emprender son las que son. Lo que sí es cierto es que todo lo que dice Leanne a continuación lo he visto mil veces en mil “artistas” (yo incluida), ya que nos creemos a pies juntillas el sueño del loco bohemio, en vez de intentar concebir qué lugar ocupa nuestro arte dentro del sistema que aquí nos incumbe: el económico.

Tal vez no sea posible vivir del arte como tal, pero si buscamos remuneración por nuestro trabajo artístico, algo tendremos que aprender de monetización, comercialización, mercadotecnia y dominio del producto, si queremos intentarlo siquiera.

Y todo eso sin vender nuestra alma ni poner en jaque nuestros valores estéticos y personales. Madre mía.

Si alguien tiene alguna idea de cómo conseguirlo, esa es Leanne. Muchas gracias a ella por permitirme compartir su artículo con todos vosotros. Todas las que siguen a continuación son palabras suyas:

entrevistasescribirescritores

Entrevistas relámpago a escritores (14): Noelia Montalbán

octubre 30, 2014 — by Gabriella1

Llega el jueves y llega una nueva entrevista. Hoy vamos a conocer un poco mejor a Noelia Montalbán.

¿Qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 84 preguntas). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). Hace un par de semanas entrevisté a Gloria T. Dauden, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, 

vamos a hablar un poco de la entrevistada de hoy. O más bien lo va a hacer la propia autora: 

Desde muy pequeña mi madre dejó libros a mi alcance y fomentó mi interés. Sin obligarme en ningún momento. Así desarrollé mi pasión por la lectura y, más tarde, por la escritura. Mi impulso fue una profesora de bachillerato que me animó a participar en un concurso de relato de mi ciudad. Lo perdí, pero gané mucho más.

Aunque tenía multitud de escritos, que siguen inéditos, el primer proyecto en el que participé fue una novela compartida. La dirigía Anika Lillo, de ciberanika.com y se llama Círculo de Mártires. Poco después, entré a formar parte del jurado del premi Paraula de U.G.T. y Fundació Comaposada durante sus nueve años de duración.

Con veintiséis años publiqué mi primer libro, precisamente con la editorial que tenía Gabriella, Ediciones Parnaso. Más adelante Ediciones Dédalo la reeditó ilustrada. He hecho de jurado en premios pequeños y editado algún relato en recopilaciones de Dédalo. También tuve mi propia sección de recomendaciones en Culturalia y más adelante colaboré con parte de mis cuentos crueles. He dirigido el club de escritura “Intensamente breves”.

Sigo buscando nuevos proyectos y nuevas oportunidades para seguir desarrollando mi camino en el mundo literario.

Como bien dice Noelia, fue una de las personas con las que tuve el gusto de trabajar en la colección Hipocampo de Parnaso. Como me ha ocurrido con tantos otros escritores de aquella época, hemos seguido en contacto con el paso de los años a través de las redes sociales. Al igual que Gloria, Noelia combina su pasión por la escritura con el gusto y el talento para el arte pictórico.

———————————————————————————

ENTREVISTA RELÁMPAGO A NOELIA MONTALBÁN

noelibro1. ¿Cuál ha sido tu mayor fracaso?

Lo llamaría decepción. Firmar con Ediciones Dédalo. Que tanto yo como alguien que recomendé no hayamos tenido compensación por libros que nos costó muchas horas hacer resulta desagradable.

2. Tres libros para una isla desierta

El perfume de Süskind, el libro más grande de mitología que encontrase y El silencio de los corderos (si puede ser toda la saga, mejor).

3. ¿Tienes alguna cicatriz interesante?

Una marca de nacimiento en forma de media luna, en un dedo del pie.

4. ¿Qué es lo que más te ha costado escribir?

Una reseña de Poe, un recopilatorio editado por Fernando Marías. Es un auténtico destrozo.

5. ¿Perros o gatos?

Gatos, aunque los perros también me resultan majos.

6. Un truco para enfrentarse a la hoja en blanco.

Crear un personaje y preguntarle. O visualizar los escenarios y dejarte llevar.

7. La app que ha cambiado tu vida.

Más que app, el internet en los móviles. El estar permanentemente conectado y disponible. Es un agobio. Menos mal que se puede desactivar la conexión.

8. Menciona un libro con el que hayas llorado.

El compositor de tormentas, también candidato a ser llevado a la isla.

9. Un libro que no pudiste terminar.f37155_e1820a2d9305475284f3d909d20f99bc

No dejo libros sin terminar, pero la divina comedia me costó mucho.

10. El mejor regalo que te pueden hacer.

Libros, materiales de pintura o de entreno, excursiones, viajes y, por supuesto, chocolate.

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

Noelia escoge la b) y me pregunta: ¿Cómo se te ocurrió todo esto, Gabriella?

Imagino que te refieres a lo de las entrevistas (si te refieres a todo, todo, podemos estar aquí un buen rato, je). Como muchos de los que me leen en el blog son escritores y/o lectores, amantes de la literatura en general, pensé que sería interesante ir hablando con personas relacionadas con la escritura, dar a conocer su trabajo y personalidad. A la vez quería hacerlo de forma amena, que se saliera del formato aburrido de las entrevistas de siempre.Y siempre me han gustado las secciones en revistas o televisión donde se hacen preguntas rápidas y algo chorras a los invitados. Creo que pueden revelar más de una persona que las típicas preguntas profundas y elaboradas.

—————————–

Muchas gracias a Noelia por sus respuestas, ¡y no os perdáis la entrevista de la semana que viene!

Advertencia para escritores: Aunque esta ha sido desde el principio una convocatoria abierta para todos los escritores que quisieran participar, en estos momentos tengo bastantes entrevistas acumuladas, por lo que, por el momento, se cierra dicha convocatoria y no se admiten solicitudes de entrevistas. Eso, sí, sentíos libres de seguir enviando propuestas de preguntas para las entrevistas a gabriellavc(arroba)yahoo.es
 

editorialentrevistasescribirescritoresescriturafilosofandoherramientas para escritoresleerlibrosliteraturaliteratura juvenil

¿Cuándo tiene que cortarse el escritor de literatura juvenil? Los expertos opinan

octubre 29, 2014 — by Gabriella11

couple-564232_640.jpg

imagesUno de los problemas con los que me encontré en El fin de los sueños, en la novela que he terminado hace poco e incluso en la que he empezado a escribir ahora, fue el de los límites del propio género. ¿Hasta dónde podemos hablar de sexo y violencia, por ejemplo? ¿Hasta dónde podemos hablar de depresión, de suicidio o de pérdida? Es algo que, en lo que respecta al juvenil, nunca he tenido nada claro. No me gusta tratar a los lectores jóvenes como si fueran pobres corderillos y soy bastante consciente de que esta generación está bastante más expuesta a la sexualidad, a la violencia y a tantas otras cosas.

En una charla sobre coherencia en los mundos de fantasía a la que asistí en el Festival de Fantasía de Fuenlabrada, el escritor Emilio Bueso dijo que a él no le gustaría que su propio hijo leyera sus libros en estos momentos; no tanto por componentes de sexo o violencia, sino por una visión tremebunda del mundo que nadie desea para alguien que todavía disfruta de cierta inocencia e idealismo. Aunque Bueso no es escritor de juvenil, ofrecía una visión que es clave para muchos autores que sí lo son. Así, hay muchos límites que rodean al género, límites que además varían según hablemos del juvenil tradicional o del más reciente New Adult, que se dirige a un público algo más mayor.

¿Cómo marcar esos límites? ¿Cuáles deben ser? Decidí que haría lo mejor que puede hacerse en estos casos, que es preguntar a los expertos. Así que reuní a un grupo excelente de autores, editores y lectores de juvenil, y les pedí su opinión. Como podréis ver, hay observaciones dispares, pero todas inteligentes y bien razonadas.

Alfredo Álamo

(escritor y coordinador de Lecturalia)

Creo que el “nivel” de ¿sordidez? debe ir acorde con la historia que estás contando y de si hay implícitos valores morales adicionales o no. Creo que lo que debe sobrar siempre es la gratuidad, algo que es aceptable en narrativas más complejas pero a nivel juvenil adulto no tienen sentido. También habría que discutir cómo de explícito puedes ser antes de caer en lo pornográfico o en el regodeo por la violencia. Yo creo que el sentido común existe, así como la coartada que te permite el arte para saltártelo, así que un equilibrio entre ambos sería lo mejor

Carlos García Miranda

(escritor y guionista):

Cuando escribí mi primera novela me salté esos límites. El libro chorreaba violencia y tenía unas cuantas páginas con sexo explícito. Lo hice porque la historia lo pedía, y porque no me parecía que fuera a escandalizar a nadie; nada de lo que había escrito era algo que no se le hubiera pasado antes por la cabeza a un lector adolescente. Pero el caso es que, al publicarse, hubo bastante revuelo… Por lo visto, había escrito sobre cosas que no solían leerse en los libros juveniles. Lo más sorprendente, al menos para mí, fue que las “protestas” las causó la parte sexual. De la violencia no dijo nadie ni mu.

No sé si me ayudó o perjudicó saltarme las normas no escritas sobre lo que debe incluir un libro YA. De lo que estoy seguro es de que volvería a hacerlo si la historia lo pide

César Mallorquí

(escritor)

En principio, creo que la literatura juvenil no debería tener ningún límite; o, mejor dicho, los mismos límites que pueda tener la literatura en general, si es que los tiene. Pero el caso es que, de hecho, sí que existen ciertos límites “sociales”; es decir, comúnmente aceptados. Personalmente he dedicado una buena parte de mi obra juvenil a explorar esos límites y comprobar hasta dónde podía transgredirlos. Por ejemplo, el lenguaje; el uso de palabras malsonantes.

En la primera novela juvenil que escribí, algunos personajes (skinheads, en concreto) usaban tacos en sus diálogos. La editorial me sugirió que los eliminara, y yo me negué, porque los consideraba necesarios para definir la personalidad de esos personajes. La novela se publicó tal cual y no pasó nada. Luego, dando charlas a jóvenes lectores, algunos se extrañaban por el uso de las palabrotas, porque no estaban acostumbrados a verlas por escrito. Pero lo entendían cuando les explicaba que, si quería describir a un skinhead verosímil, no podía hacerle exclamar “caray”, “córcholis”  o “jopé”.

El límite de la violencia en realidad no existe. En muchas de mis novelas hay escenas de violencia (en algunas de gran violencia), y nunca nadie me ha comentado nada al respecto. Hay violencia en muchísimas obras juveniles.

En cuanto al sexo, ahí sí que hay un poderoso límite social y cultural, como si los jóvenes no tuvieran sexo (cuando precisamente es uno de los asuntos que más les interesan). No obstante, ese límite va relajándose poco a poco, y ya puede hablarse de sexo en los textos juveniles… siempre y cuando no sea sexo explícito. Personalmente eso no me supone un gran problema, porque el sexo explícito, en literatura, siempre me ha parecido artificial, generalmente innecesario y, con frecuencia, un tanto ridículo. Pero el tabú del sexo sigue existiendo en la literatura juvenil, y deberíamos procurar acabar lo antes posible con él.

¿Creo que la literatura juvenil debería tener algún límite? Rotundamente no; salvo los derivados de la ética personal del autor (pero eso podría aplicarse también a todo tipo de literatura, ¿no?).

Sofía Rhei

(escritora):

Yo creo que la LIJ no es un género literario, sino un nivel lector, del mismo modo que la literatura infantil. Dentro de ella caben casi todos los géneros. 
 
Las diferencias con la literatura para adultos, son, efectivamente, las cantidades de sexo y violencia, pero también las menciones a drogas y otros temas socialmente controvertidos, el terror extremo, y desarrollos excesivamente académicos que sí pueden tratarse en libros para adultos. En general la LIJ tiene un rango de vocabulario menos extenso, pero existen numerosas excepciones a todo esto. 
 
Yo creo que las editoriales tienen una responsabilidad hacia los padres y los adolescentes cuando etiquetan un libro como apto para ellos. Por supuesto, padres, educadores y los propios adolescentes son muy libres de leer o de proponer leer lo que les venga en gana, pero la LIJ me parece una etiqueta útil para las personas que prefieren no encontrarse con sorpresas que les puedan resultar desagradables. De hecho, es el único motivo de su existencia.

Irina C. Salabert

(editora de Nocturna Ediciones):

Creo que los límites deben, en todo caso, separar lo gratuito de lo necesario. A mí no me preocupa lo más mínimo que una novela juvenil tenga sexo o violencia, siempre y cuando eso aporte algo a la historia o a los personajes. Por ejemplo, en Nocturna publicamos Cenizas, de Ilsa J. Bick, una trilogía que comparte bastantes características con The Walking Dead. Claro que tiene escenas violentas, pero sirven para ilustar el contexto, para hacer reflexionar a los protagonistas sobre hasta qué punto estarían dispuestos a sobrevivir. En El señor de las moscas, Golding describe con mucha crudeza la muerte de Piggy. Pero ¿es gratuito? En absoluto, ya que ese momento representa el fin de la civilización.
 
Lo que me resulta muy curioso de este asunto es que, ahora mismo, la violencia sea más aceptable en la literatura juvenil que el sexo. Mientras que en series como Los juegos del hambreEl corredor del laberinto Divergente pueden darse situaciones un tanto cruentas (y muchas de las propuestas que nos llegan van en la misma línea), hay un puritanismo de lo más extraño en todas las cuestiones sexuales. Y no es que me interesen las novelas que dependan del sexo a lo Cincuenta sombras de Grey ni mucho menos, pero no creo que sea lógico explotar tanto la violencia y seguir considerando el sexo un tabú. Para mí, en esta materia todo lo censurado es tan negativo como lo gratuito.

Miriam Malagrida

(editora de la colección Neo de Plataforma Editorial)

Los límites en juvenil solo puede marcarlos el lector. Para mí, como lectora y editora, un libro es juvenil cuando refleja los intereses, las inquietudes o las preocupaciones de los jóvenes, y al mismo tiempo es capaz de atraparlos y de despertar en ellos nuevas emociones y reflexiones. Y esto puede hacerse desde muchos subgéneros y tratando temas muy diversos, que van mucho más allá de la violencia o el sexo. Una novela juvenil romántica es buena cuando el autor consigue captar y transmitir la esencia del primer amor, del mismo modo que una distopía para adolescentes lo será si logra crear un escenario envolvente y creíble y despertar la conciencia social de los lectores.

Si un autor quiere escribir juvenil, solo debe pensar en su público y sobre todo alejarse de los tópicos que a veces recaen sobre este género. No es casual que los libros que normalmente menos gustan a los jóvenes son los que están infestados de clichés y no reflejan la verdadera complejidad de sus mundos y sus preocupaciones. Quizá el único límite admisible dentro del género (y seguro que en ocasiones encontraríamos motivos para transgredirlo) es que los personajes exploren cualquier tema de interés para los jóvenes, y esto es tan amplio como la vida misma…. Y tal vez por eso cada vez más adultos se confiesan lectores de literatura juvenil.

Vanesa Pérez-Sauquillo

(escritora, poeta; fue editora de Alfaguara)

La adolescencia es uno de los períodos más conflictivos de la vida, y el editor de literatura juvenil debe ser consciente de que sus lectores están todavía en una etapa de formación, muy vulnerable. Es cierto que a esas edades se leen ya libros para adultos, y grandes clásicos (sin adaptación), pero el editor especializado en juvenil tiene una responsabilidad con su público sobre los contenidos que publica. 

Siempre se discute el hecho de reducir la violencia, el sexo, las drogas… Yo creo que hay algo más importante, y es la necesidad de transmitir esperanza. No debe haber cabida para el suicidio del protagonista en un libro juvenil, ya que es precisamente en esta etapa donde se dan las estadísticas más elevadas. En la LIJ, siempre tiene que haber superación de los problemas. El lector debe confiar en que todo se resolverá en la narración, y también en su vida, como en los cuentos de hadas: si te enfrentas al peligro, podrás encontrar la salvación dentro de ti mismo (bien a través de tu ingenio o de tu buen corazón, ¡hay tanto por descubrir dentro de uno!), o gracias a algún agente externo (tal vez alguien que te dé la clave, como por arte de varita mágica).

La esperanza es un mensaje necesario para la formación del ser humano. A mi parecer, es uno de los valores claves que te pueden transmitir los libros. Montserrat Sarto escribió: “El que lee no está haciendo algo, se está haciendo alguien”. Y sobre todo durante las primeras etapas de la vida, tan hermosas, pero a la vez, tan llenas de interrogantes y de dificultades.

Y, por último, vamos a ver qué opinan los lectores:

Ruth Pérez de San Macario

(lectora y bloguera)

Hace un par de semanas me leí los dos primeros libros de una trilogía titulada Penryn and the End of Days. Está considerada como literatura YA pero el nivel de violencia y escenas/descripciones macabras es bastante alto. Personalmente me gustó, pero tal vez a alguien con un estómago más flojo no le gustaría (estoy casi segura de que los padres de un chico o una chica de 15 años dirían que no es lo adecuado). El problema de estos libros es que si le quitas la violencia, perderían la esencia de lo que es la historia en cuestión (es una distopía, lo mismo le ocurriría a Los juegos del hambre y a todas las novelas consideradas como tal).

Con esto quiero decir que dentro del género juvenil te puedes encontrar un sinfín de subgéneros que van a contener aquello que el lector está buscando. Creo que cerrarle la entrada a los libros con violencia en este ámbito de la literatura es algo ilógico porque ¿qué gracia tendría una historia apocalíptica o épica sin ella? Con esto se perdería parte de la acción y los jóvenes estamos ansiosos de encontrar escenas trepidantes en libros así.

Los lectores de YA estamos más que preparados para leer historias violentas sin sentirnos conmocionados, porque cuando elegimos un libro ya sabemos qué nos vamos a encontrar. Por lo tanto, no, no creo que los autores deban cortarse a la hora de escribir respecto a esto si el libro necesita escenas fuertes.

Por otra parte, está el asunto del sexo. Me parece que no he encontrado ninguna novela YA que se atreva a tratar el tema de forma abierta más allá de los de Federico Moccia (y no, tampoco es nada para tirar cohetes). Y creo que es algo ilógico: somos jóvenes, con plena revolución de hormonas, tenemos acceso no restringido a internet y, en ocasiones, parecemos saber más de ese asunto que algunos mayores.

Es decir: no nos asustamos fácilmente ya. Quizás en otra época el género debería ser más cerrado, ¿pero ahora? Tampoco estoy hablando de que se acepten novelas eróticas, porque no es plan, pero, de verdad, no es necesario hacer un corte radical en las escenas cuando los personajes pasan a algo más allá de los besos inocentes. Si los protagonistas son jóvenes deben actuar como jóvenes (solos, en casa, sin nada que hacer, con la tensión del momento…). Si los autores quieren que los lectores se sientan identificados no deben tratar el tema del sexo como un tabú, porque entre nosotros no lo hacemos. Los comentarios salidos de tono, las gracias con referencias sexuales y cosas parecidas no nos asustan. Es más, es precisamente eso uno de los detalles que más acercan la novela al lector porque es algo real.

En resumen, tampoco veo necesario que los escritores se comporten como mojigatos cuando escriben sus libros, a pesar de que sean juveniles. (Dentro de lo normal, obvio, no vas a meter escenas BDSM porque ahí sí que podrías conmocionar a alguien).

En mi opinión, los límites de la literatura juvenil son muy difusos. Lo más básico para poder clasificar a una novela como tal es que el lector de entre 15 y 20 años (aproximadamente, ya sabemos todos cómo es esto de los gustos literarios) se sienta identificado con los personajes, sin importar si es una distopía, una historia épica, de ciencia ficción, etc. Deben pensar como nosotros, y para ello el autor no nos puede ver como críos de 5 años con ningún tipo de preparación psicológica o intelectual para afrontar hechos “fuertes”. Somos personas inteligentes, tenemos nuestros estudios y vamos aprendiendo poco a poco cada día, vemos las noticias y estamos enterados de lo que pasa en el mundo. Los personajes deben actuar en consecuencia. Es más un límite de conceptos que de temas (por poner varios ejemplos: conocemos el funcionamiento de la justicia, pero no puede haber un montón de descripciones de leyes porque no estamos dentro de ese ámbito y eso nos aburriría; puede haber escenas de sexo pero tampoco necesitamos una descripción íntegra porque el resto nos lo imaginamos, aceptamos las muertes y heridas de los personajes sin tener que leer cómo dejan de funcionar los órganos uno a uno y por qué, ya que eso paraliza la acción del momento…).

Miguel Trujillo

(lector, traductor y bloguero):

Personalmente, opino que las editoriales en general y las españolas en particular pecan demasiado de subestimar a sus lectores en cuanto a estos dos temas en concreto. Creo también que hay cierto miedo bastante evidente en según qué editoriales, quizás a las posibles opiniones de los padres o profesores, quizás a una posible polémica; o quizás se trata simplemente de que muchas siguen tratando de aleccionar a sus lectores sin darse cuenta de que lo que venden no es literatura prescriptiva, sino literatura juvenil. 
 
Aunque en otras temáticas sí que ha habido una clara evolución, en todo lo relativo al sexo y a la violencia parece que sigamos estancados en la censura impuesta hace cincuenta años. Y eso es absurdo, porque un adolescente de hoy en día ha visto mucho más sexo y violencia que uno de hace cincuenta años. En televisión, videojuegos y periódicos se nos bombardea constantemente (no es un secreto que el sexo y la violencia venden), así pues, ¿por qué no incluir estos dos aspectos tan reales de la vida en la literatura? No se trata de hacer apología de la violencia ni mucho menos, sino todo lo contrario: normalmente, la violencia en la literatura juvenil la ocasiona algún personaje malvado o algún enemigo que hay que derrotar. ¿No sería esta una ocasión perfecta para explorar las consecuencias de la violencia, de conseguir que los lectores comprendan su innecesariedad sin resultar abiertamente aleccionadores (esto sería un error tan grande como omitirla)? Evidentemente, no estoy hablando de una violencia gráfica y desmesurada que pueda herir sensibilidades, sino de presentar una realidad sin maquillarla ni camuflarla. Los lectores no son tontos, por muy jóvenes que sean, y son los primeros que se dan cuenta de que los escritores o editores se autocensuran a la hora de narrar según qué escenas. Y esto, lógicamente, no les gusta.
 
Lo mismo pasa con el sexo. Por supuesto, no estoy hablando de llenar de escenas sexuales un libro destinado a un público de, digamos, doce años, pero sí que creo que a partir de los catorce o quince años un lector es lo bastante maduro como para comprender lo que lee. Obviamente, no creo que en un libro juvenil sea apropiado incluir escenas propias de un libro de romántica o erótica adulta, pero tampoco veo adecuado ocultar esta realidad y contribuir a que siga siendo un tabú. Después de todo, el sexo y la sexualidad son una parte importante muy de la adolescencia, y estigmatizarla no hace ningún favor a los jóvenes, más bien al contrario. Nuevamente, entramos en las innumerables posibilidades que ofrece la literatura. Con la cantidad de sexo gratuito que aparece continuamente en televisión, ¿no sería la literatura el lugar perfecto para explorar este campo, nuevamente sin caer en el error de tratar de aleccionar al lector? ¿No sería un medio perfecto para tratar de deshacer tabúes innecesarios? Pasa lo mismo con la homosexualidad, otro gran tabú en la literatura juvenil. Personalmente, me sorprende que sea mucho más fácil ver a dos hombres o a dos mujeres besándose en televisión que leer una escena de este tipo en una novela juvenil. ¿Acaso la televisión no llega a un público más amplio y, por lo tanto, es más susceptible a posibles controversias o reacciones negativas por parte de los espectadores? ¿Acaso los jóvenes no están (en general) mucho más abiertos a esto que, digamos, un público más adulto o anciano? ¿Qué sentido tiene ocultar la realidad?
 
En definitiva, yo creo que el error de las editoriales (y quizás los autores) está aquí en la poca disposición a normalizar una realidad de la que los jóvenes ya son perfectamente conscientes: nuevamente, no estamos hablando de hace cincuenta años, sino de ahora. No, no es necesario caer en el sexo y la violencia innecesarios y gratuitos, pero un error tan grave como ese es tratar de maquillar su existencia.

Pablo

(lector y bloguero):

Creo que depende de si se quiere vender como juvenil o YA, porque el público es distinto y es evidente que una persona de catorce no ve la vida igual que una de dieciocho. Pero en general creo que no hay que cortarse, hasta cierto punto, sino que hay que tratarlo desde la perspectiva de una persona de la edad a la que está enfocada el libro. 
 
Quiero decir, no hay que recrearse en esos temas, sino mostrar que son una parte de la vida de un joven de dieciséis-dieciocho años y contarlo un poco desde esa perspectiva.
¿Qué opináis vosotros, queridos lectores? ¿Dónde creéis que están los límites, de haberlos, de la literatura juvenil? Me interesan sobre todo las opiniones de los que seáis padres y/o profesores, ¡pero todas me valen!

*Nota: La pregunta exacta que se le hizo a todos los entrevistados fue la siguiente: 

Al hablar de literatura juvenil y de ponerle límites al young adult, lo primero en que piensa uno es en sexo y violencia, parámetros por los que se miden, aparentemente, cine, videojuegos y otras formas de ocio. ¿Crees que los libros de juvenil deben limitarse en este sentido (es decir, ¿deben cortarse los autores?) o crees que los límites deben ser otros?


Si te ha gustado este artículo, acuérdate de compartirlo. Y si te gusta el contenido del blog en general, prueba a leer alguno de mis libros:

Lectores aéreos gabriella campbellLectores aéreos (relatos con toques de fantasía tenebrosa): Disponible en Amazon y Lektu (¡solo 2,99 €!). Puedes leer un avance gratuito (para ver si te gusta el estilo y tipo de relato) aquí.

 

el fin de los sueñosEl fin de los sueños (novela postapocalíptica de ci-fi/fantasía juvenil): Disponible en digital y en papel en la página de la editorial (y puede pedirse en cualquier librería).


corregirherramientas para escritores

14 pasos básicos para corregir tu libro

octubre 24, 2014 — by Gabriella24

tool-379596_640.jpg

En un mundo ideal, todos los libros publicados contarían con un buen corrector. Y con un excelente portadista, maquetador y editor, pero no vivimos en un mundo ideal, como demuestran las portadas de muchas obras autoeditadas de romántica:

tumblr_mjv1toc5tS1r4sqyeo1_400
Para más portadas gloriosas de este tipo, visitad http://wtfbadromancecovers.tumblr.com/

Los buenos correctores, sobre todo los de estilo, son caros. Bueno, dejad que cambie esa frase. Una corrección cuesta una suma importante de dinero, más importante todavía para una empresa o emprendedor en un negocio tan competitivo como el editorial. Las buenas correcciones no son caras: si te pones a calcular cuánto se está sacando el corrector por hora (hora de mirar una pantalla llena de texto con concentración absoluta, de darle cien vueltas a la cabeza con cada frase) te sorprenderías de lo mal pagado que está. Pero a ti, editor o escritor, te sigue suponiendo una cantidad importante en total.

Y el escritor medio se pregunta: ¿por qué no puedo corregir yo mismo mi libro? ¡Qué va a saber un corrector de mi estilo? ¡Y si me cambia algo porque es demasiado atrevido, diferente, genial! (Con lo que tiende a demostrar que no entiende muy bien cómo funciona una corrección de estilo, o que está todavía en esa fase inicial en la que cree que todo lo que escribe es perfecto).

Obviamente el trabajo de un buen corrector, que tiene muchos años de estudio y experiencia en corrección, no puede ser sustituido. Pero sí podéis tener en cuenta algunos consejillos de lo más útiles. Son catorce consejos básicos, así que a muchos de los que me leéis, escritores avezados y experimentados, os parecerán fáciles y simplones, pero os aseguro que un porcentaje muy alto de los textos que han pasado por mis manos como correctora (¡o como lectora editorial!) desconocen estos principios. Solo con esto no puedes corregir tu libro, pero creo que, por lo menos a nivel formal, pueden encaminarte en la buena dirección. Y sí, claro que yo también me los cargo de vez en cuando:

entrevistasescribirescritores

Entrevistas relámpago a escritores (13): Gloria T. Dauden

octubre 23, 2014 — by Gabriella2

Y una semana más os traigo una entrevista relámpago. La de hoy es con la escritora canaria Gloria T. Dauden.

¿Qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 84 preguntas). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). Hace un par de semanas entrevisté a Carlota Echevarría, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, 

vamos a hablar un poco de la entrevistada de hoy: 

Gloria T. Dauden (Gran Canaria, 1984) es licenciada en Publicidad y RRPP con especialidad en el área de creatividad. En la actualidad amplía su formación por la UNED con el grado de Historia del Arte. Gloria ha trabajado como profesora de escritura en Escuela de Fantasía y en diversos talleres presenciales. Ha sido seleccionada y publicada en las dos ediciones del libro de relatos Descubriendo nuevos mundos, así como en las dos de Escuela de Fantasía: Monstruos (2012) y Bosques (2013).  En 2012 publicó La galería de espejos, un libro con 18 de sus relatos, todos ilustrados por artistas canarios. En Ácronos vol. 2 se publicó su relato Las hermosas Jaradalias. Su última obra (aún inédita) es Fae: el libro de las fantasías eróticas, una antología ilustrada con relatos que mezclan lo erótico y lo fantástico. Sus publicaciones más recientes han sido “Defixio”, que saldrá con Saco de Huesos, y sus contribuciones para THE BEST OF SPANISH STEAMPUNK de la editorial Nevsky, y para Fuenlabrada Fantástica.

A Gloria la conocí en persona en el Celsius de este año, pero antes ya nos tratábamos en Facebook, como suele ocurrir en este mundillo en el que, tarde o temprano, acabamos todos enredados. Os dejo con sus respuestas.

———————————————————————————

ENTREVISTA RELÁMPAGO A GLORIA T. DAUDEN

gloria1. El mejor consejo que te han dado

Analiza qué es lo que te paraliza y enfréntalo para avanzar.

2. Tres libros para una isla desierta

La historia interminable, Las mil y una noches, El retrato de Dorian Gray.

3. ¿Con qué personaje literario te identificas?

Xayide, Circe… Las hechiceras poderosas siempre han sido mis favoritas. Ahora, identificarme no sé si es la palabra. Supongo que son más bien modelos de mujer que me gustan por su fortaleza

4. ¿Hablas algún otro idioma aparte del tuyo?

Inglés. Es un idioma que me gusta mucho. Leo en él a menudo, pero lo practico mucho menos de lo que me gustaría por falta de interlocutores cercanos. Siempre he sido muy anglófila, (y “victoriana”) en parte viene de ahí mi pasión por el steampunk. 

5. ¿Escribes de noche o de día?

Cuando puedo. Soy nocturna por preferencia, pero hace tiempo que no puedo por cuestión de horarios.

6. ¿Te has enamorado alguna vez de un personaje?

De muchos. De niña de Atreyu. Ya de mayor Dorian Gray, Haplo, Locke Lamora, Oberyn Martel… Eso si hablamos de literatura. En series mi amor platónico era Mulder de Expediente X.

7. Tu blog favorito (que no sea este, claro)

Reconozco que no le soy fiel a ninguno. Cotilleo de uno y de otro. Me gusta mucho el de mi amigo Guillermo Rancel, un artista que ha ilustrado varios de mis relatos. (Aquí tenéis un enlace a sus ilustraciones en mis textos, y a su blog).

8. ¿Lápiz, portaminas, bolígrafo o pluma?46f70b2a54705d28fe15ffbde64d0da9

Para escribir prefiero bolígrafo, pero ya hace mucho que lo hago directamente en ordenador. Si me pilla la inspiración fuera de casa tomo notas en libretas. Siempre llevo al menos una encima. (Muchas veces dos, para proyectos distintos).

9. ¿Qué haces cuando te atascas escribiendo?

Buf. Pasarlo mal. Me sé la teoría del bloqueo, la he explicado muchas veces en mis cursos de creatividad, pero “en casa del herrero…”. Lo que mejor funciona es dar un paseo o tomar una ducha… entonces surgen las ideas.

10. No puedo vivir sin…

Historias. Arte. Gatos. Y mi espacio para crear.

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

Gloria escoge la b) y me pregunta: ¿Qué libro quemarías por el placer de verlo arder?

En principio no creo que ningún libro merezca quema. Se empieza quemando un Coelho y acabamos a lo Farenheit 451. Pero hay una parte muy pequeña de mí a la que le gustaría quemar Momo, de Michael Ende, o tal vez El principito, de Saint-Exupéry (perdóname, Elena). No porque sean malos libros, aunque a mí personalmente no me dicen nada (estoy muerta por dentro, sí, lo sé). Los quemaría por curiosidad, por ver cuántos insultos recibiría. Somos muy dados a criticar a los que leen Crepúsculo, pero incapaces de soportarlo cuando alguien toca a nuestros “clásicos”.

—————————–

Muchas gracias a Gloria por sus respuestas, ¡y no os perdáis la entrevista de la semana que viene!

Advertencia para escritores: Aunque esta ha sido desde el principio una convocatoria abierta para todos los escritores que quisieran participar, en estos momentos tengo bastantes entrevistas acumuladas, por lo que, por el momento, se cierra dicha convocatoria y no se admiten solicitudes de entrevistas. Eso, sí, sentíos libres de seguir enviando propuestas de preguntas para las entrevistas a gabriellavc(arroba)yahoo.es
 

entrevistasescribirescritores

Entrevistas relámpago a escritores (12): Carlota Echevarría

octubre 10, 2014 — by Gabriella2

Hoy tendría que ser jueves, día de entrevistas relámpago, pero es viernes, día de Gabriella-espabila-y-ponte-con-las-entrevistas. Tengo la sensación de que se me ha escapado una parte de la semana. Si la tenéis, avisad, que esas 24 horas me hacían falta.

¿Y qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 84 preguntas). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). La semana pasada entrevisté a Laura Luna, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, vamos a hablar un poco de la entrevistada de hoy: 

Carlota Echevarría es escritora de literatura infantil y especialista en literatura infantil y juvenil. Estudió Arquitectura, pero durante la carrera empezó a colaborar con algunas editoriales. Es uno de los miembros fundadores de la revista de literatura juvenil El Templo de las Mil Puertas y ha trabajado como lectora y correctora. Es la autora de Princesas al ataque, una serie infantil (que ya lleva cuatro títulos) publicada por La Galera.

Conocí a Carlota a través de amigos comunes y por el gran trabajo que hace en El Templo. Es una de esas personas-cebolla a la que puedes ir quitándole capa tras capa para descubrir cosas maravillosas y escondidas, así que cuanto más la conoces más descubres y más quieres conocerla. Y si alguien se pregunta qué tienen que ver la arquitectura y la literatura infantil, tendría que preguntarle a Carlota cómo diseña los países de Princesas al Ataque o calcula las distancias que recorren sus personajes (ya sé que siempre cuento lo mismo de ella, pero es que estas cosas me resultan fascinantes).

———————————————————————————

ENTREVISTA RELÁMPAGO A CARLOTA ECHEVARRÍA

Carlota_Echevarría_web1. ¿Cuál es tu palabra favorita?

Vale, me has pillado: metí una clepsidra en el segundo libro de Princesas al ataque porque me encanta esa palabra. El título hace referencia a un objeto mágico llamado la clepsidra de Piedra Luna

2. La app que ha cambiado tu vida.

¡Shazam! Cuando apareció IMDB ese molesto momento de «dónde he visto a este actor antes» desapareció. Que haya una aplicación capaz de reconocer canciones y otras que localizan imágenes me parece casi magia.

3. Un libro muy sobrevalorado.

Nos gusta leer los mismos libros que nuestros amigos (y ver las mismas películas, y escuchar la misma música…), lo que hace que el éxito esté muy mal repartido. Muchos libros muy buenos venden muy poco, así que, por comparación, la mayoría de superventas están sobrevalorados.

4. ¿Perros o gatos?

Creo que lo más parecido que tengo a una mascota es el iPhone. Mi hermana siempre intenta que meta animales en mis libros, pero supongo que es difícil cuando has crecido sin mascotas. Claro que Núria Aparicio, la ilustradora de Princesas al ataque, cuela perros y gatos en las ilustraciones cuando cree que no me doy cuenta.

5. ¿Hay algo de lo que nunca hablarías en tus textos?

En los libros juveniles existe una especie de conspiración mundial de odio a las matemáticas a la que no tengo intención de contribuir. Algunos de mis protagonistas serán fans de las mates y los demás se limitarán a no hacer declaraciones al respecto.

6. Tu mayor virtud.

Ay, Gabriella, soy un dechado de virtudes. ¡No me pidas que escoja una que se me colapsa el procesador!

7. Un placer culpable (algo que te guste hacer pero que te dé reparo admitir).

Me gusta ver algunas películas una y otra vez, aunque, en cierto sentido, sea una pérdida de tiempo. Algunas son archiconocidas (como La princesa prometida), otras me da vergüenza mencionarlas (como Bodas y prejuicios) y… bueno, creo que todas entran en esas dos categorías excepto La pimpinela escarlata, una peli de los ochenta muy poco conocida pero que es de mis favoritas.

8. El mejor regalo que te pueden hacer.

He intentado pensar una respuesta no materialista, tipo «el mejor regalo que me puede hacer un amigo es pasar la tarde conmigo», pero luego me he dado cuenta de que sería todavía mejor si ese amigo, además de venir a pasar la tarde, trajese un jamón ibérico. Cortado en lonchas finitas.descarga

9. Libro que más te ha influido.

No sabría decirte, pero Lavinia, de Ursula K. Le Guin, me gustó un montón. Y Si decido quedarme, de Gayle Forman, que tendrá adaptación al cine dentro de poco. Ya que escribo infantil, dos recomendaciones infantiles: El doctor Proctor, de Jo Nesbo, y Ruby Redfort, de Lauren Child.

10. ¿Dónde esconderías un elefante?

¡En un libro! (Esta respuesta estaba tirada. ¿Dónde puedo recoger mi sobresaliente?).

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

Carlota escoge la b) y me pregunta: ¿Hay algo que no te guste y que a todos los demás sí? (Por ejemplo escuchar música o el chocolate con leche Nestlé extrafino).

No, no me gusta el chocolate Nestlé, aunque me encanta escuchar música. Por lo demás, confieso que me aburren los Artic Monkeys, la bisutería hipster con forma de bigote o de gafas (en serio, ya está bien), Las puertas de Anubis, los pastelitos de nata, el Quijote*, la cerveza Mahou y Nicolas Cage. Hala, soy toda vuestra.

—————————–

*De esto hablaré en otro artículo. Que una obra sea una merecidísima pieza maestra de la literatura mundial no quita que me produzca más sopor que Kant con el día tonto.

Muchas gracias a Carlota por sus respuestas, ¡y no os perdáis la entrevista de la semana que viene!

Advertencia para escritores: Aunque esta ha sido desde el principio una convocatoria abierta para todos los escritores que quisieran participar, en estos momentos tengo bastantes entrevistas acumuladas, por lo que, por el momento, se cierra dicha convocatoria y no se admiten solicitudes de entrevistas. Eso, sí, sentíos libres de seguir enviando propuestas de preguntas para las entrevistas a gabriellavc(arroba)yahoo.es
 

entrevistasescribirescritores

Entrevistas relámpago a escritores (11): Laura Luna

octubre 2, 2014 — by Gabriella0

Muy buenas tardes de jueves tengáis todos. Os escribo en un día casi lluvioso (por lo menos aquí en el sur), solo para alegraros lo gris con la presencia iluminadora de nuestra invitada de hoy: Laura Luna.

¿Qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 84 preguntas). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). La semana pasada entrevisté a Francisco Jota-Pérez, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, 

vamos a hablar un poco de la entrevistada de hoy:

Laura Luna Sánchez (Esplugues de Llobregat, 1984) ha cultivado la escritura desde los nueve años de edad. Miembro de la Asociación Española de Escritores de Terror – Nocte, su primera publicación en papel fue el poema “El beso” en la antología Poemas para un minuto II, de la editorial Hipálage. Ha participado en las revistas Ícaro Incombustible, Valladolid Fantástika y Cuentos de un Futuro inCierto. Su relato “Usted es humano” está publicado en el n.º 4 de la revista Historias Asombrosas. En 2008, su relato “Odisea” recibió el premio del público y el premio del jurado en el Certamen de los Monstruos de la Razón, organizado por Ociojoven con la colaboración de la editorial Timun Mas (puede leerse en catalán en el número 6 de la revista Catarsi). Asimismo, tiene relatos publicados en los números de Entieros, Poe y Bosques de la revista antológica Calabazas en el Trastero. En la antología Mundofábrica participó con “Lujuria”. En 2012 su relato “La puerta abierta” apareció en la antología de terror, a cargo de la asociación ESMATER, 200 Baldosas al Infierno. En 2012 lanzó DessertStorm, un cóctel de poesía e imagen junto con el ilustrador José María Picón. En 2013 su relato “El beso de la bruja” fue premiado en el Certamen de Literatura de Castilla y Dragón en Valladolid. Ahora nos presenta su primera novela, Nebuloso’s Fantasy, publicada por Pedro Escudero Ediciones. Podéis seguirla en Twitter como @LauraLunaMun.

A Laura la conocí en persona de una de esas maneras fugaces e incompletas que tiene la Feria del Libro de Madrid, cuando se acercó a la caseta donde andábamos firmando y se me presentó. Aunque tengo un verdadero problema a la hora de reconocer caras, a ella la reconocí de inmediato porque es igual de monísima y adorable que en Facebook. Aparte, le robo fotos para ilustrar relatos y cosas así.

———————————————————————————

ENTREVISTA RELÁMPAGO A LAURA LUNA

byn21. ¿Qué software utilizas para escribir?

Libre Office. Y a veces soy tan vintage que utilizo papel y boli.

2. Tu plato estrella:

Pizza casera cocinada por mi chico, con mozzarella, jamón de pavo y quesitos El Caserío. Y de postre, helado, por supuesto.

3. Tu color favorito:

Negro y rojo, por lo bien que me sientan.

4. Si solo pudieras darle un consejo a un escritor que empieza, ¿cuál sería?

No pienses en hacerte de oro con esto, ni en ser famoso, ni en si te publicarán en Planeta. Si quieres escribir, escribe. Disfruta de ello. Lo demás viene solo.

5. Una serie a la que estés enganchada:

Para el ocio casero, soy más de videojuegos, pero ahora mismo voy por la segunda temporada de Érase una vez. Estoy enamorada de Hora de Aventuras y estoy esperando el regreso de The Walking Dead y Juego de Tronos.

6. El momento más importante de tu carrera como escritora:

Cuando nació Nebuloso’s Fantasy, sin duda. Aún recuerdo la emoción que sentí al ver que tenía ante mí aquella criatura completa, por fin.

7. ¿Podrías tener una relación sentimental con otro escritor o escritora?

Tengo una relación con un escritor. De hecho, nos conocimos gracias a la literatura.

8. ¿Qué música escuchas para escribir?

Según lo que me pida el cuerpo. Puede ser rock, metal, goth, jazz, BSO de videojuegos, britpop…

9. Lo primero que haces por las mañanas:nebuloso

Recibir un beso de mi chico y otro de mi gato.

10. Puedes matar a un personaje de la literatura mundial. ¿Cuál y por qué?

A todos los personajes de La sombra del viento, de Zafón. En mi vida había visto a seres tan hostiables juntos.

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

Laura escoge la b) y me pregunta: ¿Qué novela te ha hecho exclamar: “Ojalá la hubiera escrito yo”?

¡Qué difícil! Diría Wolf Hall, de Hilary Mantel, por su estilo absolutamente extraordinario. Pero lo de la novela histórica no es lo mío, así que me quedo con El gran espectáculo secreto, de Clive Barker. Y añado esta pregunta a mi lista para las entrevistas, que es muy buena.

—————————–

Muchas gracias a Laura por sus respuestas, ¡y no os perdáis la entrevista de la semana que viene!

Advertencia para escritores: Aunque esta ha sido desde el principio una convocatoria abierta para todos los escritores que quisieran participar, en estos momentos tengo bastantes entrevistas acumuladas, por lo que, por el momento, se cierra dicha convocatoria y no se admiten solicitudes de entrevistas. Eso, sí, sentíos libres de seguir enviando propuestas de preguntas para las entrevistas a gabriellavc(arroba)yahoo.es