amazonautopublicación

¿Debo poner mi libro gratis en Amazon?

marzo 21, 2019 — by Gabriella6

main

amazonautopublicación

¿Debo poner mi libro gratis en Amazon?

marzo 21, 2019 — by Gabriella6

Si me dieran un euro por cada vez que alguien hace esta pregunta en algún grupo de Facebook, foro, encuentro, taller o convención, no tendría que preocuparme de poner libros en Amazon (gratis o no), porque sería escandalosamente rica y podría ir regalando mis libros como Heidi por las flores, brincando y canturreando alguna versión de Money, Money, Money.

Vale, vale, es posible que haya exagerado una mijilla. Pero es indiscutible que esta pregunta plantea una duda impertinente. Si Amazon es la mayor plataforma ahora mismo de venta de libros en línea en nuestro país, y si Amazon ofrece la oportunidad de promocionarnos unos días ofreciendo nuestros libros gratis, será por algo, ¿no?

¿No?

Antes de seguir me gustaría decir algo en mi defensa sobre este artículo: puede parecer largo y complicado. Pero es que Amazon es muy, muy complicada, y aquí apenas toco algunas cuestiones básicas sobre el funcionamiento de su algoritmo.


Demuestro la complejidad y largura del asunto mostrando una foto real y verídica del último señor que intentó leer sobre los entresijos de Amazon.

Volvamos a la pregunta de inicio: ¿debo poner mi libro gratis en Amazon, sí o no?

Una pregunta más compleja de lo que podrías pensar

Sabéis muy bien que soy de esas personas insoportables que son incapaces de responder con un sí o un no, que procuran activamente no tener opiniones sobre nada y que se pierden en el terrible pavor sistémico de los matices y las variables de gris. Si hay gente que ve el mundo en blanco y negro, yo lo veo en un borrón absurdo y terrorífico de marrón cutre.

Repito: Amazon es un sistema complejo, que hace uso de varios algoritmos también muy complejos para asegurarse de que los que visiten su página 1) compren y 2) vean sobre todo productos que los puedan llevar a la compra.


Pero Amazon, ¿cómo sabías que esto era EXACTAMENTE lo que necesitaba en mi vida?

Para ello, recurre a toda una serie de tácticas. Tiene una lista de novedades; una lista de los más vendidos (el famoso sales ranking), que crea mediante una computación sofisticada de novedad, acumulación de ventas (más páginas leídas en Kindle Unlimited) y su espaciamiento en el tiempo; tiene una lista generada de productos que han visto y/o comprado clientes que están mirando tu libro; y una cosa mucho menos conocida: la lista de popularidad.

La lista de popularidad es menos conocida porque es interna. Realmente no la vemos nosotros de forma consciente (aunque en algunos sitios aparece sin que la reconozcamos como tal): es más bien un cálculo que permite a Amazon ver qué libros se están moviendo bien y en qué categorías.

Esa lista de popularidad también le permite hacer recomendaciones a consumidores, sobre todo a consumidores de Kindle Unlimited. Y eso nos interesa hoy especialmente. Pero, antes de nada: un aviso importante.

Disclaimer, advertencia y más

Amazon cambia a la velocidad de un rayo. Modifica sus algoritmos, modifica su manera de pensar. Es posible que Prime Reading se cargue todo lo que sabemos. Es posible que la implementación paulatina de Amazon Ads también lo haga. Tomaos esta información con mucho tiento: podría caducar mañana.

También me gustaría añadir que, si bien esta información parte de mi propia experiencia, o, por lo menos, lo que me ha parecido observar, también surge de mi (limitado) conocimiento teórico del funcionamiento de Amazon, y, por desgracia, la mejor información proviene de expertos en amazon.com. Siempre cabe la posibilidad de que haya algunas cosillas en las que amazon.es (que solemos usar los que vivimos en España) no concuerde. Para empezar, el volumen de libros y de ventas es mucho más bajo, lo que lógicamente afecta a los algoritmos de los que vamos a hablar.

Y, claro, también está el hecho de que todo esto es mu difísil y puedo meter la pata con mi entendimiento de persona moderadamente inteligente pero a la vez extremadamente despistada. No me responsabilizo del éxito o fracaso de las diferentes estrategias que apunto aquí. Dependen de múltiples factores de cada caso particular, de tu signo zodiacal y de si la Luna está en Venus con el viento de levante y las marsopas en celo.

Oye, Maruxi, que creo que se levanta superventas en histórica del bajo medievo saudí.

Necesitarás un conocimiento muy básico de cómo funciona Amazon y sus servicios para poder sacarle provecho a este artículo (y a la plataforma en sí, claro). Si no has pisado Amazon como autor, o si eres autor principiante sin publicaciones bajo el brazo, hay buenos libros introductorios en general para algunos de los conceptos que voy a tratar, como El escritor emprendedor o Manual de autopublicación. Ten cuidado al seleccionar obras específicamente orientadas a la autopublicación en Amazon, ya que algunos están enfocados sobre todo a no ficción y pueden liarte más de la cuenta. Además, los hay que se quedan obsoletos apenas meses tras su publicación o se centran en tácticas concretas que a ti podrían no servirte. Eso es parte del problemón de Hamazón, como a mí me gusta llamarlo.

Una cosa se ha mantenido en Amazon durante los últimos dos o tres años, una vez pasó el subidón del “todo gratis”. Los lanzamientos suelen realizarse del siguiente modo, en general: pones tu libro con descuento o gratis unos días para subir en la clasificación de las categorías correspondientes y obtener visibilidad, anuncias tu libro por todas partes a destajo y, cuando ya empiezas a bajar en esa clasificación, subes el precio hasta el importe que te interesaba desde el principio.

Visto esto, la pregunta de ¿pongo gratis mi libro? parece tener una respuesta sencilla: sí, ponlo gratis en los primeros días de tu lanzamiento para obtener visibilidad. Luego, ponlo gratis como oferta especial en días puntuales para volver a darle vidilla. Fácil, ¿verdad?

Pues no, para nada. Porque cada autor es distinto, tiene un público distinto y un tipo de libro distinto. Y todo eso hay que tenerlo en cuenta. Además, si estás en el programa Select (que necesitarás para hacer ofertas con tu libro), hay que pensar en Kindle Unlimited.

Así que hablemos de Kindle Unlimited, KU para los amigos. Me gustaría añadir que cuando hablo de KU, meto también la Biblioteca de préstamos de Kindle (KOLL). Si todo esto te suena a chino, no te preocupes: en realidad lo que nos interesa aquí es el KENPC (Kindle Edition Normalized Page Count): el número de páginas leídas por préstamo de usuarios de estos servicios, que a ti te proporciona un dinero que se suma al de tus ventas en las liquidaciones de cada mes (y que ves con claridad en la paginita de informes que KDP te proporciona, llamado “tablero de ventas”).

El poder de Kindle Unlimited

Yo no le hacía mucho caso a Kindle Unlimited por varias razones: a veces no estaba en Select (ese programa de exclusividad de Amazon que te permite realizar promociones, y estar en Kindle Unlimited y Matchbook) y tenía libros que no se prestaban mucho al préstamo, valga la bonita redundancia. Tanto 70 trucos para sacarle brillo a tu novela como las entregas de Crónicas del fin eran obras de bajo paginaje (menos de 200 páginas cada uno). Pensé que era por esto último sobre todo por lo que mis páginas leídas eran escasas.

Sabía que otros compañeros escritores tenían buenos resultados con KU e imaginaba que era porque sus libros eran muy largos (o porque publicaban en géneros como la romántica, donde el consumo acelerado y la gran demanda hace que tenga muchísimos usuarios de KU). En parte tenía razón, pero tampoco entendía lo que influía aquí la lista de popularidad, concepto crucial que he mencionado antes de pasada y del que hablaremos en breve.

Entonces ocurrió el desastre… que no fue tan desastre. Entre José Antonio Cotrina y yo maquetamos, revisamos y creamos una nueva edición de su trilogía clásica, El ciclo de la Luna Roja. Tuvimos un montón de problemas al autopublicarla. Retrasos por parte de Amazon, libros que no se vinculaban con su versión digital, más retrasos por parte de Amazon (y un tercer libro que salió mucho más tarde por cuestiones nuestras). Nos lamentábamos, pero no había mucho que pudiéramos hacer.


Léase lo de “nos lamentábamos” con banda sonora de Rocío Jurado y cinco métodos distintos de autoflagelación atormentada.

Esto lo que consiguió fue que en vez de realizar un lanzamiento de golpe, en un solo día, nuestro lanzamiento tuvo que extenderse a lo largo de un par de semanas. Esto era frustrante, claro, porque queríamos tener a nuestros lectores informados sin agotarlos con contenido publicitario.

Y ocurrió algo extraño. Al cabo de unos días, comenzaron a subir las páginas leídas en KU. Razonamos que era lógico, al ser una trilogía de muchas páginas. La gente que paga tarifa plana le vería provecho.

Y al mes siguiente subieron más, mucho más. El mes de febrero estimamos que la mitad de nuestros ingresos vinieron de las páginas leídas. Luego, ya en este mes de marzo, las lecturas comenzaron a bajar de nuevo.

¿Qué diablos había ocurrido?

Sin comerlo ni beberlo, habíamos dado con la magia de la lista de popularidad.

El algoritmo de la popularidad y su relación con los precios de tus libros

Poner un libro gratis o a 0,99 € o a 9,99 € es una decisión mucho más estratégica de lo que cabría pensar. Si seguís leyendo, enseguida entenderéis por qué. Disculpad todas estas explicaciones iniciales, pero es que es realmente necesario entender el funcionamiento de Amazon antes de decidir precios, ya que estos pueden marcar el éxito o fracaso de vuestro libro. Sí, tal cual.

Según David Gaughran en Amazon Decoded (una joyita maravillosa que podéis conseguir gratis al apuntaros a su lista de correo) el misterio de las lecturas de KU en mi caso se debe a algo curioso: la lista de popularidad de Amazon no es dinámica. Es decir: tarda unos días en ajustarse para reflejar las ventas y tracción de un libro dentro de su categoría y en la tienda Kindle en general. Así, suele tardar tres o cuatro días antes de empezar a recomendar libros a sus usuarios de Kindle Unlimited. Si haces un lanzamiento gordo en un solo día o dos, tus ventas subirán, tu puesto en la clasificación de ventas subirá, tu visibilidad en la web subirá y sí, habrá quien lea tu libro en KU. Pero al cabo de un par de días tu libro ha bajado de golpe, nadie te recuerda y Amazon ya no te tiene en su radar, así que no te recomienda a nadie.

No obstante, si espacias tu lanzamiento, no es necesario obtener una cantidad gigantesca de ventas para que Amazon se fije en ti. Y aquí viene lo curioso: cuanto mayor sea el precio de tu libro, más valor tiene cada venta en la lista de popularidad de Amazon.

El valor de una descarga

Veréis, al principio Amazon creó a todas las descargas iguales. Para su lista de popularidad, daba igual que ofrecieras cien libros gratis, a 0,99 € o a 38,67€. Si había muchas compras/descargas, subías en su lista de popularidad y te recompensaba.

Y entonces llegó el follón del todo gratis y lo gratis se comenzó a comer la tienda Kindle en amazon.com. Esto quedaba… bueno, quedaba feo. Primero, porque lo gratis tiene menos valor percibido por el comprador: los usuarios descargaban pero luego no leían, y, más importante, todas las listas y recomendaciones eran copadas por productos gratuitos, de los que Amazon no estaba viendo un duro.

Representación gráfica de cosas que Amazon NO hace.

Así que cambió el valor de cada venta. Según Gaughran, un libro gratis tiene un valor de UNA CENTÉSIMA PARTE de una venta normal. Es decir, tienes que conseguir miles y miles de descargas de tu libro gratis si quieres subir en la lista de popularidad. Sin embargo, cuanto mayor sea tu precio al lanzar tu libro, tendrás menos ventas, sí, pero cada una de esas ventas tendrá más valor para Amazon y más rápido subirás con sus algoritmos de popularidad.

¿Todo esto te confunde? No te preocupes, que te lo explico mejor: Gaughran dice que para que un lanzamiento gratis te compense a largo plazo, deberías tener la seguridad de poder conseguir al menos 5000 descargas. Pero nuestro mercado es mucho más pequeño que el suyo: yo diría que en amazon.es no merece la pena un lanzamiento gratuito a no ser que puedas garantizar un mínimo de 500 descargas.

Si puedes alcanzar esa cantidad de forma espaciada (y no de forma descendente) a lo largo de 4 o 5 días, genial, Amazon te amará durante semanas. Pero eso es… complicado. Lo habitual en un lanzamiento gratis es tener un pico muy grande el primer día y bajar mucho en los siguientes. Si puedes controlar esto, espaciando tus promociones, genial, pero insisto en que es complicado, y la razón principal por la que creo que, a largo plazo, un lanzamiento gratis no es una buena idea.

Un ejemplo de lanzamiento gratuito (y sus consecuencias)

Lancé 70 trucos para sacarle brillo a tu novela allá por enero de 2016, que en medidas de gente normal son poco más de tres años, pero en medidas de tiempo Amazon son varios siglos. Sospecho que por aquel entonces el algoritmo de Amazon era algo distinto, pero sigue prestándose el ejemplo por razones que enseguida veréis.

Lancé el libro desde una plataforma ya bien establecida, con un seguimiento decente en lista de correo, redes sociales y demás. Lo puse gratis un par de días, siguiendo la clásica táctica de “2 días gratis, uno o dos días a 0,99 € para que se mantenga unas horas en la lista de los más descargados gratuitos, luego a precio completo de 2,99 €”. En los días gratis el libro obtuvo 1771 descargas, una cifra que no sé si podría reproducir hoy si hiciera lo mismo, ya que el mercado Kindle español está mucho más saturado de contenido que antaño.

Los tengo bonicos, bueeeenos y baratos. Los chick-lit, thrillers médicos y novelas juveniles paranormales de vampiros van con un 50% de descuento, oooiigaa.

¿Qué ocurrió? Como solo hubo movimiento grande los primeros dos días, Amazon apenas me recompensó en KU. Enero fue flojo en ese sentido. Febrero subió conforme la gente conocía el libro (pero tampoco mucho), y en marzo casi no había ya lecturas en KU. Esto tampoco era el fin del mundo, porque es un libro corto (unas 150 páginas), pero es interesante observarlo ahora, ya que me da una medida que me permite entender el funcionamiento de otros libros donde sí es muy rentable obtener lecturas de páginas en KU y KOLL.

Por otro lado, el libro tuvo una vida de ventas muy variable por muchas razones, pero puedo decir que a día de hoy, gracias a varias colaboraciones con Ebrolis, gracias a este blog, a mis suscriptores que son lo mejor del mundo mundial, y al poder de las recomendaciones entre usuarios de redes sociales, es un libro que funciona muy bien. También optimicé categorías, palabras clave, creé una página de aterrizaje, tuve un par de ofertas Flash, añadí una versión impresa… muchas cosas pequeñas que, junto al propio algoritmo de recomendaciones de Amazon, poco a poco han dado sus frutos. También, cuanto más aprendes de marketing, más te das cuenta de que es mucho más fácil vender no ficción que ficción, porque respondes a necesidades urgentes de tu público.

Mi gran error fue intentar luego vender ficción a ese mismo público, algo en lo que entraremos otro día, pero quedaos con esta máxima crucial: necesitas plataformas distintas para públicos distintos… y si usas un nombre levemente distinto ya… mejor que mejor. Eso es muy importante hacerlo desde el principio, insisto, para que Amazon separe bien tus distintas plataformas.

Así que mi lanzamiento gratuito, sin ser maravilloso, algo sí me compensó: me dio visibilidad poco a poco, pero podría haberle sacado bastante más provecho. Lo malo era que yo no tenía más catálogo a donde llevar a la gente en Amazon. Si alguien compraba mi libro, probablemente vería debajo de este recomendaciones de Carlos Salas o de Ana González Duque, pero ningún libro mío (o alguno mío de ficción, lo cual no es bueno, porque crea unas recomendaciones que no funcionan y que a Amazon no le gustan). Por suerte, sí tenía un blog donde llevarlos y una lista de correo con la que realizar cierta fidelización que me sirvió para vender servicios (y, espero, para que os compréis mi próximo libro para escritores, ejem).

¿Conclusión?

  1. Las cosas pequeñas ayudan a largo plazo.
  2. Invierte en tu catálogo. No te centres solo en los lanzamientos.
  3. Si vas a poner un libro gratis, debes pensar en términos estratégicos. ¿Cómo enlaza tu libro a tus demás libros? ¿Hay enlaces a tu lista de correo, a tu plataforma? ¿Hay referencias a tus otras obras?
  4. Poner gratis un solo día (o dos) no sirve de mucho. Sería más práctico hacerlo durante 4 o 5 días, y solo si sabes que puedes conseguir un número muy grande de descargas, sin grandes picos descendentes al final. Piensa que si cada descarga tiene un valor de 1/100 para la lista de popularidad de Amazon, tendrás que conseguir 500 descargas bien distribuidas para superar a la persona que acaba de vender 5 de sus libros a buen precio. Eso es una barbaridad.
  5. Por otro lado, tener un libro gratis durante varios días resta valor a ojos de tus lectores potenciales. Cuanto más tiempo esté gratis tu libro, más “barato” parece en general. Así que la maniobra de uno o dos días gratis puede ser ideal para personas que quieren poner un libro gratis como cebo para una serie de libros: consiguen enganchar a su serie sin que el libro pierda demasiado valor a ojos ajenos. Para ellos, es un libro que cuesta dinero, pero aprovechan esta oportunidad única para conseguirlo.
  6. No sé si recomiendo en ningún caso que un libro esté permanentemente gratis. Puedes pensar que es un buen cebo para enganchar a otros libros, pero los libros que siempre están gratis no tienen valor para sus consumidores, que tienen su Kindle repleto de ofertas similares. Lo más probable es que tu libro acabe perdido en la memoria de un dispositivo saturado.

¿En resumen? Pon tu libro gratis solo si puedes asegurar una cantidad grande de descargas a lo largo de 4 o 5 días, manteniendo un mínimo de descargas al día.

¿Y qué ocurre con las series de libros?

Lanzando una serie

Con Crónicas del fin tuvimos otra experiencia interesante, que enlaza con lo anterior: intentamos usar un libro gratis (solo durante días puntuales) como cebo para que la gente comprase los libros siguientes (a 2,99 €). Cuando no estaba gratis, ese libro volvía a ponerse a 0,99 €.

En este proceso hicimos varios descubrimientos de esos que ahora os parecerán evidentísimos, pero en los que no caímos en su momento.

El riesgo de lo gratis, como ya he mencionado, es que la gente descarga mucho pero lee poco. Los que leían El cielo roto, la primera parte de Crónicas del fin, tendían a seguir leyendo (es un conjunto de libros que engancha bastante, por lo general), ¡pero lo complicado era que se lo leyeran para empezar! Al haberlo conseguido gratis, no le daban valor. Incluso a 0,99€ había más posibilidades de que leyeran que si lo descargaban gratis.

Además, como cada entrega siguiente de la serie costaba 2,99 €, estábamos dividiendo nuestro trabajo, sin saberlo, entre dos públicos: el que lo quiere todo gratis y el que está dispuesto a pagar por contenidos de calidad.

—Por favor, Jaime, suelta a ese perro muerto.
—Pero es gratis, mamá, graaaaatiiis.

Como el lanzamiento de los primeros libros de Crónicas se hizo de golpe, Amazon nos ignoró para su lista de popularidad. Las ventas no fueron mal (gracias a un marketing constante) y conseguimos estar en boca de nuestro público, pero en KU apenas vimos lecturas.

Luego retiramos la serie de Amazon porque Alethé nos propuso sacarlo bajo su sello y queríamos llegar a lectores nuevos mediante la distribución nacional en librerías, pero esa es otra historia. De aquí podemos deducir que un buen marketing y espaciamiento de una historia en una serie progresiva puede darte una visibilidad interesante, pero habría ido mejor si hubiéramos entendido mejor el algoritmo de popularidad de Amazon desde el comienzo.

Para nosotros este libro por entregas tomó otro camino al pasarnos a la edición y distribución tradicional, pero me gustaría apuntar que en su momento representaba otra gran ventaja: tener catálogo en Amazon. Es una web que premia a la acumulación de títulos mediante la sección de “también compraron” y “también vieron”. Y si trabajas en una categoría moderada en vez de una categoría gigante (por ejemplo “fantasía urbana” en vez de “fantasía” en general), llenar los primeros puestos con tus libros tiene sus ventajas.

A la tercera va la vencida: Un lanzamiento a 0,99… y a 3,99€

Como bien sabéis, hay miles de guías ahí fuera con procesos de lanzamiento y tácticas de todo tipo. Y cada una es diferente. Lo que está claro es que solo entiendes bien las estrategias que funcionan en Amazon por propia experiencia. Y a veces un poco por casualidad.

Cuando tuvimos todo el follón con los libros de El ciclo de la Luna Roja, nuestro plan era hacer un lanzamiento con el primer eBook, La cosecha de Samhein, a 0,99 € unos días, para luego regresar a su precio original. Y su precio original era 3,99 €, un precio excelente para la cantidad de páginas que ofrece la obra. Los dos segundos libros de la trilogía los pusimos a 4,50€ y a 4,99€, un precio también muy bueno para libros de más de 500 páginas cada uno. Los libros en papel intentamos mantenerlos al precio más asequible que nos permitían nuestros cálculos.

Entre pitos y flautas variadas y malsonantes, los lanzamientos se diluyeron, a lo largo de dos semanas. Había menos ventas diarias que si hubiéramos lanzado todo de golpe, claro, pero había. Y al cabo de tres o cuatro días, el primer libro ya estaba a 3,99€. No parece un buen cebo, ¿verdad?

Pues a Amazon ese cebo le encantó. 3,99 € era un precio estupendo para su algoritmo y comenzó a darnos besitos en forma de recomendaciones a KU. Si bien nuestras ventas han bajado, manteniéndose en un nivel similar a las que tuvo Crónicas del fin en su momento, seguimos recibiendo amor en Kindle Unlimited. Y lo bueno de KU es que la gente LEE. Se termina los libros, no los abandona como las cositas gratis. Si estás en KU es porque lees mucho y te gusta mucho leer. Generalmente, quienes comienzan La cosecha pasan al segundo libro. Y de allí pasar al tercero es inevitable (porque madre-mía-el-tercero-cómo-es).

—¡Por fin llegó, papá! ¡El recibo del mercenario que contrataste para acabar con José Antonio Cotrina como justa retribución por mi sufrimiento con sus libros!
—¡Feliz cumpleaños, cariño!

Por supuesto, hay que seguir alimentando al monstruo que es Amazon, que favorece a los que tienen muchos libros, como ya he comentado. Este mes hemos sacado Lilith, el juicio de la Gorgona y La Sonrisa de Salgari, que probablemente sea otra experiencia distinta, al tratarse de novela corta.

Todo es más experiencia para la base de datos.

Todos esos casos de gente que triunfa autopublicándose en Amazon… si miráis con lupa, no suele ser con su primer libro. Han adquirido la pericia necesaria no solo en la creación de libros mejores y más atractivos para su público, sino para explotar el sistema Amazon de todas las formas posibles.

Yo soy yo y mis circunstancias

Una cuestión que no suele tenerse en cuenta al preguntar por lanzamientos de Amazon es que no hay una respuesta única porque no hay un caso único. Y es por esto por lo que hay tantos libros sobre cómo vender en Amazon… y tan pocos autores que tengan éxito vendiendo en Amazon. ¿Sabíais, por ejemplo, que un tercio de los libros publicados en amazon.com no entran en su clasificación de ventas? Eso significa que hay un tercio de libros en Amazon de los que no se ha vendido ni un solo ejemplar. ¡Ni uno solo!

Una sola fórmula sencilla puede dar resultado a un tipo de autor, pero no a otro. Diría que estos factores son los más importantes:

1. ¿Selectear o no selectear?

Plantéate si te compensa estar en Select y en KU, para empezar. Habría que hacer números con ventas por delante (aunque es difícil estimar estas cosas), pero si eres un autor con gran poderío y poder de convocatoria, y tienes un libro a precio alto pero con pocas páginas, a lo mejor no te compensa perder alguna venta a cambio de muchas lecturas. Sobre todo en el mercado americano, donde las plataformas alternativas y la venta directa online pueden ser una alternativa viable (y más inteligente a largo plazo) a la exclusividad con Amazon, evidentemente KU no te interesa en absoluto. Aquí en España, me temo, la decisión es distinta.

Aquí en España, un libro corto que traiga muchas ventas podría ser mucho más rentable fuera de Kindle Unlimited (por ejemplo, mediante ventas directas desde tu propia web) pero yo diría que, con un buen paginaje, una cantidad alta de ventas te trae chicha de la buena en KU, siempre que sigas el proceso de lanzamiento adecuado. Un préstamo de KU no es una venta que pierdes, porque esa persona ha elegido un libro que tenía disponible (probablemente habría pasado de comprar tu libro si no). Y recuerda que las lecturas de KU hacen que subas en la clasificación de ventas también, lo que proporciona mayor visibilidad.

Llame ahora y consiga esta pizarrita llena de flechas a un precio único. ¡Visibilidad para su autoficción neoliberal metafísica garantizada! ¡Más ventas para su novela romántica de topos! ¡Mejores visitas para su recopilación de poesía sufí! (Incluye persona que lo acompañará con la pizarra a todas partes y la mantendrá siempre estratégicamente colocada tras su cabeza. ¡Llame ya!).

En este artículo hablo, sobre todo, de cómo aprovechar los algoritmos de Amazon estando inscritos en Select. Si tienes una buena plataforma, puedes plantearte hacer venta directa y pasar de la exclusividad con Amazon, pero esa es una decisión compleja que dejaremos para otro día.

2. ¿Cómo de chachi es tu plataforma?

Pregúntate si tienes una plataforma y visibilidad online con una buena estrategia de marketing. Ten en cuenta que Amazon no venderá tu libro por ti, a no ser que pertenezcas a un nicho muy específico dentro de un género en alta demanda. Es por esto por lo que el esfuerzo de marketing de un autor de romántica, por ejemplo, puede conseguir resultados mucho más rápido que el de un autor de autoficción o de terror.

3. ¿Cuántas ventas estimas que puedes conseguir?

Piensa en los compradores potenciales de los que ya dispones. Teniendo en cuenta el recorrido de El ciclo de la Luna Roja, un libro que en la industria tradicional ya había superado las 15000 ventas en su amplio recorrido (un longseller donde los haya, que pasó por varias editoriales), sabíamos que alguna venta iba a caer. No es lo mismo vender eso que un libro de un autor que nadie conoce.

¿Qué conversión tiene tu lista de correo? ¿Qué movimiento real tienen tus redes? ¿Tienes datos que te permitan estimar ventas aproximadas de tu obra?

4. Cataloguito, catálogo o catalogazo

¿Cuántos libros tienes ya en Amazon? Poner un libro gratis y conseguir lecturas no sirve de nada si no lleva a nada más. ¿De qué sirve que alguien te lea si luego no hay más libros tuyos que comprarse ni una lista de correo a la que apuntarse para enterarse cuando saques más? Te leerá y, por mucho que le guste tu libro, te olvidará. Y cuando saques tu segundo libro tendrás que empezar de cero.

Qué estrategia seguir con tu primer libro

Es por todo esto por lo que tengo la opinión (sí, de las pocas que tengo, pero seguramente sea discutible) de que el primer libro no es importante y que no merece mucho la pena comerse la cabeza con lanzamientos gratis en ese momento. Si es tu primer libro y apenas tienes seguimiento, no vas a conseguir hacer las ventas suficientes para gustar a Amazon, y el valor de lo gratis en la lista de popularidad de Amazon es minúsculo.

Mejor prueba esta estrategia básica:

  1. Pon tu libro a 0,99€. ¿Te has preocupado de ir construyendo una plataforma decente de público objetivo? Lleva todo tu público a ese libro, pero intentando espaciar tu promoción a lo largo de unos días.
  2. Observa tu posición en la clasificación de ventas y categorías. Cuando notas que ya empiezas a bajar poco a poco y que pierde visibilidad, sube tu libro a su precio “oficial”.
  3. NO pidas a todos tus amigos y familiares que lo compren (eso se va cargar las recomendaciones posteriores de Amazon, ya que no son tu público objetivo) y trabájate sobre todo la colocación del libro (palabras clave y categorías, ¡descripción!, una cubierta perfecta para tu público objetivo…).
  4. Consigue que te dejen reseñas bonicas.

Insisto: en estas circunstancias, una promoción gratis no te servirá de mucho. A corto plazo conseguirás descargas, pero ya hemos explicado por qué esas descargas no te ayudan tanto como querrías. Si, como suele ser habitual en el lanzamiento de un primer libro, tu plataforma es pequeña y te conoce poca gente, la estrategia de lo gratis no te va a ayudar: tus descargas no serán suficientes para que Amazon te dé la visibilidad que buscas.

Con tu segundo libro ya verás mejores resultados, uses la estrategia que uses, ahora que Amazon tiene otro libro tuyo que recomendar, siempre que este tenga al mismo público objetivo, ¡no lo olvides! Solo quieres que te deje reseñas y te compre tu público objetivo, porque su comportamiento en Amazon influirá en la sección de “también compraron…” y ahora que empiezas a acumular libros te interesa que tus otros libros (y otros libros de tu sector) salgan ahí, no el libro de jardinería que compró tu madre o el calendario Pirelli de tu primo. A Amazon no le gusta nada esa confusión, por razones de mala conversión en las que es muy largo entrar aquí, pero creedme. Así que más te vale haber ido aumentando tu marketing y plataforma desde que sacaste tu primera obra.

Tras las veinte horas dedicadas a obtener la foto perfecta para su cuenta de autora en Instagram, Clara recordó que también debía escribir un libro.

De hecho, en Amazon, la única función de tu primer libro es vender el segundo. Y el segundo es el que realmente venderá al primero. Y el tercero venderá a los dos. Tal cual.

Si haces las cosas bien, claro. En cualquier caso, es importantísimo que sepas que Amazon recompensa a la acumulación de títulos, si sabes gestionar bien tu catálogo y tu público. Es muy raro que un primer libro de un autor desconocido sea un exitazo, por muchas razones. Pero no es tan raro que un autor que a ti a lo mejor ni te suena se consiga unos ingresillos decentes apuntando a un público muy específico con una cantidad interesante de libros acumulados en esta plataforma.

Listo. ¿Pero qué hacemos cuando ya hemos lanzado un libro o dos, cuando ya hemos hecho crecer un poquito nuestra plataforma de lectores?

La estrategia ideal para quienes ya han crecido un poco

Si eres un megaventas tremendo y lo sabes, adelante, pon gratis tu libro durante 5 días y espera que KU te recompense. Pero la mayoría de los mortales no lo somos y puede que no lleguemos al mínimo de descargas que harían falta para que Amazon recompense a la larga una estrategia de libro gratuito.

Así que me gusta la estrategia general que propone David Gaughran, que es la que a nosotros también nos ha dado los mejores resultados. Recuerdo que no es recomendable para el lanzamiento de tu primer libro: necesitas una cantidad mínima de ventas para poder espaciar bien el proceso.

  1. No lances tu libro de golpe. Divide el lanzamiento en 4 o 5 días para que los algoritmos de popularidad de Amazon tengan tiempo de valorarte y hacer su magia. Por ejemplo, si tienes una lista de correo, segméntala para enviar el correo de lanzamiento por tandas diarias. Utiliza redes distintas cada día. No saturas y creas ventas más “orgánicas”, de las que le gustan a Amazon, en vez de grandes picos que hacen que desconfíe de tu molonidad a largo plazo.
  2. Si en esos 4 o 5 días bajan tus ventas, recurre a anuncios para dar un pequeño repunte. Facebook Ads es una buena opción, si sabes usarlos un poquito (y te recomiendo que aprendas). Si lo haces bien, es dinero que pierdes de entrada, pero que recuperarás de sobra luego en KU.

Evidentemente, aplica esta estrategia solo con libros con una buena cantidad de páginas. Los libros muy cortos no se verán tan beneficiados por las recomendaciones de Amazon a los consumidores de KU. Si tu libro es corto, te interesa más subir rápido en la clasificación de ventas: haz un lanzamiento normal de 0,99 € unos días y sube tu libro al precio original en cuanto empieces a bajar en los rankings de ventas. Puedes lanzar el libro a lo largo de un día o dos, para obtener el mayor impacto posible en estas clasificaciones.

¿Y si no estoy en Select?

Si no estás en Select, sí que puedes usar la estrategia de poner gratis tu libro para obtener visibilidad en los primeros días, ya que KU te importa un comino. Si no te conoce absolutamente nadie, puede ser un modo de colarse en algunos kindle (y rezar por que alguien te lea y le guste), pero siempre tienes el peligro de atraer al público incorrecto y que eso se refleje en mala conversión para Amazon y en malas reseñas.

Personalmente recomiendo más lo del apartado anterior: lanza tu libro a 0,99€ y súbelo cuando empieces a bajar en la clasificación de ventas.

Un apunte final:

Siempre digo que si algo no está funcionando en tus ventas, puede ser por muchas razones. Sí, los procesos de Amazon son complicados y tienes que dar en el clavo desde el día uno de lanzamiento de cada libro para que funcione. Pero encuentro que el mayor problema suele ser que hay un mal marketing detrás, sobre todo el que se produce cuando no estamos enfocando nuestro producto al público adecuado. Esto lo leemos en todas partes y sin embargo no registra, no nos entra en la cabeza. Lo entiendo bien, también me ha pasado. Durante mucho tiempo vendí mis libros de ficción desde la plataforma de Gabriella Literaria (que es para escritores, no para lectores de fantástico, aunque evidentemente se pueden solapar) por la sencilla razón de que no me daba la vida para crear otra plataforma aparte.

No obstante, la cruda realidad es que a tus lectores no les importa que tengas tiempo y energía para crear dos plataformas. Ellos quieren lo que quieren, igual que Amazon.

Y Amazon lo que quiere es llegar al público objetivo para cada libro, porque cada persona interesada en un tipo de libro, que llega a ese tipo de libro, es una persona que descargará o comprará, que se emocionará con ese trabajo y dejará reseñas positivas de una obra que ha hecho que sienta algo, que ha recibido un enriquecimiento personal.

Bueno, vale, igual a Amazon lo del enriquecimiento personal se la refanfinfla. Pero es una consecuencia maravillosa de acertar con tu marketing, tus algoritmos y todo lo demás: llegar a los lectores que merecen la pena.

¿No era eso lo que tú también querías?


Nota 1: Repito que toda esta información son cábalas que hacemos los que experimentamos con Amazon: yo no garantizo nada con todo esto y, sinceramente, cada vez que pienso en los algoritmos estos me duele la cabeza. Si habéis tenido experiencias que no coinciden en absoluto con lo que comento por aquí, me encantaría que las compartierais (pero tened en cuenta que no nos valen ejemplos de hace unos años, ya que los algoritmos respecto a lo gratis han cambiado mucho desde entonces).

Nota 2: Gracias a mis queridos mecenas por hacer posible este artículo. Si quieres unirte a gente tan generosa y estupenda como Pamela RojasJorge del OroCarlos S. BaosMay Quilez, Eduardo Norte, Carla CamposAdela Castañón, Anabel Rodríguez, Daniel Hernández Alcojor Álvaro Arandave a Patreon y dame amor del bueno. También puedes apoyarme comprando cualquiera de mis libros.

Nota 3: Si quieres artículos exclusivos que no salen en este blog, apúntate a mi lista de correo. Mando pocos correos (un correo o dos al mes como mucho) y te aseguro que están llenos de información útil para escritores.

También tengo una lista que es solo para lectores de género fantástico.


Créditos:

  • Foto de hombre desesperado con Amazon por Just Dance en Shutterstock.
  • Imagen de amables gentes de campo con grados avanzados en predicciones librísticas, por Shootdiem en Shutterstock.
  • Foto de chica que se abanica atribulada por Antonio Guillem en Shutterstock.
  • Imagen de billetes tirados al retrete por Alan Poulson Photography en Shutterstock.
  • Foto de mercado muy saturado de libros por Sihasakprachum en Shutterstock.
  • Imagen de niño llorando porque el perro es gratis por Kamelia Ilieva en Shutterstock.
  • Foto de gente feliz con un recibo por fizkes en Shutterstock.
  • Imagen del señor de las flechas por gpointstudio en Shutterstock.
  • Foto de instagrammer escritora por Maksym Azovtsev en Shutterstock.
  • Imagen de cabecera con globos por HappyAprilBoy en Shutterstock.

6 comments

  • Piper Valca

    marzo 22, 2019 at 5:55 am

    Gran artículo, como siempre. En cuanto a mis obras he jugado con los días gratis y me ha ido muy bien con el libro de no ficción, que es el que en estos momentos me aporta mayores regalías, a pesar de ser relativamente corto. Lo que creo que me hace falta es jugar un poco con las etiquetas y las palabras claves, pero me pondré en esas. Muchas gracias por tu aporte, Gabriella. Se comparte, se comparte.

    Reply

  • Nohora M. Parga

    marzo 24, 2019 at 12:13 pm

    ¡Gracias, Gabriella! Yo tengo dos libros publicados en Amazon y con el lanzamiento del segundo me di cuenta de que Amazon no reporta el número real de libros vendidos. Lo supe cuando las amigas comenzaron a enviarme fotos con los libros comprados en distintos países/mercados y las ventas no aparecían en los reportes. Así, un montón. Escribí a Amazon y ¡me pidieron los números de pedido! Los conseguí, se los envié y aún no han actualizado los reportes. Por supuesto, no me han pagado las regalías correspondientes. Hay un grupo en FB KDP Problems (en inglés) con muchos escritores que han reportado el mismo problema. Lo creó Jeanne Hugg (twitter). ¿Habéis contrastado las ventas reales/reportadas?

    Reply

  • Laureano Maya

    marzo 24, 2019 at 9:20 pm

    Hola, Gabriella.

    Gracias por tomarte el tiempo y dejarnos estas recomendaciones, se que a todos no nos cala, ni se acomoda a cada escritor, pero si que vale la pena tener esto en mente.

    Como siempre me sacaste dos sonrisas, con el “mundo mundial” y el “perro muerto gratis”

    Saludos.

    Reply

  • Jordi

    abril 2, 2019 at 11:35 am

    Cómo me alegra que no seas de las que respondas con un si o un no y lo veas todo “en un borrón absurdo y terrorífico de marrón cutre” je je.
    Como siempre, una entrada perfecta, amena y tremendamente útil. ¡Muchas gracias!

    Reply

  • Maria Ester

    abril 5, 2019 at 7:12 am

    Felicitaciones!
    Vamos por mas!
    Genial e infinitas Gracias!
    Saludos y ya tienes una invitacion
    a Buenos Aires,seras nuestra VIP.

    Reply

  • José de Cádiz

    abril 8, 2019 at 8:16 pm

    Les voy a contar mis impresiones sobre los libros GRATIS. Pienso que si no se vendieron es porque no vale la pena leerlos. Que la obra es aburrida o el autor bisoño. En suma nada interesante. Puedo estar equivocado, y simplemente no lo compran, porque tiene un título poco ingenioso. Hay que tomar cursos para aprender a poner títulos. Es primordial.

    Ahora bien, si una obra se va a vender, no importa el medio. Puede ser en la mejor editorial convencional o virtual. O en la calle, un centro comercial, o en El metro. Todo depende del marketing y también del factor suerte. De la utilidad del producto o si la obra despierta expectativas. Si el autor es popular o poco conocido. Si las estrellas están alineadas. Recomiendo tomar un cursillo de astrología. He investigado el tema y es la ciencia más antigua del mundo.

    Si una obra me seduce con un título, y he leído algo del autor, lo compraré. Solo si el tema me atrapa. Tipo “Papillón”, “El don de la estrella” (de Oug Mandino), o “Lo que el viento se llevó”. Con todo respeto hay tópicos que jamás leo. Grandes señores de la literatura que me dan miedo porque son unos aburridos de primera. De guerras, narcos, o fantasía disparatada, por Ej.

    A mi correo llegan multitud de promociones de libros gratis o muy baratos. Debo decir con toda sinceridad que pocas veces los abro. Sencillamente porque los temas no me interesan. Si un autor empieza por ofrecer su libro gratis es un mal comienzo. El escritor se devalúa ante los ojos de los demás. Debe tener un precio justo, se venda o no. Y si no se vendió, pues tomarlo como un fracaso, y adelante con el siguiente. Todos los escritores lo han conocido.

    Aunque ofrezcan al público que le pagarán 5 dólares a quien los lea no lo harán. Así somos los seres humanos. Estamos llenos de prejuicios e ideas preconcebidas. Somos mal agradecidos por naturaleza. Indiferentes cuando desconocemos el valor de la literatura. Si un escritor nos fascina o aprendemos mucho de él pocas veces le decimos: “Te felicito, porque me transportaste”.

    Pero yo si le digo a Gaby, que me encanta leerla, siempre tan didáctica y profunda. Pero le agradecería que fuera más concisa.

    Un fuerte abrazo.

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.