main

herramientas para escritoreslista de correo

Cómo vender libros con una lista de correo

mayo 27, 2016 — by Gabriella28

scouting-1146330_1920-960x1440.jpg

Si alguien te dice que hay una forma única y definitiva de vender libros, procura no mirarle a los ojos: sin duda estás ante un demente.

Hay muchas maneras de vender libros, algunas más eficientes que otras. A cada autor le puede funcionar mejor o peor una en concreto, pero por lo general la venta no se produce por un único canal y método, sino que es el resultado de una exposición variada.

Para explicarlo mejor, voy a recurrir a términos de marketing. Al fin y al cabo, los libros, por muy maravillosos núcleos de sabiduría, arte y trascendencia que sean, también son productos (si los vendes, claro; si no los vendes y los tienes para restregarte contra ellos, aspirar su delicioso aroma y admirar tu nombre en la portada, eh, yo no soy quién para juzgarte). Y la mercadotecnia se ocupa de intentar hacer que un producto sea visible para su público objetivo.

herramientas para escritoresrecortes

Tres fases para conseguir seguidores sin vender tu alma

mayo 18, 2016 — by Gabriella29

IMG_4836-copy-1-960x1114.jpg

Hace poco leí una entrevista con Danny Iny, bloguero fundador de Mirasee, una empresa de formación para emprendedores. Mirasee insiste en que ellos pretenden “educar a empresarios para que puedan tener impacto en su comunidad y cambiar el mundo”, un mensaje que no es nuevo en el ruido de la blogosfera y del mundo de la formación en línea. Pero hubo una cosa que me llamó la atención, en la descripción de uno de sus vídeos:

seguidores

Las 10 reglas de un negocio visionario

(Y 10 lecciones aprendidas creciendo hasta 40000+ suscriptores, más de 2 millones de euros en ingresos y más de 25 miembros para nuestro equipo, sin perder nuestros valores ni vender nuestra alma).

Independientemente de la moda esta tan cansina (que por desgracia ha llegado a España) del negocio feelgood, donde los perfiles de Sobre mí han de incluir “mi sueño para mejorar el mundo” (¿en serio, producir relojes baratos te ayuda a mejorar el mundo?) y “mi misión es servirte” (¿podrías venir a mi casa y hacerme la colada, por favor?), tiene un gran impacto para mí ese concepto: alcanzar tus metas (aunque sean materialistas) sin perder tus principios.

No porque los principios no puedan cambiar, sino porque los valores que tenemos que son positivos, productivos y empáticos son necesarios para… bueno, básicamente para que el mundo no se vaya totalmente a la mierda en una suerte de distopía neoliberal hipercapitalista de alienación absoluta del ser humano. Algo así como cualquier película de ci-fi chachi romántico-juvenil, pero con gente más fea.

escritoreslibrossorteo

Sorteo de libros de febrero: Clara y la penumbra, y El final del duelo

febrero 20, 2015 — by Gabriella8

383944.jpg

383944

Ya sabéis cómo va esto: vosotros os apuntáis a mi lista de correo y yo sorteo libros.

Y este mes os traigo un regalito muy jugoso. Perdonaréis que llegue un poco tarde (¡ya de febrero queda poco!); ya sabéis que he andado triscando por el norte y trabajando en proyectos variados, pero no falto a nuestra cita mensual de sorteo de libros.

Entre ellos, destaca uno del que os hablé la semana pasada. He iniciado una colaboración con LEKTU, la plataforma de venta de productos digitales de la que ya os he hablado en alguna ocasión (y más que me oiréis hablar ahora, claro). Empezamos la semana pasada, y escribí para ellos un artículo largo y extenso y prolongado sobre las 10 cosas que espero de un ebook. Ahí me dedico a quejarme de todas esas cosillas irritantes con las que me voy encontrando cuando me leo las docenas de avances que leo cada mes para elegir los libros que sorteo. Es realmente un fastidio, porque a veces doy con libros de contenido excelente que no puedo elegir debido a una mala maquetación, corrección, diseño, etc. Es mi intención solo sortear libros digitales que os proporcionen una experiencia lectora agradable.

Aquí os traigo los títulos de los libros electrónicos que sortearé a final de mes en la lista de correo. Os recuerdo que para participar hay que apuntarse a mi lista de correo (para ello solo tenéis que meter vuestros datos en el cuadrito que tenéis ahí, en la columna a vuestra derecha), un lugar espléndido y lleno de maravillas del que no querréis iros nunca (bueno, a lo mejor sí, pero dejad que viva en mi mundo de pis de unicornio e ilusión maltrecha). Si ya estáis apuntados a la lista, no os preocupéis, entráis en el sorteo automáticamente. Y si no sabéis de qué va la lista de correo y qué ventajas tiene, solo tenéis que pinchar aquí.

Sin más dilación, los libros:

ClaraylapenumbraXXLClara y la penumbra, de José Carlos Somoza. Somoza no necesita presentación, ya que es un autor que ha tenido sus triunfos no solo aquí, sino también en el extranjero (hasta ha salido reseñado en Salon). Entrevisté a José Carlos para Lecturalia hace un tiempo, y además he tenido el gusto de coincidir con él en algún que otro acto literario. Tenía ganas de coger alguno de sus libros desde que salió La dama número trece, y le pregunté a una de sus fans, Cristina Macía, cuál era su mejor libro. Cristina apuntó sin dudar a Clara y la penumbra, y allí mismo, en el festival Celsius de Avilés, me lo compré en tochaco, en una edición preciosa de tapa dura, que el autor me firmó in person.

Clara es un libro muy complejo, y hablar de él me resulta también complicado, por la sencilla razón de que hay cosas que amo del libro y cosas que no me gustan nada. Lo curioso es que las partes que no me gustan nada son, a su vez, logros acertados del autor. Esa frivolización del ser humano, ese uso (sobre todo de la mujer) como mero objeto estético y sensorial me resultaba repugnante, y reconozco que me costó mucho empatizar con los protagonistas, tan poco humanos, tan poco como nosotros. Y he ahí el logro, un logro que tal vez juega en su contra: Somoza crea un mundo alienígena, un mundo donde las personas pueden ser lienzos en vez de personas, con todo lo que eso implica. Añádele a eso un asesino en serie, un misterio por resolver, y ya tienes una novela negra muy distinta a todo lo que has leído hasta ahora.

¿Y respecto a lo que me gusta (y mucho) del libro? Dejémoslo en que la prosa de Somoza en este libro es algo extraordinario. Y digo lo de siempre, aunque no os toque en el sorteo, compradlo. Leedlo y disfrutadlo, porque es espectacular.

Como soy una pobre pobre escritora, tendréis que contentaros con la edición del libro en digital, que este sale de mi bolsillo. Ojo: no puedo responsabilizarme de la calidad de la edición en digital, ya que yo tengo el libro en papel y, al regalarlo a través de Amazon, no veré el ebook en sí. Asumo que Planeta hará ebooks medio decentes. Ya me contaréis.

el_final_del_duelo_1192_a4phmCLhMuy diferente es el segundo libro que he escogido: El final del duelo, de Alejandro Marcos Ortega. Elegí este libro por la sencilla razón de que acababa de comerme unos ocho avances de libros repletos de subordinadas larguísimas, adjetivos a mansalva, clichéis a tutiplén, incluso uno que solía decir cosas como aparato volador en vez de avión (MIRAD LO QUE HAGO POR VOSOTROS). Me iban a salir adverbios por las orejas, y entonces me leí el avance de Alejandro. La prosa, sencilla y muy eficiente, me cautivó. Y luego la historia me terminó de secuestrar por completo.

El final del duelo tiene poco que ver con el libro de fantasía medio. Para empezar, ni siquiera tenía muy claro en qué tipo de espacio temporal se movía la obra, y es que las descripciones son escuetas y escasas, con lo que la aparición de determinadas imágenes tiene un impacto muy conseguido. No era fantasía épica a lo medieval, aunque había duelos, y topónimos como Sombraseca, que grita “fantasía con elfos” en voz muy alta. Tampoco era ciencia ficción, ni nada futurista. Hay combates de magia a lo manga o a lo videojuego (o a lo laser tag). Hay personajes femeninos potentes. Hay una historia de amor melancólica e imposible.

Hay gente homosexual. Y bisexual. Y es lo más normal del mundo. A nadie le sorprende.

Esto a muchos os parecerá una tontería y la verdad es que apenas tiene incidencia en la novela. Pero cuando te vas deslizando por la escala de Kinsey como si fuera un tobogán y te pasas la vida leyendo una historia tras otra tras otra tras otra de chico-conoce-a-chica-y-se-besan-muy-heterosexualmente, no os podéis imaginar el aburrimiento. Desde siempre, me he lanzado cual águila feroz sobre libros que trataban sexualidades alternativas de forma respetuosa (y si había sexo, mucho mejor, aunque os adelanto que en la novela de Alejandro es todo muy casto). Casi todo lo que escribo va también en esa dirección, y la falta de buenos personajes no heterosexuales es un tema del que me he quejado muy amargamente en varias ocasiones (de nuevo, en Lecturalia; el escritor de juvenil David Lozano también habla de ello en un artículo muy completo aquí en su blog). Así que encontrármelo sin esperarlo (porque en fantasía, sobre todo en fantasía nacional, es bastante raro) fue la guinda sobre un pastel delicioso.

No todo es genial y maravilloso en El final del duelo. Hay problemillas formales: comas que faltan o sobran, leísmos, repeticiones y alguna que otra frase malograda que podría haberse arreglado fácilmente con una corrección de estilo, aunque seguro que para lectores que no estén tan profesionalmente deformados como yo esto no supondrá ningún problema. La narración, en una muy eficiente y original segunda persona, depende de la reflexión del protagonista y esta puede hacerse también repetitiva, ya que insiste, como es lógico, una y otra vez en sus obsesiones particulares. Pero ninguno de estos peros pueden hacer sombra a una historia realmente notable, a un diseño y maquetación cuidados y agradables, y a unos personajes muy humanos a los que me encantaría ver de nuevo en algún otro texto. Como comenté en Goodreads, me alegra que esta sea una primera novela, porque eso me indica que, con suerte, tendremos mucho más, y seguramente hasta mejor. Enhorabuena a Alejandro por una opera prima francamente digna de admiración (¡y envidia!).

Así que mil gracias a Orciny Press por su buen trabajo en la edición, por arriesgar por una primera novela, y por ser tan tremendamente amables como para regalarme un ejemplar de cortesía en ebook de El final del duelo cuando se lo pedí. ¡Gracias!

En cuanto a vosotros: ahí lo tenéis. Si no estáis apuntados ya, id corriendo, que os podéis llevar estas lecturas de gratis, porque sí. Y si no ganáis, lo dicho: compradlos, que merecen mucho la pena.

 

 

librossorteo

Sorteo de libros de enero: Mobymelville y La guerra de los hambrientos

enero 14, 2015 — by Gabriella0

card-36959_640.png

Bienvenidos todos a otra entrega de Gabriella os regala libros, ¡un serial de indudable éxito que no sé cómo no estáis viendo!

Aquí os traigo los títulos de los libros electrónicos que sortearé a final de mes en la lista de correo. Como siempre, recuerdo: para participar hay que apuntarse a mi lista de correo (para ello solo tenéis que meter vuestros datos en el cuadrito que tenéis ahí, en la columna a vuestra derecha), un lugar espléndido y lleno de maravillas del que no querréis iros nunca (excepto por aquella chica que se dio de baja el otro día. Está claro que su pobre corazón no pudo resistir ante tanta esplendidez y maravilla). Si ya estáis apuntados, no os preocupéis, entráis en el sorteo automáticamente. Y si no sabéis de qué va la lista de correo y qué ventajas tiene, solo tenéis que pinchar aquí.

librossorteo

Sorteo de noviembre – Luna de locos y Perdimos la luz de los viejos días

noviembre 10, 2014 — by Gabriella2

ladyreadingbookTal y como os prometí, arrancamos la semana con un sorteo, además doble. Aquí tenéis todos los datos importantes:

¿Qué se sortea? Dos libros en formato digital (ebook): Luna de locos, de José Antonio Cotrina y Perdimos la luz de los viejos días, de Isaac Belmar. Ambos autores han tenido la amabilidad de cederme ejemplares/descargas de cortesía para el sorteo.

¿Cómo puedo participar? Entrarás en el sorteo de forma automática solo por estar inscrito/a en mi lista de correo antes del viernes 21 de noviembre. El nombre del ganador se comunicará a la lista el lunes 24.

¿Cómo me suscribo a tu lista de correo? Muy fácil, solo tienes que poner tu nombre y correo electrónico en el cuadro de este menú que tienes a la derecha. Si accedes desde móvil o tienes cualquier otro problema para ver el cuadro, simplemente mándame un email a gabriellavc(arroba)yahoo.es con LISTA DE CORREO en el asunto.

¿Para qué sirve esta lista de correo? Para muchas cosas buenas.

¿Vas a sortear dos libros todos los meses? No sé si siempre serán dos. Sortearé un libro cada mes como mínimo entre mis suscriptores, algunos meses serán más.

¿De qué van estos libros y por qué los estás sorteando? Como ya os comenté, quiero sortear y promocionar libros escritos por hispanohablantes que me parezcan realmente interesantes, libros que me hayan emocionado, me hayan hecho reflexionar, me hayan divertido. Libros en los que considero la pena invertir mi muy escaso tiempo de lectura. Sortearlos es una forma de compartirlos con todos vosotros. Eso sí, aunque no ganéis os recomiendo que os deis un paseíto por Lektu y los compréis. Entre los dos no os costarán ni seis euros.

Y ahí van mis explicaciones y notas respecto a ambos títulos:

perdimos_luzPerdimos la luz de los viejos días obtuvo un accésit en el premio Oscar Wilde de novela corta. No sé cómo serían los ganadores, pero sospecho que jugó en contra de esta obra de Belmar el hecho de que metiera la patita en el terreno de la fantasía, y desde luego esta novela corta no encaja en la visión clásica de novela negra. Muchos podréis discutir si es o no fantástico su texto (o si roza más bien un realismo mágico extravagante, cómico en ocasiones), pero utiliza algunas de las mejores herramientas del género para construir su narración.

No quiero hablaros demasiado del contenido, porque creo que es una de esas obras que ganan cuando no sabes nada sobre ella, cuando te va colando sorpresas tras cada esquina. Os diré que el texto funciona a dos niveles complementarios: uno, el de la forma, de lo más engañoso, con una prosa en apariencia coloquial y simple. Otro, el del fondo, inquieto y triste, que se desliza a través de la prosa con un curioso sentido gris de la maravilla. Las descripciones y diálogos son cinematográficos: rápidos, limpios, sin excesos. Y las imágenes son como la buena fotografía: esa luz apagada, extraña, de un mundo muy normal que, sin embargo, es postapocalíptico; esas historias de lo más normales que convierten a un hombre bueno (un hombre triste) en un antihéroe de los bajos fondos y de la venganza. Un perdedor, que dirían los estadounidenses, un quejica cobarde que queremos que gane, sea como sea. Y es que este perdedor quiere ganarle, ni más ni menos, a la propia vida, y para ello tendrá que enfrentarse a las nuevas nociones de sueño y muerte que surgen en un mundo nuevo, un mundo que no murió cuando le tocaba.

¿Tiene defectos el texto? Desde un punto de vista puramente técnico, sí. Encontramos erratas y leves errores de puntuación, pero estos pequeños titubeos no afectan a la fluidez de la lectura (que, por otra parte, es casi líquida, gracias a la melodía llana del texto, el ritmo rápido y ameno, y a un contenido que atrapa desde la primera frase). Algunas ideas centrales se convierten en constantes, algunas reflexiones del protagonista se hacen repetitivas (aunque imagino que esto es inevitable; responden a la propia naturaleza obsesiva de una perspectiva en primera persona). Habría agradecido la presencia de personajes femeninos más interesantes, más allá de las dos secundarias: la mujer idealizada moribunda y la mujer malvada y promiscua. El personaje del economista/abogado, por ejemplo, uno de los mejores secundarios, habría sido una economista/abogada fascinante, aunque entiendo que el entorno en el que se mueve el protagonista no lo habría permitido. La obra no va a pasar el test de Bechdel, pero su corta extensión tampoco permite un gran desarrollo de personajes más allá de la perspectiva del protagonista. Y es por eso por lo que nos encariñamos con este: los secundarios en realidad no importan, lo vemos todo a través de sus ojos, incluso la luz extraña de esos últimos días.

Perdimos la luz de los viejos días es, en resumen, un texto que miente, que engaña con su claridad, que esconde alevosía en cada párrafo. Y os aseguro que lo leeréis de una sentada. Está a la venta en digital aquí y aquí, y en papel podéis encontrarlo en la web de la editorial. Podéis leer sobre su proceso de escritura en la web del autor, que es de lo más recomendable.

luna_de_locos_892_34q3ubFVRespecto a Luna de locos, tengo un problema, y es que tengo por norma no realizar demasiadas valoraciones sobre textos de amigos, familiares o amantes (por lo menos en público). Es Cotrina, qué más os voy a contar. Luna de locos es ciencia ficción cargada de imaginería fantástica; es una historia de heroísmo inconsciente, de revolución no planificada, aderezada de pinturas rupestres, robots obreros, imperios autoritarios, personajes condenados y matemáticos locos. Es precioso y punto. Podéis comprarlo aquí.

Venga, animaos. Estos dos libros pueden ser vuestros. Si no estáis apuntados ya, tenéis hasta el día 21 para hacerlo y entrar en el sorteo. Yo diría que merece la pena.

librosofertaspremiosorteo

Cinco razones por las que deberías apuntarte a mi lista de correo

noviembre 5, 2014 — by Gabriella9

mailbox-341744_640Como se ve que esto de las listas le gusta a la gente*, lo de mi nueva lista de correo os lo voy a explicar en cinco puntos.

¿Por qué debería apuntarme a tu lista de correo, Gabriella?

1. Porque recibirás, de forma nada pesada (cada dos semanas), una actualización con los artículos publicados. No tendrás ni que acordarte de que ando por aquí, ya me ocupo yo de decírtelo, y tú ya miras los artículos y ves si te interesan o no.

2. Porque si eres escritor es la mejor forma de estar al tanto de cualquier oferta o descuento especial que tenga para informes de lectura, correcciones y demás servicios relacionados. Para todos los demás, también será el lugar donde os tendré al tanto de anuncios importantes (ofertas en libros, eventos y etc.).

3. Porque si estás saturado y confundido con la gran y caótica oferta de libros digitales (¡y no hablemos ya de los autoeditados, que uno no sabe ni por dónde empezar!) y no sabes con cuál quedarte, yo me voy a ocupar de seleccionar unos cuantos realmente buenos para que te los leas. Y además te los vas a leer GRATIS, porque (y aquí viene lo bueno)…

4. Voy a sortear un libro una vez al mes entre los suscritos a la lista. Los libros serán casi todos de autores hispanohablantes, que hay que promocionar lo nuestro. La mayoría serán digitales, pero puede que caiga también alguno físico para los que habláis de los olores del papel y todo eso. Los digitales serán sobre todo de plataformas como Lektu, porque Lektu mola. No sé durante cuánto tiempo podré hacer esto, pero serán tres meses como mínimo. Aprovechad que ahora mismo la lista es pequeña y las posibilidades son muchas.

5. Porque esto del blog está muy bien, pero el contacto por email también tiene su gracia. Y porque a mí me hace ilusión y porque cada persona que se apunte a la lista contribuye a mi felicidad y a la de mi gato. Y porque si no te gusta podrás darte de baja en cualquier momento.

¿Dónde puedo apuntarme?

Si miras en el menú de la derecha verás un formulario sencillo donde podrás apuntarte fácilmente (te llegará a tu correo un email de confirmación pasados unos minutos). Si tienes cualquier problema solo tienes que mandarme un email a gabriellavc(arroba)yahoo.es

Si ya te suscribiste en su momento a través de WordPress, no te preocupes, te tengo bien apuntadito/a.

————————————–

*Aparte de las razones obvias (facilidad de lectura, entretenimiento y etc.), parece ser que lo de las listas es eficiente por la forma en la que leemos online, la dirección que sigue nuestra vista en una página web, que es en forma de “F”, la forma que tienen, de hecho los artículos formateados como listas. Si es que todo está estudiado…