main

autosuperaciónescribirescritura

El único consejo que realmente necesitas para escribir

diciembre 2, 2014 — by Gabriella24

pencils-21186_1280-960x656.jpg

Muchos recordaréis mi lista interminable de consejos para escritores. Incluí más de 100 consejos de muchas fuentes diferentes y podría haber incluido muchos más.

Todos estos consejos son útiles. Pero 100 consejos son muchos consejos, ¿por dónde empezar siquiera?

Podría deciros que tenéis que analizar seriamente vuestros objetivos y prioridades. ¿Escribís por placer? ¿Escribís para mejorar? ¿Escribís para vender?

Y probablemente eso ayude bastante.

Pero tras mucho leer e investigar al respecto, veo que hay una opinión que se repite entre expertos. El único consejo indispensable para que crezcas como escritor es el siguiente:

escribirescritoresescrituraherramientas para escritores

Cómo escribir mejor: la lista DEFINITIVA. Más de 100 consejos para escritores

noviembre 17, 2014 — by Gabriella47

typewriter-801921_640.jpg

¿Cuántos artículos sobre escritura habéis leído en el último año?

woman-41201_1280No sé vosotros, yo he perdido la cuenta.

Están las listas de consejos de escritores famosos.

Están las listas de consejos de escritores no tan famosos.

Están las listas de los profesores de talleres de escritura creativa.

Está lo que opinan tu cuñado y el vecino del quinto. Y etc.

Otro día hablaré de cómo conseguir aplicar todos los mejores consejos para escribir mejor sin volvernos locos (sobre todo si tenemos en cuenta que algunos pueden ser contradictorios), pero por ahora lo que vengo a ofreceros es una lista larguísima de recursos. La lista (casi) definitiva para escritores. Y digo casi porque nuestra habilidad para decirle a los demás lo que tienen que hacer es infinita, así que esta lista nunca estará completa.

Y de tal modo, al igual que ahora mismo me estoy dando cuenta de que me he dejado consejos fuera, os animo a ofrecer más en los comentarios.

(Recuerda, si te ves agobiado/a con tantos consejos, si no sabes dónde empezar, aquí te dejo el único consejo que realmente te hará falta para escribir).

Allá van:

escribirescrituraherramientas para escritoreshumor y cachondeo

10 caminos por los que la escritura te llevará al suicidio

noviembre 14, 2014 — by Gabriella13

En una entrevista le preguntaron a Cormac McCarthy por qué escribía novela en vez de cuento. Él dijo:

Anything that doesn’t take years of your life and drive you to suicide hardly seems worth doing.

(Cualquier cosa que no te quite años de tu vida y te empuje hacia el suicidio no parece que merezca la pena. Ahí es nada.

El acto de escribir (sobre todo el acto de escribir ficción) tiene componentes emocionales muy poderosos: creas y trabajas, trabajas y creas, entregas trozos desnudos de tu alma para compartirlos con otros. Cuando publicas (o simplemente cuando le das algo tuyo a alguien para que lo lea) no solo ofreces algo que has hecho con tus manos, sino que entregas a otra persona (a la que tal vez ni conozcas) un pedazo de ti mismo. Por otra parte, debido a la gran oferta y a la relativamente escasa demanda de novelas en comparación, el oficio de escritor está tan mal pagado que casi ha pasado al otro lado del intercambio capitalista, es decir, ya casi pagamos porque nos lean (y a veces sin el casi).

Así que asociamos todo tipo de expectativas, emociones y decepciones al hecho de escribir (sobre todo obras largas); es este un acto que puede ser deprimente y turbulento. Por puro humor negro (y algo de catarsis, lo admito) he intentado dar con 10 maneras por las que la escritura podría llevarnos al suicidio (y, de hecho, seguro que algunas lo han conseguido en algún momento. Será por autores suicidas…):

10 caminos por los que la escritura te llevará al suicidio:

1. Dedicarás años de tu vida a escribir una novela. Es tu primera novela y la sangre y sudor de días de trabajo sin fin, de horas robadas a la vida, a la familia, al trabajo y a los amigos finalmente se condensan en esta gran obra (bueno, a ti te parece grande. O no. No lo sabes y la indecisión te está matando). Tras meses de espera, doce rechazos editoriales y treinta ominosos silencios ante tu manuscrito, decides quitarte la vida. No eres nadie, a nadie le importa lo que haces y no publicarás jamás. Tus lágrimas se unen al gran río de llanto de tantos escritores incomprendidos e ignorados.

2. Igual que el punto 1., pero no es tu primera novela. Es la quinta.

3. Participarás en incontables concursos en los que no conseguirás nada. No esperarás a tener la madurez y perspectiva suficiente como para comprender que tus textos eran, en aquel entonces, porquería. Decides quitarte la vida porque todavía eres joven y guapo y no quieres convertirte en un pobre escritor acabado como el del punto anterior.

4. Escribirás el mejor poemario jamás escrito, repleto de una belleza indescriptible, de una sutileza asombrosa. Inventas metáforas sorprendentes, tu texto es pura eufonía. La persona a la que estaban dedicados los poemas lo lee y se ríe de ti. Decides quitarte la vida.

5. Dedicarás años de tu vida a escribir una novela (blablablá, releer punto 1). Tras mucho esfuerzo das con una editorial que te promete éxito y fortuna. Solo tienes que comprar parte de la tirada, pagar la impresión y llevar de mariscadas al editor de cuando en cuando. No recibes ni un euro en derechos de autor, no vendes un solo libro y de repente el editor desaparece. Lo último que oíste fue que estaba viviendo en una mansión en un país del que ni has oído hablar. Decides quitarte la vida; dejas una lacrimógena nota de suicidio (lo mejor que has escrito nunca) que por desgracia nadie ve y que de algún modo inexplicable acaba en la incineradora con tu cadáver.

6. Escribirás tu sexta novela y por fin alguien te la publicará (has tenido más aguante y paciencia que los escritores de los puntos previos). La tirada será pequeña y no leerá el libro casi nadie. Solo habrá una reseña en Internet, eso sí, muy positiva, que te escribió una amiga de tu hermano. A la hora de hacer las liquidaciones, el editor se encogerá de hombros y te dirá que cree que se han vendido cuatro ejemplares. Como eres un poco más inteligente que los escritores de otros puntos, en vez de suicidarte decides cambiar de vocación laboral. Pero estamos en crisis, se te ha pasado el arroz, no consigues nada y te suicidas porque van a desahuciar a tu familia.

7. Escribirás una novela, un poemario, un ensayo, lo que sea. Dedicarás un esfuerzo tremendo a la promoción de tu obra. Tus amigos y familiares dejarán de hablarte porque dicen que has cambiado y te has convertido en un pesado. Por Twitter otros escritores se ríen de ti. Críticos a los que admiras dicen que te has vendido. Internet en general te odia, y tampoco es que hayas vendido gran cosa. Decides quitarte la vida. Nadie va a tu entierro porque creen que es un acto promocional más.

8. Serás fiel a ti mismo y solo escribirás cosas revolucionarias, alternativas y puras. Te mezclarás con bohemios, artistas auténticos y rebeldes sin causa. Te suicidarás como acto de protesta contra el nepotismo del sistema, con el puño en alto y el cuerpo impregnado de gasolina y llamas, frente a la sede de un importante sello editorial.

9. Eres bueno, muy bueno. Demasiado bueno. Obtendrás publicaciones, reconocimiento de tus lectores y un seguimiento feroz de la crítica. Se te ocurre la genial idea de que tal vez sea posible vivir de esto. Mueres lentamente de hambre (no es exactamente suicidio, pero parte de una decisión suicida).

10. Escribirás tu primera novela y será aceptada por una gran editorial. Producirán decenas de miles de ejemplares. Será un fracaso de crítica y venta estridente. Habrá hashtags en Twitter con tu nombre, en Facebook citarán tus terribles frases de principiante, te señalarán con el dedo por la calle. Te suicidas mientras lloras en la bañera, pero ni eso te sale bien. Tal vez, a la quinta, lo consigas. Con eso de suicidarte siempre fuiste más tenaz que con otras cosas.

BONUS DE MUERTE NO SUICIDA. Intentarás toda tu vida escribir la novela perfecta, una novela a la altura de tus expectativas como escritor. Te pasarás años y años y años reescribiéndola. No la publicarás nunca porque nunca estará a la altura. Mueres de viejo/a con una novela incompleta.


¿Demasiado negro? Sí, puede que me haya pasado. Tengamos esperanza y tesón. Para ello podéis animaros un poco con todos los artículos positivos que os ofrezco con buenas herramientas para escritores.

¿Y sabes qué más NO te conducirá al suicidio? Mis libros (creo). Por ejemplo, este:

Lectores aéreos gabriella campbellLectores aéreos (relatos con toques de fantasía tenebrosa): Disponible en Amazon y Lektu (¡solo 2,99 €!). Puedes leer un avance gratuito (para ver si te gusta el estilo y tipo de relato) aquí. También está disponible en papel aquí.

 


 

corregirherramientas para escritores

14 pasos básicos para corregir tu libro

octubre 24, 2014 — by Gabriella24

tool-379596_640.jpg

En un mundo ideal, todos los libros publicados contarían con un buen corrector. Y con un excelente portadista, maquetador y editor, pero no vivimos en un mundo ideal, como demuestran las portadas de muchas obras autoeditadas de romántica:

tumblr_mjv1toc5tS1r4sqyeo1_400
Para más portadas gloriosas de este tipo, visitad http://wtfbadromancecovers.tumblr.com/

Los buenos correctores, sobre todo los de estilo, son caros. Bueno, dejad que cambie esa frase. Una corrección cuesta una suma importante de dinero, más importante todavía para una empresa o emprendedor en un negocio tan competitivo como el editorial. Las buenas correcciones no son caras: si te pones a calcular cuánto se está sacando el corrector por hora (hora de mirar una pantalla llena de texto con concentración absoluta, de darle cien vueltas a la cabeza con cada frase) te sorprenderías de lo mal pagado que está. Pero a ti, editor o escritor, te sigue suponiendo una cantidad importante en total.

Y el escritor medio se pregunta: ¿por qué no puedo corregir yo mismo mi libro? ¡Qué va a saber un corrector de mi estilo? ¡Y si me cambia algo porque es demasiado atrevido, diferente, genial! (Con lo que tiende a demostrar que no entiende muy bien cómo funciona una corrección de estilo, o que está todavía en esa fase inicial en la que cree que todo lo que escribe es perfecto).

Obviamente el trabajo de un buen corrector, que tiene muchos años de estudio y experiencia en corrección, no puede ser sustituido. Pero sí podéis tener en cuenta algunos consejillos de lo más útiles. Son catorce consejos básicos, así que a muchos de los que me leéis, escritores avezados y experimentados, os parecerán fáciles y simplones, pero os aseguro que un porcentaje muy alto de los textos que han pasado por mis manos como correctora (¡o como lectora editorial!) desconocen estos principios. Solo con esto no puedes corregir tu libro, pero creo que, por lo menos a nivel formal, pueden encaminarte en la buena dirección. Y sí, claro que yo también me los cargo de vez en cuando:

arteescribirescriturafilosofando

Queremos siempre lo mismo: las razones por las que todas las portadas son iguales

octubre 3, 2014 — by Gabriella9

book-190034_640.jpg

ID-100243351

Hace tiempo leí un ensayo que explicaba por qué triunfa la música pop. Por lo visto, al cerebro le encanta adelantarse a patrones. Si sabemos cómo va a ir un estribillo, eso (a la mayoría) nos produce una sensación de placer. Es como si le dijéramos al cerebro que es inteligente, que es listo y por tanto sabe lo que va a pasar. Por la misma razón, los spoilers de películas o libros no son tan malos como nos creemos; por esa razón nos suele gustar la música reconocible, la que podemos identificar con rapidez; por esa razón nos gusta que las portadas de los libros sean todas iguales. O por lo menos eso le pasa a la mayoría. A algunos pocos, a los que nos llama lo diferente, lo alternativo, nos debe de funcionar el cerebro de una forma muy distinta, pero en estos momentos no voy a entrar en la razón de eso (si es genético, si se produce por una mayor asimilación de patrones distintos, si se debe a una mayor capacidad de aprendizaje, si simplemente estamos enfermos o etc.). Y aun nosotros estamos, queramos o no, atrapados por la igualdad del sistema, de una forma u otra. No hay más remedio si queremos movernos dentro de él. Podemos escribir en cuneiforme, por ejemplo, pero eso sería, como he comentado en otros artículos, el Arte por el Arte y etc.

Si no me creéis con lo de las portadas, bueno… Yo tampoco lo creía. No tiene sentido. Si en una estantería todos los libros son azules, va a destacar por narices el que tenga la portada roja, ¿no? Pues parece ser que no.

autosuperaciónbeeminderdesafío 92 díasdesafío veranolifehacking

Último día del desafío de verano: Qué he aprendido en 92 días

agosto 31, 2014 — by Gabriella4

Y por fin llegó, el día en que termino los desafíos que me propuse hace tres meses, ese primer día de junio que ahora se me antoja muy muy lejano.

Tengo claro que es muy eficiente mirar lo conseguido en el pasado y, sobre esa información, construir metas nuevas. Así, he analizado cada uno de los desafíos y según los resultados los he adaptado a mis metas para los próximos tres meses. Para ello seguiré usando Beeminder, ya que ha resultado ser una herramiento de lo más útil. También incluiré algunos desafíos nuevos.

Vamos allá:

1. Escribir 60000 palabras de mi novela: Esta la he superado sin mucho problema. Ha costado escribir esas 1000+ palabras al día (durante la semana, en el finde me contentaba con 200+, y no necesariamente para la novela), pero el hábito de la escritura lo tengo bastante asimilado (en diciembre hago dos años ya escribiendo todos los días), así que es solo cuestión de dedicarle más tiempo una vez he empezado. Y lo difícil siempre es empezar. Visto el éxito (¡bieeeeen!), y esas 60060 palabras que le he metido a la novela en estos tres meses, he decidido aumentar un poco más la cantidad para la meta siguiente, a 65000 palabras. Así que ahora la meta es de seis meses (incluyendo los tres ya hechos), para un total de 125000 palabras.

-Escritas: 60060

-Faltan: 64940 palabras

2. Realizar un mínimo de ejercicio a la semana: Nada bien, nada bien. El problema de esta meta es que si estoy enferma, por ejemplo, y no puedo hacer nada, me fastidia completamente la media de progreso. Me ha costado demasiado esta meta, y no considero que la haya superado (los días de enfermedad he tenido que meter minutos que realmente no había hecho. Vale que eso lo había ya previsto en las condiciones, pero la sensación es como de hacer trampa y no me ha gustado nada). Esta meta es obviamente importante, pero para los próximos meses la he reducido (y los minutos a partir de ahora los contaré como los mismos para todo, da igual que esté nadando, caminando o jugando al frisbee).

-Ejercicio hecho: 2135 minutos.

-Faltan por hacer: 1865 minutos.

3. Actualizar el blog tres veces a la semana: Creo que he cogido muy buen ritmo con esta meta, actualizando generalmente tres veces a la semana: una actualización de mis metas, una entrevista y un artículo o relato, así que creo que la mantendré. Lo que no sé es si seguir actualizando con mi progreso a nivel semanal; tal vez debería hacerlo cada dos semanas o cada mes para no aburrir a los lectores y para tener ese tiempo para escribir y publicar más artículos o relatos. Se agradecen opiniones al respecto en los comentarios.

-Actualizaciones realizadas: 36.

-Por realizar: 36.

4. Actualizar a diario MyFitnessPlan: Realmente no le he visto una gran utilidad a esta meta, ya que los días en los que me pasaba me resultaba deprimente contabilizarlos. Lo que tengo muy claro (y para eso sí me ha servido) es que los días en los que me pasaba de calorías eran los que consumía más alcohol, sobre todo si tomaba alcohol en casa. Así que a partir de mañana lunes tengo una meta nueva: no beber en casa durante tres meses. Dejo, claro está, la opción de beber fuera para poder salir de fiesta de vez en cuando, o poder tomarme una cerveza por ahí en los bares en los que escribo y dibujo, que siempre viene bien.

Doy esta meta en concreto por finalizada.

5. Leer más: Esta ha sido sin duda mi meta favorita, y la he superado con creces. Subo el nivel de dificultad y a seguir leyendo: ahora mismo sigo con los cuentos de Cortázar, terminé por fin el recopilatorio de Liu Cixin y ahora estoy con El camino de Delibes (una de esas obras que tenía pendiente) y con Snow Crash, de Stephenson.

-Minutos de lectura: 1465

-Minutos por leer: 1535

6. Participar en más concursos: Esta meta creo que me ha venido bien también, ya que me ha obligado a tomarme en serio mis relatos largos. Tener una fecha de entrega le da una urgencia diferente a la cosa. No he llegado a terminar esta meta por completo (me falta enviar el relato de este mes, ya que estoy trabajando todavía en la revisión), así que en cuanto lo mande me pondré con otro para enviar también en septiembre.

-Relatos enviados: 2.

-Por enviar: 4.

Mañana lunes se iniciarán también mis nuevos desafíos: No beber en casa, pasar menos tiempo en las redes sociales y llevar un seguimiento diario de mis gastos e ingresos. En el caso de esas dos últimas metas, es más bien una especie de recordatorio diario de cosas que tengo que hacer, para que no se me olviden. Pero de eso ya hablaré la semana que viene.

—————–

Podéis ver aquí todas las actualizaciones del desafío de verano, junto con el artículo inicial.

autosuperaciónbeeminderdesafío 92 díasdesafío veranolifehacking

Desafío de verano: Actualización de metas (día 84 de 92)

agosto 26, 2014 — by Gabriella4

Bienvenidos de nuevo a mi desafío de verano, o lo que queda de él. Esta será, seguramente, la última actualización. La semana que viene me centraré en las conclusiones y nuevas metas.

Por varias razones esta ha sido una semana regular, pero he conseguido mantenerme con las metas (por los pelos). Aquí entra, una vez más, la importancia de adelantar todo lo posible al principio de un desafío, cuando la motivación y energía son mayores, para tener algo de ventaja cuando lleguen los días malos (que haberlos haylos).

Para aquellos que no sepan de qué va este reto ni qué es Beeminder, podéis leer el artículo inicial y todas las actualizaciones aquí.

Y ahí va mi progreso hasta ahora:

1. Escribir 60000 palabras de mi novela: La novela ya se acerca a las 100000 palabras. Cuando inicié este reto calculé que terminaría con unas 110000 palabras, lo que sería ya cercano al final del primer borrador. Me equivocaba, y mucho. He tenido que borrar bastante de lo escrito, por lo que, aunque he escrito (casi) las 60000 palabras de la meta, no llegaré a los 110000. Por otro lado, viendo cómo van las cosas, esto tiene pinta de acabar más bien en los 160000… como mínimo. Así que parece que esta meta se va a repetir durante mi próxima entrega del desafío (o algo).

-Escritas: 55989 palabras (so close!)

-Faltan: 4011 palabras

2. Realizar un mínimo de ejercicio a la semana: Este lo llevo al límite, desde luego. Terminado este desafío de verano probablemente vuelva en septiembre a la natación, cuando la piscina buena salga de las manos de los cursos de verano para niños y regrese al sitio al que pertenece (a nosotros los adultos amateurs). Estos días he estado andando bastante, caminando al centro y aposentándome en cafeterías y bares para escribir y dibujar. Me regalaron un libro maravilloso (y digo libro porque es demasiado elegante para ser una libreta) de bocetos para mi cumpleaños, y lo he estado aprovechando:

IMG_20140820_201301910 IMG_20140825_205558704

-Ejercicio hecho: 1985 minutos.

-Faltan por hacer: 200 minutos.

3. Actualizar el blog tres veces a la semana: Lo mismo de siempre: no he actualizado tres veces siempre (a veces dos, a veces cuatro), pero sí he cumplido con el número de actualizaciones en total. La semana pasada actualicé el martes y el jueves, también actualicé ayer (con el relato Nereida) y hoy actualizo de nuevo. Aunque agosto se sigue notando, ya empiezan a coger un poco de ritmo las visitas otra vez. Ya solo me faltan dos actualizaciones para cumplir con mi objetivo.

-Actualizaciones realizadas: 34.

-Por realizar: 2.

4. Actualizar a diario MyFitnessPlan: Como siempre; días en que todo va bien y controlado y días que no. Cuesta mucho volver a cierta disciplina después de un par de semanas de despiporre.

-Actualizaciones realizadas: 79.

-Por actualizar: 6.


5. Leer más: Este está más que superado. Lo de leer por la mañana ha sido un gran acierto. Y por fin me he terminado el recopilatorio de relatos The Wandering Earth de Liu Cixin. He de decir que, aunque el hombre tiene ideas fabulosas, la ejecución no es brillante (los personajes no son más que instrumentos huecos para presentarnos dichas ideas) y yo, que no soy de hard si no hay una narrativa que hile bien la ciencia, no soy fan. En cualquier caso, muchas gracias a Elías de Sense of Wonder por la recomendación y por el aviso de que estaba en oferta en Amazon. Yo diría que a Cixin hay que leerlo, desde luego, pero no en recopilación; mejor en relatos sueltos. El hecho de que el estilo sea siempre el mismo y que algunas de las ideas se repitan o reinterpreten hacen que el lector pueda acabar, como yo, bastante saturado al final. Creo que mantendré esta meta en mi siguiente desafío, me han gustado los resultados.

6. Participar en más concursos: Aquí tengo un problema. Terminé el relato y se lo pasé a un buen lector. El buen lector hizo algunas sugerencias, todas muy cabales, y retomé el relato para modificar algunas cosas. Le pasé el relato a otro buen lector e hizo como mil sugerencias y en ello estoy.

Creo que lo contabilizo como terminado, al fin y al cabo lo está. Es solo que lo estoy revisando por enésima vez y modificando por infinitésima vez. Por ahora lo dejo todo tal cual, a ver si me da tiempo a enviarlo antes de que termine el desafío (aunque la fecha de entrega no es hasta el 30 de septiembre).

-Relatos enviados: 2.

-Por enviar: 1.

¿Y qué hay del próximo desafío? La semana que viene hablaré de ello. Por ahora estoy segura de que mantendré las metas de escribir y de leer (haciéndolas un poco más difíciles), y que también será de tres meses (del 1 de septiembre al 1 de diciembre).

Os dejo con mis enlaces de la semana:

  1. ¿Es mejor madrugar para escribir o trabajar de noche? Depende del autor que seas, como explicó muy bien la genial Maria Popova para Brainpickings en su infográfico (pinchad en la imagen para agrandarla; en inglés).
  2. Javier Avilés hace una relectura de uno de mis libros favoritos, Los inconsolables (Kazuo Ishiguro). Me parece interesantísima su percepción de la narrativa ya conocida, de la experiencia de volver a leer algo posiblemente escrito para ser leído una sola vez.
  3. Una biblioteca flotante sobre el lago Cedar de Minneapolis. Otra sobre el río Hudson, en Nueva York.
  4. ¿Sabíais que Audrey Hepburn tuvo un ciervo de mascota? (en inglés).
  5. Alejandro Quintana habla de los tres errores que te delatan como escritor novato, a mi juicio con bastante acierto (nota para avispados: hay muchos más).

Una vez más, muchas gracias a todos los que habéis leído y comentado en el blog estos días de veraneo.

—————–

Podéis ver aquí todas las actualizaciones del desafío de verano, junto con el artículo inicial.

autosuperaciónbeemindercelsiusdesafío 92 díasdesafío veranolifehacking

Desafío de verano: Actualización de metas (día 77 de 92)

agosto 19, 2014 — by Gabriella0

Bienvenidos a una nueva actualización de mi desafío de verano, que ya iba siendo hora. Lo que iba a ser una pequeña temporada de relax se convirtió en una gran bacanal de, básicamente, hacer poco o nada. Aprovechando que tenía al demiurgo en casa, comimos, bebimos, escribimos, vagueamos y etc. Sobre todo mucho etc.

Con el terrible resultado de que, aunque no me he cargado el reto, he estado bastante cerca. Por suerte tenía bastante adelantado de las semanas anteriores, así que no ha ocurrido ninguna desgracia, pero sí que he andado un tanto al límite. De los días en el Celsius ni voy a hablar porque no acabo. Solo decir que el mejor momento, aparte de la genial espicha de todos los años, fue calentarle la sala a Abercrombie, Rothfuss y Sanderson, en una charla sobre literatura juvenil con Pedro Riera, Javier Ruescas y David Lozano que tuvo lleno total. Y ahí mi foto feliz conforme se iba llenando, aunque en mi fuero interno supiera que solo venían a hacer tiempo antes de que empezara la charla de verdad (léase Abercrombie, Rothfuss y Sanderson*, que nos perdimos ya que teníamos que firmar libros e ir a cambiarnos para la fiesta de disfraces de la espicha.Por suerte, nos comimos todas las de Tim Powers, un auténtico maestro del arte de hablar en público). Tampoco podía falta una foto de los coautores haciendo el tonto vestidos de Reina de Corazones y Sombrerero Loco (el tema de este año era Cuentos y Leyendas):

IMG_20140802_170125653 IMG_20140802_224015861

Justo antes de salir del hotel con el disfraz me pillé un buen berrinche porque me había dejado en casa de nuestros amigos de Santander mi cetro, que, al igual que la cadena de cartas, el collar y la corona, había hecho yo misma. Dejo también detalle de los alfileres que hice para el sombrero del Sombrerero:

cetro

IMG_20140728_191809721_HDR[1]

Para aquellos que no sepan de qué va este reto ni qué es Beeminder, podéis leer el artículo inicial y todas las actualizaciones aquí.

Y ahí va mi progreso hasta ahora:

1. Escribir 60000 palabras de mi novela: La novela ya supera las 90000 palabras, así que estoy contenta. Con el paso, no tanto con la novela. Pero resistiré la tentación de hacer lo mismo que hice con el borrador anterior (también de 90000 palabras) y no la tiraré a la basura. Creo.

-Escritas: 93069 palabras

-Faltan: 8825 palabras

2. Realizar un mínimo de ejercicio a la semana: Este ha sido el que más me ha costado mantener, y de hecho siempre estoy al límite (hoy toca darse caña para recuperar un poco). Nos hemos matado a andar estas semanas, más que nada porque si hay una cerveza fría y una tapa al final del camino las penas y el calor son menos. Lo malo es que como la intención inicial era nadar, puse que lo de andar diera la mitad de puntos. Así que una hora andando al calorazo es el equivalente a 30 minutos de ejercicio en este esquema.

-Ejercicio hecho: 1840 minutos.

-Faltan por hacer: 357 minutos.

3. Actualizar el blog tres veces a la semana: No he actualizado tres veces exactamente, pero sí he cumplido con el número de actualizaciones en total. La semana pasada actualicé el miércoles y el sábado, y ayer y hoy otra vez. Ahora ya volvemos al ritmo normal, y solo me faltan cuatro actualizaciones para llegar a meta. Visto ahora, creo que habría sido más eficiente simplemente cogerme el mes entero de agosto de vacaciones del blog, ya que el movimiento por internet en este mes es mínimo, y no marear a los pocos visitantes que tenía con un ahora no-ahora sí.

-Actualizaciones realizadas: 32.

-Por realizar: 36.

4. Actualizar a diario MyFitnessPlan: Bah. Inútil, completamente inútil. Imposible contabilizar todo lo que nos hemos zampado, así que me he limitado en esas semanas a poner cifras generales. De forma sorprendente, no he cogido casi peso desde antes del Celsius, solo poco menos de un kilo. O he perdido músculo, o ha funcionado todo ese andar al calor y todo ese etc. En conclusión, diría que no es muy útil esto de apuntarlo todo si te estás dando la gran vida. Solo sirve para hacerte sentir culpable, y eso es algo que no debería asociarse a la comida. En desafíos futuros tendré que enfocarlo de otro modo.

-Actualizaciones realizadas: 73.

-Por actualizar: 12.


5. Leer más: ¡Objetivo superado de sobra! Creo que lo reiniciaré, esta vez con unos cuantos minutos más. La costumbre de leer al fresco por las mañanas da sus frutos. Y por fin he conseguido terminarme El engaño de internet, que, creedme, no es moco de pavo. Me he comprado Poor Economics para seguir en la misma línea con ensayo.

-Minutos de lectura: 1055 minutos.

-Minutos por leer: 0 minutos (el objetivo estaba en 850).

6. Participar en más concursos: Terminé de transcribir el cuento que estoy preparando para la antología Alucinadas, pero no sé si al final me habré pasado de extensión. Toca revisar, corregir, reescribir y, si hace falta, recortar. Y a ver si queda algo digno, que espero que sí.

-Relatos enviados: 2.

-Por enviar: 1.

He estado dándole bastantes vueltas a cuáles serán las metas que me pondré al terminar este desafío. Lo que tengo clarísimo es que Beeminder funciona (por si fuera poco, lo tengo también instalado con sus avisos en la tablet y en el móvil). Hay algunas pequeñitas que creo que me vendrán muy bien, como no darle al dichoso botón de snooze y quedarme una hora más en la cama por las mañanas, o realizar un pequeño ritual nocturno para que no se me olviden cosas como la seda dental o echarme crema antes de dormir (con el sol la dermatitis se está portando, pero en cuanto se marche mi piel amenaza con regresar a las andadas). También quiero ampliar el reto de escritura para que sean más palabras, en general, ya no solo para la novela. Me encantaría meterme con alguna realmente chula, como dibujar más o poner en marcha de nuevo Miss Cristal, pero, como siempre, toca seleccionar prioridades y elegir las cosas más aburridas que pueden ayudarme más con mis metas a largo plazo, como escribir, escribir y escribir un poco más.

Os dejo con mis enlaces de la semana:

  1. Parece que entre Google, Yahoo y otras grandes empresas se puso de moda eso de cortar el césped usando cabras. Como dijo un empleado de Google, cuestan lo mismo y son mucho más monas (inglés).
  2. Los diez consejos de Tolkien para escritores, extraídos de sus documentos personales y cartas (en inglés).
  3. La corta pero eficiente guía de James Clear para crear un hábito nuevo (en inglés).
  4. Alfredo Álamo tiene una serie interesante en Lecturalia sobre libros malditos; esta semana habla de Rabia, de Stephen King.
  5. The Guardian dijo en 2010 que los escritores pertenecemos a una de las diez profesiones más asociadas a la depresión. Pues vaya sorpresa. En esta entrevista, la autora Julie Fast habla sobre cómo mantener la disciplina cuando uno está deprimido (para Julie, que es bipolar, esto es el 75% del tiempo). (Ambos artículos en inglés).

Una vez más, muchas gracias a todos los que habéis leído y comentado en el blog estos días de veraneo.

*Me comentan que no, que entre nuestro acto y el de los tres tenores hubo otro de Lauren Oliver. Pues eso, mejor para nosotros.

—————–

Podéis ver aquí todas las actualizaciones del desafío de verano, junto con el artículo inicial.

escribirescritura

Crea regalos para los demás (traducción de Zen Pencils)

agosto 16, 2014 — by Gabriella2

Debo confesar que no he leído todavía a John Green (debo confesar también que cuando un fenómeno se convierte en masivo pierde para mí gran parte de su poder de atracción), pero cuando leí esta cita de su videolog, adaptada e ilustrada por el maestro Gavin Aung Than de Zen Pencils, me pareció realmente inspiradora.

Esto de crear para los demás no implica trabajar gratis, ojo. Pero la idea de crear, de concebir un objeto único y maravilloso con el objetivo de hacer felices a otros, está tan unida a mí y a mis aspiraciones que no puedo dejar de compartir esto con vosotros. Mi traducción está al final:

2013-06-11-johngreen

Todos los días recibo emails de aspirantes a escritores que me piden consejos para mejorar

y este es el único consejo que puedo dar:

No hagas cosas porque quieres hacer dinero

nunca te darán suficiente dinero.

No hagas cosas porque quieres hacerte famoso, porque nunca serás lo bastante famoso.

Haz regalos para la gente

y trabaja duro creando esos regalos, con la esperanza de que esa gente lo aprecie.

Tal vez se den cuenta de lo duro que has trabajado

o tal vez no.

Y si no se dan cuenta

ya sé que es frustrante.

Pero al final eso no cambia nada, porque tu responsabilidad no es hacia la gente para la que creas

sino hacia el regalo en sí.

 

 

 

autosuperaciónbeemindercelsiusdesafío 92 díasdesafío veranoejercicioescribirescrituragatoshábitosleerlibroslifehackingproductividadresumen de la semana

Desafío de verano: Actualización de metas (día 52 de 92)

julio 22, 2014 — by Gabriella1

Y seguimos avanzando en el desafío de verano. Un martes más vengo a contaros qué tal han ido mis metas personales durante la semana. Empiezo asegurando que ha sido una semana tranquila, interrumpida por el inevitable resfriado veraniego (gracias, aire acondicionado del hotel Auditorium). Realmente lo más interesante que me ha pasado esta semana, más allá de todas las cosas desagradables asociadas al catarro, han sido unas croquetas gigantes que nos zampamos entre tres en uno de nuestros bares favoritos y una sardinada que hicimos en casa. El 21, además cumplía tres años con mi pareja y no lo hemos podido celebrar juntos, lo cual es una gran mierda. Digamos que no ha sido mi mejor semana, pero las croquetas y las sardinas ayudan:

IMG_20140717_152453667IMG_20140716_152300113_HDR

Para aquellos que no sepan de qué va este reto ni qué es Beeminder, podéis leer el artículo inicial y todas las actualizaciones aquí.

Y ahí va mi progreso de esta semana:

1. Escribir 60000 palabras de mi novela: Pude recuperar mi buen ritmo estos días. Por el resfriado he trabajado menos en general, pero por lo menos la escritura no se ha visto afectada. Por lo general voy bastante adelantada con esta meta, lo cual me vendrá bien para dentro de poco, ya que estaré casi una semana fuera por el Festival Celsius de Avilés. Durante esos días me dedicaré a escribir relatos en la libreta, como suelo hacer cuando ando de viaje.

-Escritas: 40013 palabras

-Faltan: 19987 palabras

2. Realizar un mínimo de ejercicio a la semana: Con este tengo un problema, ya que el escaso ejercicio contabilizado durante la Wizardcon junto con mi horrible resfriado me han puesto en zona de peligro. He hecho lo posible por lo menos para andar un poco estos días, pero al ver que me estaba poniendo peor al salir a la calle con el resfriado, tuve que tomarme ayer un día de descanso. Tenía en las condiciones de esta meta que podría parar por motivos de salud, así que si veo que no puedo seguiré poniendo minutos “de relleno” hasta que esté en condiciones de empezar de nuevo. Espero poder recuperarlos más adelante.

-Ejercicio hecho: 1125 minutos.

-Faltan por hacer: 1061 minutos.

3. Actualizar el blog tres veces a la semana: La semana pasada actualicé martes, jueves y viernes, también actualicé ayer y hoy actualizo de nuevo. El jueves tuvimos un pequeño despunte con la entrevista a Cristina Jurado, y también parece que gustó el relato de ayer, pero el verano hace que la blogosfera y las redes sociales en general anden de capa caída.

-Actualizaciones realizadas: 23.

-Por realizar: 13.

4. Actualizar a diario MyFitnessPlan: No demasiado mal. Esta semana me he portado razonablemente bien.

-Actualizaciones realizadas: 51.

-Por actualizar: 34.


5. Leer más: Sigo con las mismas tres lecturas, ya que son libros bastante largos (sobre todo el de relatos de Cortázar). En general la costumbre de leer al fresquito por las mañanas ha hecho que lleve una ventaja considerable con esta meta, lo que me vendrá muy bien para los días menos lectores del Celsius. Estoy cerca de alcanzar la meta, así que la semana que viene decidiré si la amplío.

-Minutos de lectura: 800 minutos.

-Minutos por leer: 50 minutos.

6. Participar en más concursos: Sigo pasando a ordenador el cuento que tengo pendiente para enviar a concurso.

-Relatos enviados: 2.

-Por enviar: 1.

Tenía pensado iniciar alguna meta nueva esta semana, pero al ver lo que me costaba mantenerlo todo al día estando enferma, y todo el trabajo que se me acumula con varios proyectos, creo que lo dejaré estar por ahora.

Os dejo con mis enlaces de la semana:

  1. Álvaro. G. Escudero resume en su blog literario la conferencia que dimos José Antonio Cotrina y yo en la Wizardcon. Mil gracias a Álvaro por asistir y por tomarse la molestia de reseñar nuestro trabajo.
  2. Uno de los cuentos que más me ha fascinado desde siempre es el de la Reina de las Nieves, de Hans Christian Andersen. Katherine Roberts habla del cuento y de la interpretación que ella misma le da (del paso de niña a mujer de Gerta, a través de las estaciones del año y de la vida) en su blog, usando para ellos las ilustraciones del mismo libro que yo tenía de pequeña. Siempre me ha encantado el trabajo de Errol Le Cain (que además tiene un nombre la mar de chulo).
  3. Tras tanto hablar de lo que debe hacerse para escribir una novela, siempre es divertido leer sobre lo que debes hacer para NO escribir una novela, como nos explica Alejandro Gamero en La piedra de Sísifo.
  4. Alfredo Álamo nos da algunos consejillos en Lecturalia para documentarnos al escribir.
  5. Y, para finalizar, una lista de diez grandes artistas con sus gatos.

Una vez más, muchas gracias a todos los que habéis leído y comentado en el blog estos siete días. Hacéis que merezca la pena.

—————–

Podéis ver aquí todas las actualizaciones del desafío de verano, junto con el artículo inicial.