entrevistasescritores

Entrevistas relámpago a escritores (33): Eduardo Vaquerizo

marzo 26, 2015 — by Gabriella5

main

entrevistasescritores

Entrevistas relámpago a escritores (33): Eduardo Vaquerizo

marzo 26, 2015 — by Gabriella5

¡Es jueves!

Los jueves son sinónimos de muchas cosas: de que se acerca el fin de semana, de que igual va siendo hora de lavarse el pelo y la más importante…

Tenéis una cita conmigo. Conmigo y con mis invitados.

Y hoy le toca a un escritor que os gusta a unos cuantos bastantes: Edu Vaquerizo.

¿Qué era esto de las entrevistas relámpago? Tengo una lista muy larga de preguntas cortas (ahora mismo va por 94 preguntas y subiendo). De allí, usando random.org, selecciono una secuencia de quince preguntas aleatorias, que le entrego al entrevistado o entrevistada. Este (o esta) elige diez de esas preguntas y responde con frases también breves. Al final, hay una pregunta extra que podrá aprovechar para hablar un poco más de sí mismo/a o para vengarse de la entrevistadora (es lo justo). La semana pasada entrevisté a Santi García Albás, y podéis ver todas las entrevistas publicadas hasta ahora en este enlace. Y ahora, vamos a hablar un poco del entrevistado de hoy:

Eduardo Vaquerizo nació en 1967, trabaja de inspector de aviación por las mañanas y de escritor por las tardes. Dicen que algunas noches viste capa y traje ceñido y lucha contra el crímen, pero no es cierto, al menos no hay pruebas fidedignas.

Cegado desde siempre por los cantos de sirena del fantástico en todas sus vertientes, escribe con regularidad para conjurarlas. Ha publicado media docena de novelas, y unos cincuenta cuentos tanto de ciencia ficción como de fantasía, que han merecido diversos premios, entre ellos cinco Ignotus, y que han aparecido en diversas revistas y recopilaciones, tales como Artifex, Solaris, Gigamesh, Antología de la ciencia ficción española (Minotauro 2003), Franco, una historia alternativa (Minotauro, 2006) y Prospectivas (Salto de Página 2012). Sus novelas más conocidas son Stranded (Punto de Lectura 2004), en colaboración con Juanmi Aguilera, Danza de tinieblas (Minotauro 2005), finalista del Minotauro 2005, Ignotus 2005 y Xatafi-Cyberdark 2005, y La última noche de Hipatia (Alamut 2009) Ignotus 2009 y Xatafi-Cyberdark 2009.

Recientemente ha publicado una continuación de Danza de tinieblas, llamada Memoria de tinieblas (Sportula, 2013) donde ahonda en el mundo steampunk y ucrónico creado en el primero, y que ha sido premiada con un Ignotus de novela y otro por la portada. Pronto aparecerá su nueva obra, Nos mienten, publicada por Random House en su sello Fantascy.

Edu es otra de esas personas con las que llevo cruzándome en hispacones, feria del libro y convenciones de todo tipo desde hace unos diez años. Todos los conocidos que tenemos en común dicen lo mismo: no solo es un gran escritor, sino también una gran persona. Y qué decir de su reciente aparición en escena como diseñador de la portada de su propio libro. Como veréis, no está nada mal:

Memoria de tinieblas

ENTREVISTA relámpago A Eduardo Vaquerizo

Eduardo Vaquerizo1. ¿Con qué personaje literario te identificas?

Con Cyrano de Bergerac, aunque no tengo la nariz tan larga, sí comparto con él cierta visión del mundo, apasionada y a la vez tímida. Flaquezas y cobardías extremas frente a decisiones temerarias a veces.

Con la edad estoy más calmado, sobre todo si me tomo mis pastillas, y ya casi no cojo la espada.

2. ¿Es posible vivir de la literatura?

A Vicente Aleixandre en cierta ocasión le preguntaron si se podía comer de la poesía. Respondió que de la poesía no se puede ni merendar. Pues algo así.

En mi opinión es así por una pura cuestión de número de lectores. No hay suficientes como para soportar un número significativo de profesionales de la literatura. No se trata de calidad, oportunidad ni nada de eso. Simple demografía.

3. Si solo pudieras darle un consejo a un escritor que empieza, ¿cuál sería?

Lee.

4. ¿A quién admiras?

Voy a decir una obviedad: a los genios, a los que son capaces de escribir cosas que yo ni me planteo poder llegar a hacer nunca, por mucho que practique. Es algo inalcanzable y me causa admiración. Lem es un escritor que me causa mucha admiración, no solo es una metralleta de ideas brillantes, sino que las engarza unas con otras de manera magistral haciendo literatura.

También me causa mucha admiración la tenacidad, virtud de la que carezco. De hecho mi único superpoder es la inconstancia. También tiene cosas buenas, un inconstante terminal como yo no puede engancharse a nada, somos inmunes.

5. No puedes vivir sin…

Sin mis chicas, Helena y Nati; sin gente, sin cerveza, sin conversaciones, sin mi partida de rol de los domingos, sin frikismos, sin escribir, sin leer, sin ver películas. Me costaría mucho vivir sin ciencia y sin tecnología, sin información, constante, sobre casi cualquier tema. Sin internet casi tampoco. Sin soledad, aunque sea paradójico, tampoco, un rato, de vez en cuando, soledad para sentir que el mundo está aún ahí a pesar del rugido de la cotidianidad.

6. Si escribieras una novela romántica, ¿de qué iría?

Pues… intentaría que fuera una novela romántica pero de verdad, de las del sturm und drag, de pasiones desatadas y racionalidad disminuida, con lo cual no me comería una rosca entre los lectores del género.

7. ¿En qué piensas cuando estás solo en un vehículo?

Normalmente voy en moto a todas partes. Con el tráfico que hay en Madrid, no da tiempo para pensar mucho. Es una de las cosas que más me gusta de conducir una moto, que no puedes pensar, solo actuar. Es mi forma de meditación.

8. ¿Qué cosa te gusta que a nadie más parece gustarle?Nos mienten

Las películas coreanas. Son fascinantes, tienen un cine poderosísimo, pero no consigo hacer proselitismo en condiciones.

9. Un disco que escuches una y otra vez

El Wish you were here, de los Pink Floyd. La banda sonora de Touts les matins du monde, Blue train de John Coltrane.

10. Puedes matar a un personaje de la literatura mundial. ¿Cuál y por qué?

A Madam Bovary, por imbécil e inane.

Pregunta extra (seleccionar opción y contestar):

a) El entrevistado se inventa una pregunta, la hace y se responde a sí mismo.

b) La pregunta la hace el entrevistado a la entrevistadora.

c) Ya he terminado, deja que me vaya a mi casa. Por favor.

Edu elige la b) y me pregunta: ¿Crees que los escritores españoles de género estamos al nivel de los de fuera o nos queda aún mucho trabajo que hacer? ¿Y si es que no, ayudaría que nos dieran más caña con las críticas, al estilo anglosajón, aun críticas duras pero con guante de seda y con humor, al estilo irónico?

Esta es una buena pregunta y merecería, como he hecho en otras ocasiones, un artículo aparte. Intentaré ser breve:

No, creo que no estamos al nivel de los de fuera, sobre todo de los anglosajones. No tanto por una cuestión de calidad, sino por una de cantidad: somos menos, por tanto lo excepcional es también menor; y además hay una tradición muy distinta. Creo que todavía necesitamos más obras que sean nuestras, que se hayan desarrollado de forma orgánica y no a base de querer imitar a los de fuera. Ahora estamos en un punto interesante en que se empiezan, por fin,  a ver a escritores de género españoles que se han criado leyendo a buenos escritores de género españoles (para que digan luego que la literatura juvenil es un género “menor”…), y las voces son cada vez más refrescantes. Siempre tendremos a la estadística de mercado en nuestra contra, eso sí, pero la calidad y una cada vez mayor aceptación del público de lo fantástico pueden hacer que los números se muevan.

Respecto a la crítica, no creo que la crítica anglosajona tenga que ser imitada, y de todas formas no estamos tan lejos de ella. Claro que queda mucho de los que ponen por las nubes ciertos libros solo porque son de autores españoles, pero creo que van a menos. Las webs de reseñas que son burlonas e irrespetuosas, por ejemplo, atraen muchas visitas, cada vez funcionan mejor. Tal vez una crítica más técnica a la que no le falte ironía, como comentas, sería útil para los lectores ya aficionados (y como crítica me parecería la más acertada), pero no va a atraer a lectores masivos que, a fin de cuentas, son lo que necesita el género. Las ventas ya no están tanto en mano de la crítica, sino en las redes sociales y en las plataformas de lectura. Si la suficiente gente compra género, las editoriales se arriesgan más con él y los escritores tienen más oportunidad de hacer algo de dinero. Con algo de dinero la gente se arriesga más, practica más, publica más y la estadística de calidad mejora. De cualquier forma, esta es una percepción muy superficial, y espero poder entrar más en detalle en esta cuestión en el blog en algún momento.

—————————–

Muchas gracias a Edu por sus respuestas. ¡No os perdáis la entrevista del jueves que viene!

5 comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Acepto la política de privacidad. *

Información básica sobre protección de datos:

  • Responsable: Gabriella Campbell
  • Finalidad: Moderación y publicación de comentarios
  • Destinatarios: No se comunican datos a terceros
  • Derechos: Tiene derecho a acceder, rectificar y suprimir los datos

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.